domingo, 25 de diciembre de 2016

Turrón de nata y nueces, y FELIZ NAVIDAD

Qué mejor manera de felicitaros la Navidad que con la receta de un turrón de nata y nueces, que está 'delicious' y es sencillísimo. Con cuatro ingredientes está listo. Abajo os la escribo, y lo dicho, pasad felices días, si puede ser, en compañía de las personas que más queréis. 


Ingredientes:
(para dos tabletas)

  • 120 gramos de nata (con 35% de grasa)
  • 200 gramos de azúcar glass
  • 200 gramos de almendras molidas
  • 100 gramos de nueces troceadas


Preparación:

Ponéis la nata en un cazo grande al fuego con el azúcar y sin parar de mover lo tenéis unos cinco minutos. ¡Fuego lento! Pasados esos minutos, añadís la almendra molida y las nueces troceadas a mano y los mezcláis hasta que todos los ingredientes estén bien integrados. Y ya está. Así de fácil es hacer un riquísisimo turrón de nata y nueces. Ponéis la mezcla en el molde y dejáis que se enfríe. Si no tenéis un molde específico para hacer turrón os sirve un cartón de leche cortado a la mitad y a lo largo.

Observaciones:

Ninguna, si te gustan la nata y las nueces.







domingo, 18 de diciembre de 2016

Suquet de rape

Fin de semana pasado por agua. Esta noche ha sido horrible y sigue lloviendo... En esta Cartagena o no cae una gota o diluvia. Bueno, pero dejémonos de agua y vamos con la nueva receta. Otro plato para esta Navidad: un guiso de rape que brilla con luz propia.



Ingredientes:
(Para cuatro personas)

  • Una cola de rape de un kilo
  • 300 gramos de almejas gallegas
  • 2 dientes de ajo
  • 100 gramos de tomate frito
  • Un puñado de avellanas
  • Una copa de vino de Jerez
  • 200 gramos de caldo de pescado o agua
  • Perejil
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva

Preparación:


Antes que nada, ponéis las almejas en un cuenco cubiertas de agua y un poco de sal para que suelten la arena.
Cuando compréis el rape, le pedís al pescadero que os dé la cabeza y la espina central para hacer un fumet, y que os corte la cola en trozos. Los salpimentáis.
Peláis los ajos, los sofréis en una sartén con un chorro de aceite de oliva y los ponéis en un mortero junto al perejil picado, las avellanas, el jerez y un poco de agua. Hacéis una picada con esos ingredientes.
Rebozáis los trozos de rape en harina y los freís ligeramente en el aceite de los ajos. Los reserváis.
Añadís el tomate frito a la sartén, la picada del mortero, el caldo del pescado –que habréis hecho con un trozo de la cabeza y la espina– y lo dejáis hervir hasta que se evapore un poco el caldo y quede un salsa. Incorporáis las almejas escurridas y tapáis la sartén. En cuanto se abran las almejas, probáis la salsa, por si le faltase sal, añadís los trozos de rape y le dais un último hervor. 



Observaciones:

Es un plato que podéis tener preparado con antelación, a falta de incorporarle el rape.

No hace falta que sea rape fresco. Venden unas colas congeladas que os pueden servir para elaborar esta receta y quedan también geniales.








domingo, 11 de diciembre de 2016

Quiche de langosta

El menú de Mi caja de recetas para esta Navidad comienza con esta quiche de langosta que ha levantado pasiones en casa y por la que estoy segura os comerán a besos. Es una tarta salada sencilla. Lo más engorroso es sacarle toda la carne a las langostas. Tenéis que probarla. Es una idea diferente para estas fiestas si estáis hartos de los consabidos langostinos.


Ingredientes:
  • 3 langostas de unos 300/ 400 gramos cada una
  • Una cebolla tierna grande
  • Un vaso de vino blanco
  • 200 gramos de nata líquida
  • 100 gramos de un queso cremoso
  • 3 cucharadas de tomate frito casero
  • 25 gramos de mantequilla
  • 5 huevos
  • Laurel
  • Sal
Para la masa quebrada:
  • 150 gramos de harina
  • 90 gramos de mantequilla
  • 5 gramos de sal
  • 3 o 4 cucharadas de agua

Preparación:

Ponéis la harina en forma de volcán y colocáis en el centro la mantequilla en cubos pequeños, la sal y el agua y amasáis con las manos hasta que se integren todos los ingredientes y obtengáis una masa ligada. La dejáis reposar una media hora envuelta en papel film en el frigorífico.
Pasado el tiempo, la extendéis con un rodillo y forráis con ella un molde –mejor desmontable– pincháis el fondo con un tenedor y la cocéis a 180 grados en el centro del horno unos 20 minutos. Cuando esté lista la reserváis.
Mientras se hace la base de la quiche, hervís las langostas durante cinco minutos en 200 gramos de agua hirviendo, con una hoja de laurel, un poco de sal y un chorro de vino blanco. Cuando estén cocidas, las retiráis del agua y, una vez frías, las peláis, cortáis las colas en rodajas y sacáis la carne de las cabezas y de las patas.
En una sartén rehogáis la cebolla rallada con la mantequilla y, antes de que tome color, le añadís el vino blanco y lo dejáis cocer hasta que se reduzca a la mitad. Luego añadís la carne de las langostas, el tomate, el queso cremoso rallado, la nata y los huevos batidos. Sazonáis y lo vertéis sobre el molde con la masa quebrada.
Cocéis, también a 180 grados con el horno precalentado, 15 minutos.






