domingo, 27 de noviembre de 2016

Solomillos de pollo con salsa de champiñones

Último domingo de noviembre y, pensándolo bien y con lo rápido que pasa el tiempo en un abrir y cerrar de ojos, estamos preparando las recetas de Navidad. Mientras llega ese momento os dejo la nueva receta que os chiflará, si os gustan los hongos y la cocina sin ninguna complicación.


Ingredientes:
  • 500 gramos de solomillos de pollo
  • Una lata de crema de champiñones
  • 250 gramos de setas de cardo
  • 200 gramos de nata
  • 2 cucharadas de mostaza
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta

Preparación:

Salpimentáis y salteáis los solomillos de pollo en una sartén con un poco de aceite, los sacáis cuando estén dorados y los reserváis. En la misma sartén ponéis la mostaza, la nata y la crema de champiñones; dais unas vueltas y añadís el pollo. Lo dejáis cocer unos 5 minutos.
En otra sartén salteáis las setas de cardo troceadas con un chorrito de aceite.
Servís los solomillos con las setas por encima.


Observaciones:

Podéis utilizar otras partes del pollo.

Josefa: los crisantemos están como el primer día. ¡Me encantan!

domingo, 20 de noviembre de 2016

Faisán a la crema

¡Mi receta número 200! Y tenía que ser, cómo no, con algún ingrediente muy especial: un faisán recién cazado por el tío Jose para mí y, por supuesto, para todos los "hambrientos" del blog que estáis ahí puntualmente, enfrente del ordenador, cada domingo desde hace 1.275 días. Huelga decir que si no encontráis faisán, podéis hacerla con pollo o codornices. Vamos allá.


Ingredientes
(para 3 ó 4 personas)

  • Un faisán (el mío pesaba 1,2 Kg)
  • 250 gramos de champiñones
  • 2 ramas de apio blanco
  • 2 puerros
  • 100 gramos de mantequilla
  • 3 yemas de huevo
  • 8 cucharadas de aceite
  • 3 cucharadas de nata
  • Sal y pimienta


Preparación:

Laváis las ramas de apio, las secáis y las cortáis en trozos pequeños. Laváis los puerros y cortáis la parte blanca en rodajas finas. Limpiáis los champiñones y los cortáis en láminas o lo compráis laminados.
Salpimentáis el faisán, lo cortáis en trozos y los doráis en una sartén o cazuela grande con la mantequilla y el aceite. Cuando estén dorados los retiráis de la sartén y en la misma grasa rehogáis los champiñones, los puerros y el apio. A los 10 minutos, incorporáis de nuevo el faisán, tapáis la sartén y lo dejáis cocer, a fuego lento, hasta que esté tierno (una hora aproximadamente).
Cuando esté listo, retiráis de nuevo el faisán y trituráis las verduras junto con el jugo de la cocción. A la crema que resulte le añadís las yemas y la nata, la calentáis unos minutos sin que llegue a hervir, rectificáis de sal y, finalmente, se la vertéis al faisán por encima en la fuente en la que vayáis a servirlo.


Observaciones:

Es un plato exquisito que podéis servir acompañado de unas patatas fritas por supuesto caseras.

Las flores de lavanda y de manzanilla me las he traído de mi herbolario favorito de Madrid. Se llama Navarro y vende hierbas aromáticas desde 1771, ¡ahí es nada!





domingo, 13 de noviembre de 2016

Ensalada de zanahoria, champiñones, granada y nueces

Con las estanterías de los supermercados llenas de productos navideños, se me han venido a la cabeza –y al trasero– un quintal de calorías y me he dicho: esta semana ensalada todos los días que se avecinan días muy malos...Y empiezo con esta que es otoñal, completa, vistosa y engaña al estómago con el puñado de nueces y de granos de granada.



Ingredientes:
(para 4 personas)
  • Una bolsa de ensaladas variadas
  • Una zanahoria grande
  • 100 gramos de champiñones marrones
  • Un puñado de granos de granada
  • Un puñado de nueces troceadas
  • Un puñado de brotes de alfalfa
Para el aliño:
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • Una pizca de sal
  • 2 cucharadas de nueces picadas
  • Una cucharadita de agua

Preparación:

En la fuente en la que vayáis a servir la ensalada, ponéis en primer lugar las lechugas, la zanahoria cortada en tiras con un pelapatatas, los champiñones en láminas, los granos de granada, las nueces y la termináis con los brotes de alfalfa.
Para el aliño, ponéis en un bol todos los ingredientes y batís con un tenedor. Lo repartís por encima de la ensalada a la hora de servirla.



Observaciones:

Esta ensalada crudívora es del libro 'Salad Love' de David Bez.
He cambiado el perejil por los brotes de alfalfa.
Bez ofrece una alternativa vegetariana: añadirle queso de cabra curado, brie o queso azul.




sábado, 5 de noviembre de 2016

Pasta a la amatriciana de Massimo Bottura

Le doy la bienvenida a noviembre con el nuevo reto Cooking the Chef dedicado al cocinero italiano Massimo Bottura. De entre todas las recetas que me han gustado y cumpliendo mis normas de fáciles y riquísimas, creo que he dado en el clavo: pasta a la amatraciana. La receta es una versión de Bottura con vinagre de Módena –originalmente no lleva– que incluye en la carta de su bistró Franceschetta58 en Módena y por el que dona cinco euros a la Cruz Roja cada vez que lo sirve. Es una manera de ayudar a los habitantes de Amatrice, la región italiana devastada por un terromoto el pasado mes de agosto. Os traigo, como él mismo la ha denominado, una receta solidaria.
Y aquí el enlace con todas las aportaciones al reto "Bottura".


Ingredientes:
(Para cinco personas)
  • 500 gramos de pasta mezze maniche (o macarrones)
  • 250 gramos de panceta
  • 2 cebollas
  • Vinagre balsámico tradicional de Módena
  • 70 gramos de queso parmesano reggiano curado 36 meses
  • 120 gramos de pecorino romano
  • 6 tomates medianos
  • 320 gramos de pulpa de tomate

Preparación:

Cortáis la panceta en tiras y la doráis lentamente en una sartén hasta que quede crujiente. Cuando esté lista, la sacáis a un plato con papel absorbente y la reserváis.
En la misma sartén –si tiene mucha grasa de la panceta le quitáis la mitad– doráis las cebollas picadas a fuego lento durante 30 minutos, añadís el vinagre y termináis de cocinarlo con las cebollas a fuego muy suave. Incorporáis los tomates cortados en trozos pequeños y la pulpa de tomate y lo dejáis cocer otros 30 minutos más.
Cuando esté casi listo, añadís la panceta dorada.
Cocéis la pasta con agua abundante ligeramente salada, la sacáis y la ponéis en la sartén junto con el tomate. Añadís el parmesano y el pecorino –si no encontráis pecorino, usáis sólo el parmesano o queso Gouda– y la pasta está lista para servir. Decoráis el plato con un poco más de queso parmesano.



Observaciones:

Massimo Bottura usa guanciale que es una chacina italiana, curada pero no ahumada, preparada con carrillos de cerdo.

Los dos pilares de la cocina de Bottura son el queso parmesano de tres años de curación de la quesería Rosola y el vinagre balsámico de Spilamberto (en la provincia de Módena).