domingo, 15 de octubre de 2017

Berenjenas rellenas de "ropa vieja"

Acabamos el puente del Pilar con una receta de aprovechamiento por si alguna vez de las que cocináis una olla de cocido para un regimiento os sobra un poco de la carne que utilicéis. Es una receta sencilla y, además, estas berenjenas están deliciosas. Para mí son perfectas porque unen uno de mis guisos preferidos con una de mis verduras predilectas.


Ingredientes:
(con las sobras que tenía me ha dado para rellenar dos berenjenas)

  • Las sobras de carne de cocido (pollo, ternera, chorizo, jamón y tocino)
  • 200 gramos de bechamel
  • La carne de las berenjenas
  • Queso manchego rallado
Para la bechamel:
  • Una cucharada de mantequilla
  • Una cucharada de harina
  • 250 gramos de leche
  • Sal
  • Pimienta
  • Nuez moscada


Preparación:

Desmenuzáis el pollo y la ternera y cortáis a trozos muy pequeños el jamón, el chorizo y el tocino y los sofréis en una sartén con un un chorro de aceite a fuego lento y procuráis que no se pegue.
Cuando esté sofrita la carne, la reserváis en la sartén.
Partís las berenjenas por la mitad, las rociáis con un poco de aceite y sal y las metéis en una bandeja en el horno precalentado a 200 grados unos 25 minutos.
Cuando estén listas las dejáis enfriar, les sacáis la carne con una cucharilla con cuidado de no atravesar la piel y la ponéis en la sartén con las carnes. 
De nuevo ponéis la sartén a fuego lento con las carnes y la de las berenjenas, y dais unas vueltas hasta que todo esté bien mezclado. Lo dejáis cocer una minutos y le añadís la bechamel. Con esta farsa rellenáis las medias berenjenas, las espolvoreáis con un poco de queso manchego rallado, y al horno con el gratinador puesto. En 5 minutos están listas.
Para hacer la bechamel, ponéis en un cazo la mantequilla a fuego suave. Cuando se derrita, añadís la harina y la mezcláis con la mantequilla sin dejar de mover con unas varillas. Cuando la harina estén bien mezclada, añadís la leche y seguís moviendo con las varillas. Cuando empiece a espesar, salpimentáis y le agregáís una poco de nuez moscada rallada.


Observaciones:

Si además de la carne os sobra alguna verdura del cocido –zanahoria, patatas, apio– también podéis añadirla.
Y lo mismo si os sobran garbanzos –que no es mi caso-.

Podéis cambiar la bechamel por tomate frito. Precisamente en mi familia siempre que hacen "ropa vieja" le añaden tomate frito y huevos.