domingo, 27 de marzo de 2016

Ensaladilla rusa

Con la receta de ensaladilla rusa pasa como con la de magdalenas o bizcochos. En cada familia tienen la suya y todas buenísimas, claro. La de hoy es la de mi madre, con muchos, muchos variantes y mucho atún. Nos vuelve locos casi a todos, incluido mi hijo pequeño al que hay que escondérsela. En casa no se hace sólo en Semana Santa; al contrario, es muy habitual pero en estas fechas no falta. Y ya que me pongo, pues eso, a lo burro. Un taper de más de 3 kilos. Pero se acaba volando. Si venís a Cartagena, tenéis que probar una marinera: os la servirán encima de una rosca crujiente con una anchoa encima. ¡Inigualable! 
Por cierto, feliz Domingo de Resurrección...con una hora menos.



Ingredientes:
  • 2 kilos de patatas
  • 400 gramos de variantes en vinagre: zanahorias, coliflor y pepinillos.
  • 8 latas de atún en aceite de oliva. Unos 400 gramos escurrido.
  • 2 bolsas de aceitunas sevillanas sin hueso. Unos 100 gramos.
  • 6 huevos duros.
  • 500 gramos de mayonesa


Preparación:

Empezáis lavando las patatas y cociéndolas con piel en la olla rápida. Unos doce minutos desde que empieza a pitar. 
Las escurrís y dejáis que se enfríen. A la vez ponéis a cocer los huevos en un cazo. Otros doce minutos desde que el agua empieza a hervir.
Mientras se cuecen las patatas y los huevos, en un cuenco grande, partís las aceitunas y los variantes en trozos muy pequeños. En las puestos de encurtidos y aceitunas venden los variantes ya picados. Por aquí se le llama picadillo.
Cuando se enfríen los huevos, los partís también en trozos pequeños y al cuenco.
Ahora el atún: abrís las latas un poco, las ponéis en un colador boca abajo para que suelten todo el aceite y ponéis el atún en el cuenco de los variantes, las aceitunas y los huevos.
En cuanto estén frías las patatas, las peláis y las añadís al cuenco con el resto de ingredientes. Las chafáis con un tenedor. Ahora con una cuchara mezcláis todo con cuidado.
Ya sólo falta la mayonesa. En este caso con tanta cantidad la pongo comprada. Cuando hago menos ensaladilla, la hago en casa.
Abrís el bote de mayonesa y la echáis al cuenco, moviendo hasta que esté todo bien mezclado.
Mi madre la adorna con huevos duros y pimientos morrones.




Observaciones:

Con una cerveza bien fresquita es una gozada.

En casa tengo dos devoradores compulsivos de ensaladilla rusa. Jajajajaja. A ellos les dedico la receta de hoy.

Ahhh, y que no se me olvide: bienvenida la añorada primavera.