domingo, 2 de junio de 2013

Pequeños paquetes de cabello de ángel




Si hasta el momento las recetas han sido fáciles, la de hoy es, como dice en alguna ocasión El Comidista, para alumnos de EGB o de Primaria o de lo que sea en estos momentos, porque con tanto cambio en Educación una ya no se aclara.


Son unos dulces muy lucidos, que se hacen en un santiamén y los podéis preparar con antelación. Guardados en una lata duran varios días, a no ser que tengas en casa un ratón come-dulces como mi hijo Mario, porque entonces te duran menos de lo que has tardado en hacerlos.


Si utilizas dos paquetes de masa de empanadillas, te salen 32 y si no, la mitad. (qué bien divido). Yo, ya que me pongo, hago siempre dos paquetes.

 Ingredientes:
  • Dos paquetes de masa de empanadillas
  • Un bote de cabello de ángel de 400 gramos
  • Aceite de oliva
  • 100 gramos de azúcar
  • 100 gramos de canela en polvo


Preparación:

Cómo veis en la fotografía la complicación es mínima.
En el centro de la oblea ponéis una cucharadita de cabello de ángel, poco porque no queremos que se salga.
La dobláis hacia el centro y luego hacéis un paquete al que apretáis muy bien los bordes.
¡¡¡UHF!!! ¡Qué difícil!
Mezclar el azúcar y la canela en un bol.


Ponéis el aceite en una sartén y cuando esté caliente, pero sin que llegue a humear, los echáis en tandas de cuatro (como comprobaréis he obviado lo del termómetro de cocina para que no se os quiten las ganas de seguir). Tened mucho cuidado porque se hacen enseguida. Sólo hay que darles la vuelta y sacarlos a un plato con papel absorbente.


Cuando se enfríen un poco, el suficiente para no pelaros las yemas de los dedos, los rebozáis en la mezcla de azúcar y canela. Por cierto, si os sobra de esta mezcla, la podéis utilizar para endulzar un vaso de leche.


Y ahí tenéis el resultado: de nuevo una receta fácil. No, lo siguiente; barata y preciosa a la vista y sabrosa al paladar.
También los podéis freír en la freidora.
El aceite que sobre, como se queda muy limpio, lo podéis seguir utilizando para otros platos.
Son perfectos para acompañar un café o un té.

Para servir estos dulces he elegido un plato individual y la fuente del modelo Sésame spice. Y para la fotografía de los tres pasos de la receta, la fuente Thynea 1. Todo de la casa RAK.


Observaciones:


Para los que nos os guste el cabello de ángel, como es el caso de mi amiga Conchi, podéis rellenarlos con mermelada, pero que esté muy espesa, o con crema de cacao tipo Nutella o Nocilla. Acordaros de no poner mucha cantidad, porque es importante que no se salga ni una pizca del relleno para que no salte ni se nos estropee el aceite.


Otra opción es doblar la masa vacía, freirla y rociarla con miel, como si fuese una especie de pestiño.


Todas las fotografías son propiedad de Francisco Solana. Si te interesa alguna de ellas puedes ponerte en contacto conmigo para obtener mi autorización en micajaderecetas@gmail.com  o en franciscosolanaphoto.blogspot.com  Si no me la pides, no puedes utilizarla. Gracias.

All photographs are copyright of Francisco Solana. If would like to feature my work on your website or blog or you would like to inquire for commercial use please contact micajaderecetas@gmail.com. Thank you!