domingo, 26 de junio de 2016

Empanada de la abuela Carmen y "Petit Komité"

Esta empanada nunca falta en nuestras fiestas familiares a las que acude la abuela Carmen. Es un clásico. Se trata de una masa facilísima de manejar y la de hoy la he cocinado ayudada por mi hijo pequeño Jacobo, quien con 11 años, asegura que va a ser cocinero. Él ha extendido la masa y la ha cerrado. Para ser su primera empanada no está nada mal ¿eh?



Ingredientes:
(he utilizado la mitad de los que utiliza ella)
  • 1/2 kilo de harina
  • 75 gramos de manteca
  • 100 gramos de aceite de oliva
  • 100 gramos de agua
  • 50 gramos de vino blanco
  • Una cucharada sopera colmada de pimentón
  • Sal
Para el relleno:
  • 3 huevos duros
  • 3 latas de atún 
  • 400 gramos de tomate frito


Preparación:

En un cuenco grande ponéis la harina y le añadís la manteca de cerdo, el agua, el aceite, el vino blanco, la sal y el pimentón, mezcláis con la manos hasta formar una bola de masa que dividís por la mitad. 
Con una de las partes extendida con un rodillo forráis una bandeja de horno dejando los bordes un poquito más gruesos.
Para el relleno sólo tenéis que mezclar en un otro cuenco los huevos partidos en trocitos, el atún escurrido y desmenuzado y el tomate frito –si es casero mejor–.
Ponéis este relleno encima de la masa extendida y lo repartís sin llegar a los bordes de la empanada. Encima ponéis la otra parte de la masa extendida y juntáis los bordes. Con un cuchillo o brocheta hacéis un agujero en el centro de la empanada y la metéis en el horno precalentado a 200 grados unos 15 minutos más o menos. 



Observaciones:

La abuela Carmen le pone además al relleno, cebolla frita y pimientos del piquillo. 

Podéis hacer la masa en cualquier robot de cocina que tengáis en casa pero os aseguro que es muy divertido prepararla con las manos.



NOTICIA



Esta semana he ido a conocer un nuevo restaurante que han puesto en marcha en Cartagena, Juanma Valero y Pedro Martínez, un par de valientes que se han embarcado en una apasionante aventura con los tiempos que corren. 
PETIT KOMITÉ tiene una zona de tapas y otra de restaurante, además de una terraza estupenda en la que cenamos la otra noche. También organizan cenas maridaje.
Os dejo una selección de fotografías de los platos que probamos ya que, como está demostrado, una imagen vale más que mil palabras:


Ensaladilla rusa


Brocheta de pollo yakytori


Mini burguer marina



Croquetas de remolacha y queso de cabra



Pulpo a la brasa con rocas de tinta, alioli de limón y remolacha, cristal de patata, mayonesa de plácton y perlas yuzu


Secreto ibérico sobre cuscús



Lingote de trufa con helado de frutos rojos y jengibre


Arroz con leche Petit Komité


Juanma y Pedro se han curtido en los mejores restaurantes de Cartagena antes de dar el salto a PETIT KOMITÉ. La mejor forma de  apoyarles es que vayáis a conocer su cocina.

Juanma, a la izquierda y su hermano José María


Pedro,  a la izquierda con José María y dos de los participantes de la cena maridaje



PETIT KOMITÉ: calle Ramón y Cajal, 50
Reservas: petitkomitect@gmail.com o en el teléfono 968073470

¡Les deseo lo mejor del mundo mundial!

domingo, 19 de junio de 2016

Malube, receta libanesa

Después de empaparme de la historia de la cocina libanesa, y de leer en varias publicaciones que está considerada como una de las mejores del mundo, no me he podido resistir a cocinar, siguiendo las instrucciones de Fawa Zabaneh, un malube (significa boca abajo en árabe) que ha resultado ser un plato maravilloso, lleno de matices, con un sabor extraordinario y que nos ha cundido mucho. 
Y os preguntaréis por qué me ha dado por el Líbano. Pues simplemente porque el marido de una compañera de trabajo es de allí y en cuanto le pedí una receta, no tardó ni un momento en explicármela y traerme el atrezzo para las fotografías. Pues a ella, Mari Carmen, a su marido Elías y a su suegra Fawa les doy las gracias y les dedico esta receta. Espero estar a la altura.



