sábado, 21 de junio de 2014

Vasitos de crema de limón


Ya sé que yo soy la primera que hablo de dietas veraniegas y luego me las salto, pero es que no he podido resistir la tentación de compartir con todos vosotros este postre maravilloso, buenísimo, riquísimo y mil cosas más que terminan en ísimo y estas fotografías de Paco Solana y Pilar Galindo, a las que apetece pasar la lengua y eso que me puse a hablar con ellos, se me fue el santo al cielo, me olvidé de programar el reloj de cocina y un segundo más y el merengue se me quema del todo. No obstante, he de deciros que repelamos hasta la última migaja de galleta. Prometo no poner más dulces en unas semanas.


Ingredientes:
(salieron ocho vasitos)

Para la última capa:

  • 100 gramos de mantequilla
  • 100 gramos de galletas (las que tengáis más a mano, pero que no lleven chorradas)
  • 100 gramos de almendras (los alérgicos, las quitáis)

Para la crema de limón:

  • Un bote pequeño de leche condensada
  • 5 yemas de huevo (no tiréis las claras, que las necesitáis más abajo)
  • 200 gramos de zumo de limón

Para el merengue:

  • 5 claras de huevo
  • 100 gramos de azúcar
  • La ralladura de un limón
  • Una cucharadita de pasta de vainilla y, si no tenéis, de azúcar avainillada


Preparación:

Aunque leáis tantos ingredientes, no os asustéis, que es una receta muy sencilla y estoy segura de que cuando la probéis, repetiréis y repetiréis... ya me lo diréis.
Lo primero que vais a hacer es machacar las galletas. A saber: en una picadora, en un mortero, con el robot Thermomix, en una bolsa a porrazos. A vuestra elección.
Una vez molidas, las mezcláis con la mantequilla derretida y las almendras. Ponéis una capa de esta mezcla en el fondo de cada vasito y apretáis bien con una cuchara.


En una fuente de horno con un dedo de agua ponéis los vasitos y la metéis unos 10 minutos a 180 grados (horno precalentado) con la rejilla en medio.
Mientras, mezclamos la leche condensada con las yemas de huevo y el zumo de limón.
Cuando hayan pasado los 10 minutos, sacáis la bandeja del horno y llenáis los vasos con la crema de limón. Dejáis dos dedos para el merengue.



Los volvéis a meter al horno, unos 15 minutos más o menos. La crema tiene que cuajarse. O podéis optar por la versión microondas que os explico en las observaciones.
Ahora batís las claras a punto de nieve con el azúcar, la vainilla y la ralladura de limón. Tienen que quedar muy firmes. Una vez hecho el merengue y sacados los vasitos del horno, le ponéis a cada uno una cucharada generosa de este merengue y los volvéis a meter al horno para gratinarlos. Pero, ¡ojo! nos os pongáis a cascar como yo y se os olvide. No pongo tiempo. En cuanto estén dorados.



Observaciones:

Esta es una versión de un postre que se llama "Lemon pie", por si lo buscáis por la red. Lo podéis encontrar en tarta o de manera individual como el de hoy.

La crema de limón también la encontráis con el nombre de "lemon curd".

Mi amiga de toda la vida Ana (la que, por cierto, está en México dándose a los jalapeños) me enseñó hace, ufff, tanto tiempo, a preparar una crema de limón en el microondas que es una estupenda alternativa a la hecha en el horno.

Ingredientes:

3 huevos
3 limones
La ralladura de un limón, 
Unos 100 gramos de azúcar (hay que probarla porque depende de la acidez de los limones)
175 gramos de mantequilla

Tan fácil como poner en un recipiente de cristal la mantequilla y la ralladura del limón, meter en el micro y calentar unos segundos. Añadir el zumo de los tres limones y el azúcar y calentar hasta que se deshaga el azúcar. Sacáis y movéis con una cuchara. Cuando esté todo mezclado, incorporáis los huevos batidos, removéis y lo metéis de nuevo en el micro a media potencia. Según me recuerda Ana, hay que removerlo de vez en cuando pero espesa enseguida. No sé los minutos porque aquí lo que vale es lo que vayáis viendo sobre la marcha. Una vez haya espesado, la dejáis enfriar y ya tenéis lista una crema de limón para rellenar bizcochos, para el postre de hoy o simplemente para comérsela a cucharadas.


Los botes de cristal son de SEVRES, de la marca WECK y además de servirte para mil preparaciones (mousses, arroz con leche, yogures caseros, helados) son baratísimos (no llegan a dos euros) y un capricho. Yo de ti mañana mismo iría a comprarme una docena.







Todas las fotografías son propiedad de Francisco Solana. Si te interesa alguna de ellas puedes ponerte en contacto conmigo para obtener mi autorización en micajaderecetas@gmail.com  o en franciscosolanaphoto.blogspot.com  Si no me la pides, no puedes utilizarla. Gracias.

All photographs are copyright of Francisco Solana. If would like to feature my work on your website or blog or you would like to inquire for commercial use please contact micajaderecetas@gmail.com. Thank you!