martes, 5 de enero de 2016

Caviar de berenjena con nueces de Julia Child

El último día, casi a última hora. He llegado al reto al límite, pero es que ha sido un mes muy complicado sin tiempo para recrearme en los libros de Julia Child. Tenía varias recetas señaladas pero al final, como siempre, he escogido una facilísima y a la vez exquisita. Con este caviar de berenjena con nueces, que la cocinera americana denomina La tentation de Bramafam, participo in extremis en el reto Cooking the chef. Aisha, Abril... allá voy.



Esta receta está incluida en el segundo volumen de "El arte de la cocina francesa", de Julia Child, y según la autora es la única que combina berenjena con nueces.

Ingredientes:
  • Una berenjena de un kilo, de pulpa firme y piel brillante, sin manchas. Yo he utilizado dos de medio kilo cada una
  • 200 gramos de nueces picadas
  • 3/4 de cucharadita de sal
  • Un pellizco de pimienta
  • De 1 a 4 dientes de ajo (a vuestro gusto)
  • De 4 a 6 chorritos de salsa de Tabasco (también al gusto)
  • 1/4 de cucharadita de pimienta de Jamaica molida
  • 1/4 de cucharadita de jengibre en polvo
  • De 5 a 8 cucharadas de aceite de oliva


Preparación:

Precalentáis el horno a 220 grados. Quitáis el pedúnculo verde a la berenjena o berenjenas, las colocáis en una fuente plana. Las horneáis de 30 a 35 minutos o hasta que estén blandas al tacto.
Cuando estén hechas, las cortáis longitudinalmente y ponéis la pulpa en el vaso de la batidora. Batís a máxima potencia para hacer un puré y le añadís las nueces picadas, la sal, la pimienta, el ajo, la salsa Tabasco, la pimienta de Jamaica y el jengibre. A continuación le añadís el aceite en un fino chorro, como si hicieseis mayonesa hasta conseguir una masa cremosa. Tenéis que probarla y rectificar de sal, si hiciese falta. En ese momento la tentation estará a punto.



Observaciones:

Por si la preparáis con antelación, Child asegura que puede guardarse unos días en la nevera y también congelarse.

Podéis utilizarla para untar tostadas o galletas saladas, para montaditos de aperitivo, como relleno de huevos duros o tomates, así como para acompañar carnes frías o pollo.

Mi caviar sólo lleva un ajo y dos chorritos de salsa Tabasco y creo que la proporción de picante es perfecta.