domingo, 13 de septiembre de 2015

Sardinas abiertas

Me apetecía muchísimo cocinar la receta de hoy que encontré rebuscado en la libreta de María Salinas, de quien ya os escribí en la entrada de la tortilla triple, que tenía en mi apartado de pendientes. Se trata de unas sardinas, que ella denomina "abiertas", y que como se hacen en el horno no dejen huella olfativa ni en la cocina ni en el resto de la casa. 



Ingredientes:
(Para dos personas)
  • 6 sardinas
  • 2 patatas hermosas
  • 2 cebollas moradas
  • 2 dientes de ajo
  • 2 huevos
  • Perejil
  • 200 mm de vino de Jerez
  • Aceite de oliva
  • Sal


Preparación:

Primero peláis las patatas y las cebollas a rodajas de un centímetro y cubrís con ellas la fuente de horno que vayáis a utilizar. Primero las patatas, luego las cebollas y encima el perejil y los dientes de ajo troceados. Un buen chorro de aceite, sal y el vino de Jerez y lo metéis en el horno precalentado unos 20 minutos a 200 grados o hasta que estén casi asadas las patatas y las cebollas.
Sacáis la fuente, y ponéis las sardinas abiertas por la mitad, sin cabeza y sin raspa. Alternándolas: una con la piel hacia a arriba y la otra hacia abajo. Así con las seis. Esta forma de ponerlas sería un capricho de la autora de la receta y yo lo he cumplido al pie de la letra. 
Una vez puestas las sardinas, otra tanda de ajo y perejil  y volvéis a meter la fuente en el horno 10 minutos. En cuanto estén las sardinas, sacáis la fuente le echáis los huevos batidos y de nuevo al horno hasta que se cuajen. En 5 minutos más tendréis un plato deliciosoooooo. ¡Os lo aseguro!




Observaciones:

He puesto cebollas moradas porque me las trae mi padre de una amigo suyo que las cultiva él mismo y están dulcísimas y buenísimas. Vosotros podéis poner la clase de cebolla que queráis.

Si no tenéis jerez, utilizáis vino blanco.

Precisamente nos vamos a tomar estas sardinas con un albariño Gran Novás 2013 de mi tienda preferida SOQUM.