domingo, 29 de junio de 2014

Pastel de merluza


¿A que teneis algunos platos escondidos en el baúl de la memoria que os llevan irremediablemente a la niñez? A mí me ocurre con la receta de hoy. Este pastel de merluza lo cocinaba una tía de mi madre, la tía María Rosa, todos los 26 de diciembre, fecha en la que por tradición familiar comíamos en su casa.
Siempre lo servía adornado con lechuga cortada en trocitos y lo repetía año tras año porque nos encantaba.
Es un pastel delicioso, ideal para cualquier época del año. Me lo estoy imaginando en una cenita de verano con un vino o cerveza bien fresquitos, acompañado de varias clases de pan y una mayonesa casera...



Ingredientes:
  • Un kilo de merluza sin piel ni espinas
  • 6 huevos crudos
  • 6 huevos cocidos
  • ½  kilo de tomate frito “del bueno”
  • Sal y pimienta


Preparación:

Vamos por partes:
Si compráis la merluza fresca,  le pedís al pescadero que le quite la espina y la piel y os saque los lomos y el resto de carne. ¡Qué no tire la espina ni la cabeza! Ya las utilizaremos otro día para hacer un caldo.
Si optáis por los lomos congelados, por ejemplo, compradlos sin piel y los ponéis a descongelar en el frigorífico la noche anterior.
Una vez limpia la merluza, la desmenuzáis en un cuenco, la saláis, le añadís los huevos batidos, los huevos duros cortados en cuadraditos y el tomate frito y los mezcláis todo.
Lo volcáis en el molde que vayáis a utilizar y éste lo ponéis a su vez en una bandeja con dos dedos de agua. 
Lo cocináis al baño María en el horno precalentado a 200 grados, a media altura durante 45 minutos. A mitad de cocción le ponéis un papel de aluminio para evitar que se queme por arriba y, cuando pase el tiempo de cocción, lo pincháis con un palillo o brocheta para comprobar que está cuajado y listo para, cuando se enfríe un poco, hincarle el diente. 
Os garantizo que está exquisito.


Observaciones:

Si compráis la merluza fresca, mejor que mejor, pero si nos atenemos a los tiempos que corren, nos puede servir la merluza congelada.
Podéis cambiar la merluza por otro pescado blanco o por atún en conserva, pero en este último caso ya no será el pastel de la tía María Rosa.
Personalmente me gusta acompañado con un poco mayonesa y que no esté muy frío.
Sobre el tomate, lo que os escribo siempre, si es casero, estupendo, y si vais a comprarlo, por favor, que sea de lo mejorcito del mercado y así el pastel saldrá para un diez.








Todas las fotografías son propiedad de Francisco Solana. Si te interesa alguna de ellas puedes ponerte en contacto conmigo para obtener mi autorización en micajaderecetas@gmail.com  o en franciscosolanaphoto.blogspot.com  Si no me la pides, no puedes utilizarla. Gracias.

All photographs are copyright of Francisco Solana. If would like to feature my work on your website or blog or you would like to inquire for commercial use please contact micajaderecetas@gmail.com. Thank you!