domingo, 23 de marzo de 2014

Alcachofas con almejas y ¡viva la primavera!

Pues eso precisamente, que viva la primavera. Que no me gusta el invierno y que adoro el buen tiempo que hace ya en esta zona del sureste de España. Las margaritas de las fotografías son las primeras que cojo esta temporada y estoy feliz porque significan que ya están cerca los días más largos, los paseos por la playa con los pies descalzos y  el destierro de las medias hasta el otoño que viene. Y qué mejor que celebrar la llegada de esta estación con una verdura magnífica que me gusta en todas sus modalidades: la alcachofa. La receta de hoy es una mezcla campo-mar fantástica. Una vez tengáis peladas y cocidas las alcachofas, la comida la hacéis mientras suena una canción que dure tres minutos. ¡Haced la prueba!




Ingredientes:
(Para tres comensales que coman moderadamente o para dos buenos platos)

  • 2 kilos de alcachofas prietas y duras 
  • 400 gramos de almejas
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1/4 de litro del caldo de cocer las alcachofas
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Perejil
  • Una cucharadita de harina
  • Un buen chorro de vino blanco
  • Agua y sal



Preparación:

Esta receta, es de Martín Berasategui, uno de mis cocineros preferidos. Os aseguro que triunfáis con ella.
Una de las indicaciones que hace Berasetegui es que las alcachofas, en su extremo, deben tener las hojas cerradas sin apariencia de querer abrirse, sin hueco central.



Bueno, vamos a empezar a cocinar:
Cortáis el tallo de las alcachofas, dejándolo de unos diez centímetros unido a su base, y les quitáis las hojas exteriores hasta dejarlas sólo las más amarillas y tiernas. Con la ayuda de un cuchillo muy afilado, peláis la base, procurando quitarle lo mínimo de carne, y el tallo, hasta su extremo, sin llevaros mucha pulpa. Y las cortáis en cuartos.
Conforme las vayáis teniendo limpias, las vais añadiendo a una cazuela donde ya tendréis hirviendo agua con sal. Así, según el cocinero, no se oscurecen (esto a mí no me sucede nunca).



Cuando ya tengáis todas las alcachofas en la cazuela, las tapáis y las dejáis cocer durante 20 minutos. Con la punta de un cuchillo podéis comprobar si están hechas. Las dejáis enfriar en el caldo de cocción.
En otra cazuela o sartén grande rehogáis los ajos picados en el aceite y cuando empiecen a "bailar", sin que se doren, incorporáis la harina, revolvéis con una cuchara y vertéis el vino y el cuarto de litro del caldo de cocer la verdura, caliente. Cuando haya hervido un minuto, añadís las almejas (bien limpias y escurridas) y las mantenéis al fuego hasta que se abran. En ese momento las sacáis a un plato. 
Ahora introducís las alcachofas en la salsa y dejáis que hiervan, tapadas, unos minutos, los necesarios para que cojan calor. Pasado ese tiempo, metéis las almejas, dais unas vueltas a todo y espolvoreáis con perejil por encima.



Observaciones:

Cuidado con las almejas. Ponedlas a remojo con un buen puñado de sal para que suelten la arena, si es que llevan, para que no os arruinen el guiso.






Las platos de esta semana son de la nueva colección de JOSÉ DÍAZ. No me negaréis que son un primor. Tienen unas vajillas ideales. Es el momento para renovar la tuya, si estás hasta las narices de verla.
La de hoy es el modelo BAMBOO.










Todas las fotografías son propiedad de Francisco Solana. Si te interesa alguna de ellas puedes ponerte en contacto conmigo para obtener mi autorización en micajaderecetas@gmail.com  o en franciscosolanaphoto.blogspot.com  Si no me la pides, no puedes utilizarla. Gracias.

All photographs are copyright of Francisco Solana. If would like to feature my work on your website or blog or you would like to inquire for commercial use please contact micajaderecetas@gmail.com. Thank you!