  Ingredientes:
(Para 6 personas)
  • 300 gramos de arroz aromático, tipo Basmati
  • Una cebolla
  • 400 gramos de pechuga de pollo
  • 400 gramos de coliflor
  • Canela molida
  • Un litro de caldo de pollo
  • Un puñado de piñones
  • Aceite de girasol
  • Pimienta blanca
  • Sal
Para la salsa:
  • Dos yogures blancos
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación:

Necesitáis una olla a la que podáis dar la vuelta sin que os estorben las asas.
En ella doráis la cebolla en cuadraditos y la pechuga cortada en trozos y sazonada. Cuando estén dorados cebolla y pollo, les añadís pimienta blanca, canela, caldo hasta que los cubra y lo dejáis cocer.
Mientras que el pollo se cuece, en una sartén con un poco de aceite de girasol, freís la coliflor hasta que esté dorada. Una vez frita, la ponéis en un colador para que suelte todo el aceite que le sobre.
En el momento en que el caldo se haya reducido, ponéis encima del pollo la coliflor frita y encima de ésta el arroz crudo. Lo salpimentáis y le añadís un poco de canela. En la receta de Fawa, también le pone dos pastillas de caldo de pollo desmenuzadas, pero yo he usado caldo en lugar de agua.
Se lo ponéis caliente por encima del arroz y, cuando se haya consumido y el arroz esté tierno, tapáis la olla y lo dejáis reposar antes de darle la vuelta encima de la fuente de servir.
Por último,  cuando ya esté en la fuente, doráis los piñones y se los ponéis por encima como si fuese una tarta.
Este pastel se acompaña con una salsa de yogur blanco batido con sal y aceite de oliva virgen extra.  



Observaciones:

Tenéis que hacerla en cuanto terminéis de leer la receta. Está bueníiiiiiiiiiiiiiisima.

El malube debe quedar: pollo-coliflor-arroz. Y de hecho los de Mari Carmen y Fawa salen así. En el mío el arroz se ha metido por todas partes pero me imagino que no influye para nada en el sabor. Tendré que practicar.




domingo, 12 de junio de 2016

Ensalada de queso Cheddar, melocotones y arándanos

Lo veía venir. Después de las comilonas en Sevilla y las distintas incursiones en sus pastelerías –en esta ocasión, la de Manu Jara– hoy tocaba ensalada. Pero para que no se me haga muy cuesta arriba he elegido otra de David Bez que, además de vistosa, es original y la mezcla de sabores me ha encantado. Lleva melocotones y arándanos, entre otros ingredientes. Si haces las ensaladas aburridas es porque quieres. 



Ingredientes:
(Para 4 personas)

  • Una bolsa de verduras de hoja pequeña (por ejemplo, espinacas y lechuga hoja de roble)
  • 2 melocotones pequeños 
  • Un puñado de arándanos azules
  • 100 gramos de queso Cheddar ahumado
  • Un puñado de nueces troceadas
  • Un puñado de hojas de hierbabuena fresca
  • Aceite de oliva
  • Vinagre balsámico
  • Sal y pimienta


Preparación:

En el fondo de la fuente que elijais, ponéis la verduras y encima los melocotones pelados y cortados en gajos, el queso cortado a dados, los arándanos, las nueces y las hojas de hierbabuena.
Para el aliño mezcláis el aceite, el vinagre la sal y la pimienta con unas varillas o un tenedor y se lo vertéis en la ensalada a la hora de servirla.

Observaciones:

David Bez propone una alternativa omnívora: añadir un poco de jamón de Parma o jamón serrano.

