domingo, 30 de julio de 2017

Canelones de espinacas y queso feta

Último domingo de julio y hoy hace un calor de espanto. Hay que meterse en el agua y no salir en todo el día. Bueno, sólo para comerse unos canelones de los que he preparado esta mañana antes de ir a la playa. Son sencillísimos de hacer y más aún si ya tenéis el tomate frito casero o comprado.
Con esta receta de Karlos Aruguiñano participo en la repesca de julio y agosto de Cooking the Chef.


Ingredientes:
(para dos personas)
  • 8 placas de canelones
  • 400 gramos de espinacas
  • 3 huevos
  • Un puñado de piñones
  • 200 gramos de queso feta
  • 250 gramos de tomate frito
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación:

En la bandeja del horno que vayáis a usar, ponéis una capa de tomate frito y la reserváis.
Preparáis las placas de canelones según indica el paquete. Yo he escogido unas que se ablandan en agua tibia. Las escurrís y las ponéis sobre un paño limpio.
Para preparar el relleno, laváis y secáis las espinacas y las rehogáis en un poco de aceite. Cuando estén rehogadas, les añadís los piñones, los huevos batidos, el queso feta, un poco de sal y revolvéis la mezcla hasta que los huevos se cuajen.
Con esta farsa, rellenáis los canelones, los acostáis sobre el tomate, les espolvoreáis un poco de parmesano y al horno a 200 grados 10 minutos.


Observaciones

¡Están deliciosos!

domingo, 23 de julio de 2017

Ensalada de pollo adobado y patatas

Un poco más contundente, pero es una ensalada estupenda para estos días de calorazo que no da tregua en el Sureste español. La dejáis preparada a falta del aliño y lista para cuando volváis de la playa o para llevárosla en un 'taper'. Y puede ser plato único. Con esta receta y la del próximo domingo nos "comemos" el mes de julio.


Ingredientes:
(Para cuatro personas)
  • Una pechuga de pollo
  • 200 gramos de rúcula
  • 300 gramos de tomates cherry
  • 8 patatas nuevas pequeñas
Adobo del pollo:
  • Orégano
  • Tomillo
  • Albahaca
  • Pimentón dulce
  • Pimentón picante
  • Limón o vinagre
  • Aceite de oliva
Aliño de la ensalada:
  • Aceite de oliva
  • Vinagre balsámico
  • Sal y pimienta

Preparación:

Laváis las patatas y las cocéis con la piel cubiertas de agua con sal unos 20 minutos desde que empieza a hervir. Mientras, adobáis el pollo.
 En un cuenco ponéis, a ojo, las hierbas secas  -el orégano, el tomillo y la albahaca-, media cucharada de pimentón dulce y una punta de pimentón picante y lo mezcláis muy bien. Añadís una cucharada de jugo de limón o de vinagre y tres cucharadas de aceite de oliva. Mezcláis de nuevo y con este adobo embadurnáis la pechuga y la dejáis unas dos horas macerando.
Cuando estén listas las patatas las escurrís y las reserváis. Sacáis la pechuga del adobo, la cortáis en tiras y las asáis.
En el fondo de la fuente en la que vayáis a servir la ensalada ponéis la rúcula, lavada y escurrida, y encima las tiras de pollo y las patatas y los tomates cherry partidos por la mitad.
Batís el aliño y se lo vertéis a la hora de servirla.

Observaciones:

Si no os gustan las patatas con la piel, las peláis antes de cocerlas.
Si preferís el pollo sin adobo, pues hala, pechuga soltera.

domingo, 9 de julio de 2017

Pak Choy con fideos

Segunda vez que cocino esta receta y segunda vez que no queda ni un fideo. Se trata de un plato con "pak choy" –la variedad de col china que se ha puesto tan de moda– y unos fideos, también chinos, cocinado en un wok, aunque podéis hacerlo en la sartén que queráis. El resultado va a ser igual de bueno. Parece que hoy no va a hacer mucho calor (lo diré con la boca pequeña...).


Ingredientes:
  • 3 coles "pak choy"
  • 400 gramos de fideos chinos
  • 300 gramos de tomates cherry
  • Un pimiento rojo
  • 300 gramos de brotes de soja
  • Un poco de jengibre fresco rallado
  • Cebollino
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación:

En un wok o una sartén grande ponéis tres cucharadas de aceite de oliva y, cuando se caliente, salteáis, en primer lugar, las coles "pak choy" limpias y troceadas. Dais unas vueltas y añadís el pimiento cortado en tiras, los brotes de soja, los tomates partidos por la mitad y dejáis que se cocine, dándole vueltas continuamente. Le ponéis sal y el jengibre rallado y lo seguís cocinando.
Mientras, cocéis los fideos como indica el paquete –unos 4 minutos desde que hierve el agua– y los reserváis.
Cuando los tomates empiecen a soltar todo el jugo, incorporáis los fideos, probáis de sal y lo termináis con el cebollino cortado por encima. 


