sábado, 24 de agosto de 2013

Pastel de pollo, cerdo y ternera


Mañana tengo invitados, no tengo ni idea qué hacer de comer, tampoco tengo ganas de calentarme la cabeza, ni de estar mucho tiempo en la cocina… Pues, tranquilos, la receta de hoy es perfecta para todo lo anterior: ya tenéis la idea, se mete en el horno y si la hacéis el día anterior esta muchísimo mejor. Acompañada de una ensalada es un plato redondo.


Uno de los extremos más complicados del blog, además de los técnicos y la complejidad de las fotografías, es, aunque os parezca increíble, elegir la receta. Hay tantísimas por la red que es imposible no repetir, aunque cada bloguero le dé su toque personal, por ello la selección se hace tan complicada. 


Esta vez hemos cumplido la petición de una seguidora, con la que estamos encantados, que nos solicitó un pastel fácil para estos días de verano. Esperamos que le guste, que lo haga y que cumpla sus expectativas. Va por ti, Mari Cruz.


Ingredientes:
  • Dos paquetes de beicon ahumado de 250 gramos cada uno. Te sobrarán algunas lonchas dependiendo del tamaño del molde.
  • Una pechuga de pollo fileteada 
  • 300 gramos de ternera picada
  • 300 gramos de carne de cerdo picada
  • Tres huevos
  • Perejil
  • Tomillo
  • Sal y pimienta


Para la salsa:
  • Tres manojos de cebollino. En los supermercados, normalmente lo tienen envasado en bolsas o cajas.
  • Una cucharada de azúcar
  • Una cucharada de mostaza
  • Ocho cucharadas de aceite de oliva virgen
  • Dos cucharadas de vinagre
  • Sal y pimienta


Preparación:

La fotografía de aquí abajo la hemos puesto para explicaros cómo se ponen la lonchas de beicon. Culinariamente se dice acaballadas y para que no dijéseis al leerlo ¡eso qué es! hemos optado por explicarlo con esta imagen. Por cierto, el cebollino es de adorno.


Una vez dispuestas las lonchas "acaballadas" en el molde, ponéis las pechugas salpimentadas. Si son un poco gruesas, las aplastáis ligeramente con el mazo del mortero, por ejemplo.
Cuando vayáis a comprar la carne, pedidle al carnicero que pase las carnes de cerdo y ternera dos veces por la picadora.
En un bol, mezcláis muy bien la carne con los tres huevos, un poco de perejil picado, el tomillo, la sal y la pimienta y esta mezcla la ponéis encima de los filetes de pechuga de pollo. Aplastáis el relleno, lo cubrís con la lonchas de beicon que cuelgan por los bordes del molde y lo cerráis bien.


Tapáis el molde con papel de aluminio, lo ponéis en una bandeja de horno y lo cocináis, por supuesto en el horno precalentado a 180º, una hora y cuarto.
Pero como lo de los hornos de cada uno es un misterio sin resolver, para saber si está terminado sólo tenéis que destapar una esquina del aluminio y clavarle un palo de brocheta o la punta de un cuchillo. Si no sale agüilla es que está listo.


Una vez fuera del horno le ponemos al molde una tabla (yo tengo una a medida, pero no hay problema si no la tenéis, porque podéis ponerle cualquier cosa que se os ocurra) para que sujete encima dos botes de kilo de lo que tengáis a mano. El caso es que tenga peso encima. Con el peso, lo dejáis enfriar.


Para hacer la salsa sólo tenéis que meter todos los ingredientes en la batidora. La tenéis que probar para la cantidad de sal y pimienta. Esto depende de vuestro gusto. 

Cuando destapéis el pastel, comprobaréis que por encima del beicon se ha formado una capa que se parece al paté y es que es eso precisamente. 


La mezcla de los jugos de la carne y el beicon lo origina. Puedes retirarlo con cuidado con un cuchillo de punta redonda o uno de untar mantequilla y guardarlo para extenderlo en rebanadas de pan cómo hemos hecho nosotros. Esta foto da fe de ello.
Está buenísimo pero no os emocionéis, porque da para poco.


Observaciones:

Con este pastel comen, por lo menos, seis personas a razón de dos lonchas gruesas cada una. Si es plato único.

Se puede tomar tanto frío como caliente. A mí personalmente me gusta más esta última opción.

Esta receta es de un libro de técnicas de cocina que publicó El País en 1997. El pastel lleva los mismos ingredientes, excepto el beicon que lo utilizo ahumado, sin embargo, la salsa, la modifiqué desde la primera vez que lo hice. La original llevaba mucho perejil.

Si la salsa de cebollino os parece muy fuerte podéis sustituirla por una de mostaza o una de queso roquefort. O incluso, si hacéis el pastel para un bufé, preparáis varias salsas y que cada uno se ponga la que más le guste.

Los platos que hemos utilizado esta semana son de basalto de la marca francesa Revol. Son de JOSÉ DÍAZ y los tienen con las bandejas de madera para llevarlos a la mesa.


Todas las fotografías son propiedad de Francisco Solana. Si te interesa alguna de ellas puedes ponerte en contacto conmigo para obtener mi autorización en micajaderecetas@gmail.com  o en franciscosolanaphoto.blogspot.com  Si no me la pides, no puedes utilizarla. Gracias.

All photographs are copyright of Francisco Solana. If would like to feature my work on your website or blog or you would like to inquire for commercial use please contact micajaderecetas@gmail.com. Thank you!