domingo, 4 de octubre de 2015

Bizcocho de calabaza y almendras

Mira tú qué regalo tan estupendo para los Pacos, Pacas, Paquitas, Franciscos... que hoy celebran su santo. Un bizcocho de calabaza y almendras que quita el "sentío" de lo buenísimo que está y encima hecho en casa sin ninguna porquería industrial. Hacía tiempo desde la última vez que publiqué uno y qué mejor que este, hecho con una de las calabazas que me trae mi padre de su pueblo. Tenéis que hacerlo.


Ingredientes:
  • 500 gramos de pulpa de calabaza asada
  • 5 huevos
  • 150 gramos de azúcar glass
  • 125 ml de aceite de girasol
  • Un yogur griego
  • 300 gramos de harina
  • Un sobre de levadura
  • 75 gramos de almendras molidas


Preparación:

Lo primerísimo de todo es asar una calabaza: la partís por la mitad, envolvéis las dos mitades con papel de aluminio, las ponéis en una bandeja y la metéis al horno, a 200 grados, aproximadamente una hora. Tenéis que comprobar que esté lista, pinchándola con una brocheta, por ejemplo.
Esta operación "asado de calabaza" la podéis hacer el día anterior a cocinar el bizcocho y así adelantáis.
Y ahora a preparar la receta:
Separáis las claras de las yemas de los huevos y batís, por una parte, las claras a punto de nieve y las reserváis, y por otra, las yemas con el azúcar hasta que doblen su volumen.
Sin parar de mover las varillas, añadís a las yemas con el azúcar, el aceite, el yogur, las almendras y la calabaza y, cuando todos los ingredientes estén bien integrados, incorporáis la harina tamizada con la levadura y mezcláis muy bien. 
Por último, añadís las claras montadas con movimientos suaves para que no se bajen. Echáis la mezcla en el molde que elijáis y lo metéis en el horno precalentado a 190 grados unos 40 minutos. A mitad de la cocción, tapad el bizcocho con un papel de aluminio y bajáis la temperatura cinco grados.  Y esto es todo. ¿Veis qué fácil?



Observaciones:

Cuando lo saquéis del horno, dejadlo unos 10 minutos dentro del molde y, enseguida, a una rejilla hasta que se enfríe.

Con la calabaza que os sobre podéis hacer una crema parecida a ésta. Sólo cambia la calabaza, que en lugar de estar cocida está asada.


La fotografía de la calabaza es de Paco Solana

Las calabazas pequeñas y la caja son de OASIS. Pepa se encargó de elegir el atrezzo. Si es que tiene un gusto exquisito.