Observaciones:

Esta receta es de la revista Cook Ideas de El Corte Inglés. Sólo he cogido los ingredientes porque ellos la cocinan de otra manera.

A este wok le podríais añadir al final unos langostinos o unas gambas y le irían que ni pintadas.


miércoles, 5 de julio de 2017

Paletilla de cordero a la menta de Anthony Bourdain

No está nada mal lo que hizo el chef elegido este mes por las chicas del reto Cooking The Chef: harto de estar encerrado en su cocina de Nueva York cogió carretera y manta y se fue a recorrer el mundo y sus diferentes cocinas. Este Anthony Bourdain no tiene un pelo de tonto. En su viaje a Creta aprendió a preparar una pierna de cordero a la menta cuya receta os invito a copiar, porque está buenísima.



Ingredientes:



  • Una paletilla de cordero lechal
  • 200 gramos de menta fresca
  • 50 gramos de aceite de oliva
  • 3 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • La piel del limón rallada

Preparación:


En una picadora o una batidora, procesáis la menta lavada, escurrida y seca, los dientes de ajo pelados, el aceite, el jugo de limón y la ralladura de su piel. Con esta mezcla que tiene la consistencia de un pesto, embadurnáis la paletilla de cordero –que habréis salpimentado con anterioridad– y la dejáis en el frigorífico, en una bandeja de horno con rejilla, un mínimo de 4 horas. Mucho mejor de un día para otro.
Pasado el tiempo, con el horno precalentado a 200 grados, metéis la bandeja y le ponéis un vaso de agua. Bajáis la temperatura a 180 grados y en una hora y media estará lista.
La sacáis del horno, la cubrís con papel de aluminio y la dejáis 10 minutos. Ha resultado una receta espectacular y así de sencilla.



Observaciones:

El chef americano cocina en su receta una pierna de cordero de tres kilos que yo he sustituido por una paletilla de cordero. Como son pequeñas, deberíais poner una por persona. 
Las cantidades son para embadurnar dos piezas.

En este enlace están todas las recetas del reto con Bourdain.

sábado, 1 de julio de 2017

Alfajores argentinos

Ayer cayó una tromba de agua impresionante en Cartagena y me dieron ganas de volver a encender el horno durante un rato y comerme unos cuantos alfajores argentinos. Estaba harta de tanta ensalada. Son una bomba calórica pero merece la pena probarlos aunque sea una sola vez.



Ingredientes:
  • 200 gramos de harina de repostería
  • 300 gramos de harina de maíz (Maizena)
  • 2 cucharaditas de levadura tipo Royal
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 250 gramos de mantequilla 
  • 150 gramos de azúcar
  • 3 yemas de huevo
  • Una cucharadita de extracto de vainilla
  • Ralladura de limón
  • Un limón
  • Dulce de leche
  • Coco rallado

Preparación:

En un bol tamizáis las dos clases de harinas. 
En otro bol grande ponéis el azúcar, la ralladura del limón y la mantequilla y lo mezcláis con unas varillas eléctricas hasta que blanquee. Ahora incorporáis, una a una, las yemas de los huevos y las harinas a cucharadas para que se vayan mezclando poco a poco. Cuando esté todo mezclado, formáis una bola, la tapáis con papel film y la guardáis en el frigorífico por lo menos una hora.
Pasado el tiempo, la sacáis del frigo, esperáis a que se le vaya un poco el frío y la dividís en tres partes. Estiráis con un rodillo cada parte entre dos trozos de papel film hasta que tengan un grosor de medio centímetro. 
Con un cortador redondo hacéis alfajores de unos 3 o 4 centímetros, los ponéis en un bandeja de horno a media altura y los cocéis en el horno, precalentado a 180 grados, durante unos 11 o 12 minutos. No tienen que tostarse, solamente por los bordes. 
Los sacáis a una rejilla y, cuando se enfríen, los vais uniendo de dos en dos con el dulce de leche. Les ponéis también dulce de leche por los bordes haciéndolos rodar por el coco rallado.



Observaciones:

Tenéis que tener cuidado porque son muy frágiles una vez cocidos.

Al día siguiente de cocinarlos están muchísimo más buenos.