domingo, 9 de febrero de 2014

Mini tartas de verduras y queso de cabra (o sin él)

Después de la quiche de morcilla, otra de mis preferidas es esta con verduras y queso de cabra que hoy he cocinado en formato individual, aunque da lo mismo cómo la hagáis porque los ingredientes son idénticos para un molde de 24 centímetros de diámetro que para seis moldes pequeños. Como sé que hay hambrientos a los que no les gusta el queso, ya os aviso, desde el principio, que es opcional, aunque el sabor que le da el de cabra es único.




Ingredientes:
  • Una lámina de hojaldre fresco
  • 3 tomates grandes y maduros
  • Un calabacín
  • 2 cebollas tiernas
  • Un pimiento rojo
  • 100 gramos de queso de cabra (pero no de rulo)
  • 200 gramos de nata
  • 3 huevos
  • Albahaca
  • Aceite de oliva
  • Sal


Preparación:

Vais a empezar preparando el hojaldre para que esté listo cuando terminéis el relleno, pero antes, debo aclararos que podéis utilizar el hojaldre fresco o congelado. En los dos casos tenéis que seguir las indicaciones del paquete o bolsa que compréis.
Yo he usado hojaldre fresco.
Desenrolláis la lámina y forráis el molde elegido; pincháis el fondo con un tenedor y lo cubrís con papel de aluminio presionando muy bien las paredes para que no se bajen al cocerlo. Lo metéis en el frigorífico unos 10 minutos en la parte que más enfríe.



Cuando pase ese tiempo, lo introducís en el horno precalentado otros 10 minutos a 180 grados. A los 10 minutos lo sacáis del horno, le retiráis el papel de aluminio y lo volvéis a meter otros 5 minutos. Lo sacáis y lo reserváis.
Vamos con el relleno:
Picáis las cebollas y las rehogáis en un poco de aceite de oliva (esto a ojo, pero no os paséis); cuando estén transparentes, añadís el pimiento cortado en cuadraditos, lo freís durante 10 minutos y agregáis el calabacín y los tomates cortados de la misma manera. Sazonáis con sal, añadís un poco de albahaca trinchada (si no tenéis fresca, ponedla seca) y los cocéis hasta que las verduras esté muy tiernas.



Como muchas veces he escrito, a partir de aquí la cocina empieza a oler a gloria bendita.
Mientras batís los huevos en un bol grande, los sazonáis, añadís la nata y el queso cortado en pequeños dados. Una vez estén hechas las verduras, las incorporáis al bol, mezcláis bien y vertéis la mezcla en el hojaldre.



Lo metéis en el horno precalentado a 180 grados en la rejilla de en medio, durante 35 minutos aproximadamente, porque es conocido que todos los hornos no calientan igual. ¡Estad atentos a partir de los 30 minutos! Y, si veis que la tarta o mini tartas están ya con un color dorado precioso, las sacáis del horno.



Observaciones:

Como he escrito al principio de esta entrada, el queso no es imprescindible, pero con él la mezcla está buenísima.
Si tampoco os gusta la nata o sois alérgicos, también podéis quitarla. 
¡Que el queso y la nata no os impidan hacer esta delicia!







Todas las fotografías son propiedad de Francisco Solana. Si te interesa alguna de ellas puedes ponerte en contacto conmigo para obtener mi autorización en micajaderecetas@gmail.com  o en franciscosolanaphoto.blogspot.com  Si no me la pides, no puedes utilizarla. Gracias.

All photographs are copyright of Francisco Solana. If would like to feature my work on your website or blog or you would like to inquire for commercial use please contact micajaderecetas@gmail.com. Thank you!