sábado, 5 de diciembre de 2015

Bombones de queso de cabra by Torreblanca

Los dos últimos meses he llegado raspando al reto Cooking the Chef pero al final lo he conseguido. No quería perdérmelo por nada del mundo -con lo que me gusta a mí el maestro Torreblanca- y ya estoy aquí. He escogido una receta 'aparentemente' sencilla, aunque hay que tener un termómetro de cocina para saber en qué momento la nata y el chocolate adquieren la temperatura adecuada. Pero sin él, también os podéis aventurar a elaborar estos magníficos bombones de queso de cabra.



Ingredientes:
  • 360 gramos de nata
  • 350 gramos de chocolate con leche
  • 350 gramos de chocolate negro
  • 50 gramos de aceite de oliva
  • 50 gramos de glucosa
  • 120 gramos de queso de cabra
  • Una pizca de sal
  • Unos 200 gramos de chocolate de fundir para bañar los bombones

Preparación:

Ponéis la nata a hervir con la glucosa y el queso. Cuando hierva, la retiráis del fuego y, cuando la mezcla esté a 80 grados aproximadamente, la vertéis sobre los chocolates que habréis picado y puesto en un bol.
Cuando la temperatura de la mezcla baje a 35 grados, añadís el aceite de oliva y mezcláis suavemente. Tapáis la mezcla con papel film y la dejáis enfriar hasta que tenga una textura sólida. Y a partir de aquí, empieza la diversión. 
En mi caso, por no seguir las instrucciones de Paco Torreblanca, me aventuré a poner la mezcla en moldes para bombones y me han salido un poco churros.
Torreblaca indica en su receta que se meta la mezcla en una manga pastelera -extremo que cumplí- y que se hagan puntos o cualquier otra forma encima de un teflón o papel film y, una vez fríos, se sumerjan en un baño de chocolate fundido. Hay que meterlos en el frigorífico hasta que se endurezca el chocolate.
Y si lo dice en su receta por algo será. A pesar de que le di bastantes golpes a los moldes contra la encimera para que no tuvieran burbujas, no ha habido manera de que no salgan agujereados. Si es que quién me manda a mí ser desobediente. No he podido repetirlos porque si no, no llegaba a tiempo al reto. Espero que el pastelero no me riña mucho.
De todas maneras, y creo que es lo más importante, están deliciosos, de verdad de la buena.



Observaciones:

Si no tenéis maga pastelera, no pasa nada. Podéis hacer los bombones cogiendo una porción de la mezcla con una cuchara de postre y dándole forma redonda con las manos como se hace con las trufas. Eso sí, deprisa que el chocolate se deshace rápido.

Les he puesto un poco de azúcar glass, pero ni con esas se tapan las imperfecciones.

El resto de recetas del reto Cooking the Chef las podéis ver aquí. Son todas fabulosas.