jueves, 5 de mayo de 2016

Peras con queso Gorgonzola de Chakall

El reto Cooking the Chef me tiene fascinada, la pena es que no tengo todo el tiempo que me gustaría dedicarle. Sin embargo este mes desde que supe el nombre del cocinero, he releído su libro "Cocina Divina" para elegir una receta original, fácil y deliciosa. Estas peras con queso Gorgonzola cubren las tres premisas con creces. El cocinero es, tachán, tachán...: Chakall, quien me tiene ganada desde que dedicó su obra a "las madres, a las hijas, a las abuelas y a las nietas: a las mujeres que son maltratadas, que sufren el machismo, que son subestimadas, denigradas, e ignoradas. Mi deseo es que llegue el día en que todo eso deje de ocurrir, porque sin las mujeres nos somos nada, ni siquiera exisistiríamos". ¿No os lo comeríais a besos?



La receta es tan sumamente sencilla y ocupa tan poco que os voy a escribir algún detalle del cocinero elegido. Chakall es argentino y tiene fama mundial tras obtener el premio "Gourmand World Cookbook Awards", conocido como el oscar a los mejores libros de cocina del mundo, y el "Good Eggs Awards" por la utilización de productos animales criados al aire libre. Tiene un restaurante en Lisboa –Quinta Dos Frades– y un catering llamado "Cozinha divina", igual que el libro de donde he sacado la receta de hoy.
En el libro, las peras están en el apartado "de fiesta en fiesta".

Ingredientes:
  • 4 peras
  • 100 gramos de queso Gorgonzola
  • 100 ml de nata
  • 40 gramos de nueces
  • 1/2 vaina de vainilla
  • 50 gramos de azúcar

Preparación:

Cocéis las peras, peladas y partidas por la mitad, cubiertas de agua con la vaina de vainilla y el azúcar hasta que estén tiernas. En unos 30 minutos más o menos estarán listas.
Las sacáis del agua y las dejáis enfriar. Cuando estén frías, con mucho cuidado, les quitáis el centro y las ahuecáis con una cucharilla de postre.
Ponéis la nata en un cazo a fuego suave y, cuando se caliente, le añadís el queso y batís con unas varillas hasta obtener una mezcla cremosa.
Ya podéis llenar las medias mitades de peras con la mezcla y decoráis con las nueces picadas por encima.




Observaciones:

Os parecerá una mezcla rara pero os aseguro que están buenísimas. Es una receta muy original y más sencilla imposible.

Chakall sugiere otros quesos azules como el Roquefort francés, el Stilton inglés o el Cabrales español. Ya sabéis que el Gorgonzola es italiano, muy cremoso y está elaborado con leche de vaca.

El almíbar que resulta de cocer las peras no lo tiréis. Guardadlo en un bote de cristal hermético y con él podéis bañar, por ejemplo, un bizcocho. Tiene un delicioso sabor a vainilla.



La fuente tan maravillosa es de la nueva colección de Villeroy&Boch y me la han regalado mis cuñadas Toñi y Jo.

El atrezzo de cañas tintadas es de OASIS y me lo ha preparado Pepa.

En este enlace están todas las recetas de los blogs que se han presentado al reto con Chakall.