Observaciones:

Se sirve templada.

Podéis sustituir las langostas por 3/4 de kilo de gambas y la quiche no desmerece en absoluto.

Si os queréis ahorrar el paso de cocer las langostas, las venden cocidas en algunas pescaderías.

Lo mismo con la masa quebrada. Si no tenéis ganas de hacerla, la compráis ya preparada.

lunes, 5 de diciembre de 2016

Gominolas de boniato y jengibre de los hermanos Torres

Puntual a su cita, como todos los días 5 de cada mes, el reto Cooking the chef ya ha llegado y yo más feliz que unas "Pascuas" porque me lo paso muy bien eligiendo la receta mensual que, en esta ocasión, estaba dedicada a los mediáticos hermanos Torres. Los vi en algunos programas que emitían, hace ya algún tiempo, después de "Un país para comérselo" y sinceramente no me hicieron tilín, pero rebuscando entre sus vídeos me he reconciliado con ellos. De entre las recetas que escogí, creo que la ganadora os va a sorprender: gominolas de boniato y jengibre.


Ingredientes:
  • 500 gramos de boniatos
  • Un trozo de jengibre fresco (20 gramos)
  • 2 cucharadas de miel
  • Azúcar moreno
  • Jengibre en polvo
  • 6 hojas de gelatina


Preparación:

Lo primero que vais a hacer es poner las hojas de gelatina en un bol cubiertas con agua para hidratarlas. Luego, peláis los boinatos y los partís en trozos pequeños. Lo mismo con el jengibre fresco. Ponéis boniatos y jengibre en una olla, los cubrís con agua, les añadís la miel y los cocéis hasta que estén tiernos. Cuando estén cocidos, les pasáis la batidora hasta conseguir un puré.
A ese puré le añadís las hojas de gelatina muy escurridas con la mano y con unas varillas removéis hasta que la gelatina desaparezca.
Ponéis la mezcla en una bandeja de cristal y la tapáis con papel film de manera que éste roce el puré de boniato.
En la foto de abajo lo podéis ver más claro. 
Lo guardáis en el frigorífico 90 minutos o, si no tenéis prisa, de un día para otro.


Cuando esté listo, lo sacáis del molde, lo cortáis en cuadrados de tamaño bocado y los rebozáis en azúcar moreno molido al que habréis añadido una pizca de jengibre también molido.

Observaciones:

En esta ocasión, tengo varios tirones de oreja para los cocineros elegidos:

En los ingredientes, ponen dos boniatos así como si los boniatos fueran todos del mismo tamaño. Por lo tanto, he tenido que hacerlo a ojo para que el peso de la carne de boniato cuadre con las hojas de gelatina.

Un tanto de lo mismo ocurre con el jengibre. Como te descuides, por lo que pican, parece que las gominolas son de guindilla en vez de boniato.

El rebozado de azúcar se deshace enseguida al contacto con la carne de boniato y parecen bañadas en vez de rebozadas.

A pesar de lo anterior, están muy buenas y tienen, cómo veis, un color precioso.



Aquí tenéis el enlace con todas las recetas de los hermanos Torres.



domingo, 4 de diciembre de 2016

Sepia con guisantes

Aquí estoy otro domingo más editando la receta que acabo de cocinar y escuchando el nuevo disco que la cantante lisboeta Carminho ha dedicado a Tom Jobim. Es una maravilla. Fuera hace un día espantoso. No sé si salir a andar o empezar a buscar en mi caja de recetas las propuestas que os voy a sugerir para los días navideños. Lo echaré a cara o cruz. Para empezar el mes de diciembre, ¿qué tal esta sepia con guisantes? 



Ingredientes:
(para tres personas)
  • Una sepia de un kilo
  • 200 gramos de guisantes desgranados
  • 300 gramos de tomates maduros rallados
  • Una cebolla tierna grande
  • Un diente de ajo
  • 1/2 vaso de agua o vino blanco
  • Perejil
  • Aceite
  • Sal y pimienta


Preparación:

Esta es una de esas recetas que se hace todo en la misma olla, sartén, cazuela de barro... y así manchamos poco.
Pues eso, en el cacharro elegido sofreís la cebolla, el ajo y el perejil picados con un buen chorro de aceite de oliva.
Mientras, cortáis la sepia –limpia, por supuesto– en cuadrados o tiras, como más os guste. 
Cuando el sofrito de cebolla esté dorado, le añadís la sepia y la rehogáis durante 10 minutos. Pasado ese tiempo, incorporáis los guisantes, los tomates rallados, el agua o el vino, sal y pimienta, y lo dejáis cocer a fuego medio hasta que la sepia esté tierna y se reduzca la salsa. 
Antes de que termine la cocción, tenéis que probarlo por si tenéis que rectificarlo de sal.
Receta fácil, rica, rápida... que os puede servir para un día navideño.




Observaciones:

Yo he usado guisantes frescos que están en temporada, pero si los ponéis congelados los incorporáis sin descongelar de la misma manera.

Y me voy a tomar la sepia acompañada de este albariño de SOQUM: Gran Novás