domingo, 27 de abril de 2014

Coliflor gratinada

Si es que el tiempo no corre, vuela. Ya ha pasado otra semana y tenéis ante vosotros la octava maravilla de las verduras: una coliflor gratinada con su jamoncito, sus almendras, su bechamel... Una receta incluida en la lista del menú de la operación anti-lorzas 2014, pero sólo para ir calentando motores. No os iba a poner de sopetón y, tras el pastel ruso de chocolate, una coliflor hervida con un chorro de aceite; me hubiera parecido muy drástico y muy triste. Por el momento voy a ir “adornando” los vegetales hasta que no haya más remedio. Eso sí, la bechamel, muy clarita para no pasarnos.



Ingredientes:
(Mirando la fuente, yo creo que para cinco raciones)

  • Una coliflor de un kilo, aproximadamente
  • 100 gramos de jamón serrano cortado a cuadraditos (podéis cambiarlo por york, pero no es ni mucho menos lo mismo)
  • Un puñado de almendras crudas (unos 80 gramos)


Para la bechamel clarita:

  • 50 gramos de mantequilla o aceite de oliva
  • Una cucharada sopera de harina de trigo
  • 400 gramos de leche (entera, semi o desnatada, depende de las lorzas que os sobren)
  • Sal y nuez moscada.


Preparación:

Si la coliflor es fresca, separáis los ramilletes y los cocéis en agua hirviendo con sal hasta que esté en su punto (unos 20 minutos). En olla rápida, como su propio nombre indica, se hace en cinco minutos desde que sube la válvula.
Si optáis por comprarla congelada, porque os horroriza el olor que desprende esta verdura al cocerla, sólo tenéis que seguir las instrucciones de la bolsa. La dejáis escurrir mientras preparáis la bechamel.



Para preparar una bechamel clara, ponéis en un cazo la mantequilla a fuego medio. En cuanto se deshaga, le añadís la harina y con unas varillas la movéis hasta que se integre en la mantequilla sin grumos. En ese momento incorporáis la leche y seguís moviendo hasta que empiece a espesar. Pero como no queremos que espese mucho, enseguida apartáis el cazo del fuego, probáis de sal y le añadís, si os gusta, un poco de nuez moscada.



Ahora en una sartén sofreís el jamón con las almendras enteras, les dais unas vueltas y los mezcláis con la coliflor. La ponéis en una fuente apta para el horno y le echáis la bechamel por encima. La metéis al horno precalentado a 200 grados con el gratinador unos diez minutos como mucho.



Observaciones:

Podéis acompañar la coliflor con unas rodajas de queso mozzarella, pero es opcional. Desde luego, para los que estáis a dieta, olvidaros en esta ocasión del queso.

Los platos son de la colección Guy Degrenne y los encontráis en JOSÉ DÍAZ y en SEVRES








Todas las fotografías son propiedad de Francisco Solana. Si te interesa alguna de ellas puedes ponerte en contacto conmigo para obtener mi autorización en micajaderecetas@gmail.com  o en franciscosolanaphoto.blogspot.com  Si no me la pides, no puedes utilizarla. Gracias.

All photographs are copyright of Francisco Solana. If would like to feature my work on your website or blog or you would like to inquire for commercial use please contact micajaderecetas@gmail.com. Thank you!