Podéis sustituir el queso Cheddar ahumado por un Idiazábal, también ahumado, claro.





domingo, 5 de junio de 2016

Tarta 'crumbled' de manzana de Berasategui

Me habría dado un patatús si no hubiese podido participar en el reto de este mes de mis chicas Cooking the Chef protagonizado por Martín Berasategui, y eso que me ha costado muchísimo decidirme por una receta de mi cocinero favorito. He pasado algún que otro rato, con mis recetas preferidas esparcidas encima de una mesa, sin saber con cuál sorprenderos: que si la fideuá de gambas alistadas, los tomates rellenos de carne y albahaca, los caracoles a la vizcaína, el pollo al estragón, la ensalada de pulpo, la quiche "tontaine", el Sukalki, los huevos rotos con patata y chistorra, las lentejas guisadas... necesitaría un blog entero sólo para sus recetas. Se nota que me encanta, ¿no? Bueno, pues después de mucho cavilar y darle vueltas, han sido los chicos de casa los que, por unanimidad, han elegido la 'crumbled' de manzana, que es la tarta más deliciosa del universo entero. Como dice el cocinero, una "delicatessen" para lucirse y chuparse los dedos.



De Martín Berasategui os podría contar un libro entero pero no quiero ser una pesada. Os dejo, mejor, con una de sus maravillas y además sencilla. ¡Qué más se puede pedir!

Ingredientes:

Para la masa:
  • 250 gramos de harina
  • 250 gramos de mantequilla
  • 250 gramos de azúcar
  • 180 gramos de polvo de almendras
Para el relleno:
  • 6 manzanas
  • 30 gramos de pasas de Corinto bien jugosas
  • 15 gramos del Calvado del remojo
  • 70 gramos de mantequilla
  • 20 gramos de azúcar
  • Una rama de vainilla

Para el 'crumbled' (desmenuzado en inglés):
  • 55 gramos de harina
  • 55 gramos de azúcar
  • 45 gramos de almendra en polvo
  • 45 gramos de mantequilla

Azúcar glass para decorar



Preparación:

Antes que nada y después de poneros el delantal, en un bol ponéis las pasas a remojo con el Calvados, que no es otra cosa que aguardiente de manzanas.
Para hacer la masa de almendras, mezcláis la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar, la harina, el polvo de almendras y formáis una masa, sin sobarla demasiado. La envolvéis en papel film y la dejáis reposar en el frigorífico una hora. Pasado el tiempo, la estiráis, forráis con ella el molde elegido y volvéis a meterla en el frigo durante media hora. La sacáis y la horneáis a 170 grados, con el horno precalentado, hasta que esté cocida, sin que se dore demasiado.
Para el relleno, caramelizáis en una sartén a fuego lento el azúcar y le añadís la mantequilla para que se funda; rápidamente agregáis la manzanas peladas y cortadas en dados con la rama de vainilla abierta y sus granillos. Mantenéis la manzanas 10 minutos a fuego vivo, removiendo; luego añadís 15 gramos del alcohol de remojar las pasas, lo flambeáis –con mucho cuidado de no quemaros– y añadís las pasas escurridas dejando que se empapen del sabor de las manzanas salteadas.
Retiráis del fuego y lo dejáis en un bol.
Cuando se enfríe, quitáis la rama de vainilla y colocáis este relleno en el fondo de la tarta horneado y lo esparcís.
Para hacer el 'crumbled', mezcláis la harina, el azúcar, las almendras en polvo y, al final, la mantequilla blanda, pero no derretida. Mezcláis con los dedos hasta lograr la apariencia de una fina arena de playa. Cubrís con ella las manzanas y las pasas y horneáis la tarta 30 minutos a 190 grados, hasta que la superficie quede de un bonito color dorado.



Observaciones:

Con la tarta aún tibia, espolvoreadla con azúcar glass, y lista para servir.

Berasategui aconseja en sus trucos que al hornear por primera vez la masa no hay que dejarla que se haga demasiado, ya que después hay que volverla a meter en el horno.

Podéis acompañarla de un helado muy cremoso o de nata apenas azucarada. Pero que sepáis que no le hace falta nada.

Si no tenéis Calvados, podéis utilizar otro aguardiente.

En este enlace están todas las recetas del reto Berasategui. Os vais a poner las botas. 



Las rosas  de OASIS me las ha regalado mi amiga Sofía. ¡Me chiflan! ¡Muchas gracias!