domingo, 2 de febrero de 2014

Pollo en pepitoria


Se me acumulan las recetas. Esta semana no sabía por cuál decidirme y, haciendo un repaso, me he dado cuenta que de pollo sólo hay dos publicadas en el blog así que he cocinado un magnífico pollo en pepitoria. Os advierto para que os aprovisionéis de pan porque la salsa lo pide a gritos. Ya veréis la de barcos que caen.



Ingredientes:
(para cinco personas)

  • Un pollo de kilo y medio cortado a trozos
  • Una cebolla
  • 100 gramos de tocino
  • 50 gramos de jamón
  • 2 huevos cocidos
  • 2 cucharadas de almendras tostadas y picadas
  • 6 cucharadas de aceite
  • Un diente de ajo
  • Un vaso de caldo de pollo o de agua
  • Un vaso de vino blanco
  • Sal y pimienta blanca



Preparación:

Antes que nada, y después de tener todos los ingredientes preparados, ponéis a cocer los huevos. Mientras, sazonáis los trozos de pollo con sal y pimienta blanca. En una sartén calentáis el aceite y doráis el pollo. Si os falta aceite, ponéis un poco más.
Conforme se vayan dorando los trozos de pollo, los pasáis a una cazuela.




En el aceite que quede en la sartén sofreís la cebolla cortada a plumas, el tocino y el jamón cortado a cuadraditos y el ajo prensado. Cuando todo esto coja color, le agregáis el vino blanco y el caldo de ave o agua y lo vertéis sobre el pollo que está en la cazuela.




Rectificáis el punto de sal y lo dejáis cocer 20 minutos a fuego medio.
Tenéis tiempo ahora para hacer una pasta en el mortero con las yemas de los huevos cocidos y las almendras (si no están tostadas, podéis hacerlo en el horno o en el microondas, pero es más fácil si ya las compráis así).





Cuando pasen los 20 minutos, bajáis la temperatura al mínimo, añadís esta pasta al guiso y movéis la cazuela para que la salsa ligue bien.
A los diez minutos, le agregáis las claras de los huevos picadas y rematáis con otros cinco minutos. ¡Listo!





Observaciones:

Si no tenéis pimienta blanca, no pasa nada; negra y punto.
Este pollo hace una pareja perfecta con patatas fritas, ahora bien, no las uséis congeladas, por favor. Ya que os habéis metido en la cocina y guisado este pollo espectacular no lo desgraciéis. Si no tenéis tiempo de freír patatas, optad por una ensalada.
Si no queréis encontraros huesos, podéis utilizar pechuga de pollo, pero no es lo mismo.



Para esta sesión de fotografías hemos contado de nuevo con la fotógrafa Pilar Galindo. ¡Gracias!




Todas las fotografías son propiedad de Francisco Solana. Si te interesa alguna de ellas puedes ponerte en contacto conmigo para obtener mi autorización en micajaderecetas@gmail.com  o en franciscosolanaphoto.blogspot.com  Si no me la pides, no puedes utilizarla. Gracias.

All photographs are copyright of Francisco Solana. If would like to feature my work on your website or blog or you would like to inquire for commercial use please contact micajaderecetas@gmail.com. Thank you!