domingo, 25 de marzo de 2018

Pastel de espárragos

Una hora menos, un viento insoportable, más frío. ¡Qué locura! Veremos esta tarde si las palmas de la procesión del Domingo de Ramos no salen por los aires. Esta semana he cocinado un pastel de espárragos que lo podéis dejar listo para meter en el horno mientras ponéis la mesa. 


Ingredientes:
  • Un manojo de espárragos verdes
  • Un paquete de pasta filo
  • 500 gramos de patatas
  • 3 huevos
  • 200 gramos de mantqeuilla
  • 200 gramos de nata
  • 100 gramos de queso Cheddar
  • 100 gramos de queso Emmental
  • sal, pimienta y nuez moscada

Preparación:

Para preparar este pastel, tenéis que empezar por la base de pasta filo. Derretís la mantequilla en el microondas, pintáis con ella las láminas de pasta y las vais poniendo  en el molde, una encima de la otra, hasta que terminéis el paquete. Suelen llevar entre 8 y 10 láminas.
Por otra parte, peláis las patatas, las cocéis durante 15 minutos, las escurrís y las ponéis en un bol. Las chafáis con un tenedor y las mezcláis con los dos quesos troceados, la nata y los huevos batidos. Salpimentáis la mezcla y le añadís media cucharadita de nuez moscada.
La vertéis sobre la pasta filo y le ponéis por encima los espárragos lavados, hervidos dos minutos y secos, y dos cucharadas de mantequilla. Horneáis el pastel durante 20 minutos con el horno a 190 grados precalentado.


Observaciones:

Este pastel admite todas las variaciones que se os ocurran. Podéis cambiar la pasta filo por hojaldre o masa quebrada.

domingo, 18 de marzo de 2018

Habas con langostinos

Con la primavera llamando a la puerta –aunque hoy no lo parezca– os traigo una receta que lleva unas habas tiernísimas, que se hace un abrir y cerrar de ojos y que os puede servir para un primer plato o un aperitivo. 



Ingredientes:

  • 500 gramos de habas peladas
  • Una chistorra
  • 300 gramos de langostinos frescos
  • 2 cebollas tiernas
  • Unas hojas de menta
  • Vinagre de arroz
  • Sal
  • Aceite de oliva



Preparación:

Es una receta sencillísima y rapidísima de preparar. Podéis hacerla con habas congeladas, pero está mucho mejor con habas frescas aprovechando que todavía estamos en temporada, y las que he utilizado estaban muy tiernas.
Peláis las habas y las cocéis en agua hirviendo unos 15 minutos. Las escurrís y las reserváis.
En una sartén con un buen chorro de aceite de oliva sofreís las cebollas picadas y les añadís la chistorra troceada. Dais unas vueltas y añadís las habas. Dejáis unos minutos e incorporáis los langostinos pelados, la menta picada y el chorro de vinagre de arroz. Dais otras vueltas a todo y listo para servir.
Están deliciosas.

Observaciones:

Además de las congeladas, las habas las podéis encontrar en conserva en botes de cristal por si no os apetece pelarlas.






lunes, 5 de marzo de 2018

Helado de maracuyá y malvavisco flameado

Si ya se me pasaban los meses volando, con el reto Cooking the Chef, sin darme cuenta, me planto a velocidad supersónica en el día 5 de cada mes, que es cuando se publican todas las recetas del chef elegido. Y bien, aquí estamos con el danés Claus Meyer y su cocina que triunfa también en Bolivia. He escogido una receta de la carta de su restaurante Gustu (que quiere decir sabor en quechua) de La Paz, que está en la lista de los 50 mejores de Latinoamérica. He leído críticas estupendas de la cocina de Meyer
Una de ellas asegura que es "vibrante, no trabaja con el recetario tradicional y, sin embargo, ofrece la propuesta más boliviana del momento. Muestra la esencia de la despensa del país y pone en valor productos nunca vistos hasta hace poco más de un año en los mercados de La Paz". Espero que os guste el helado de maracuyá y malvavisco flameado.



Ingredientes:
  • 200 gramos de nata
  • 100 gramos de leche
  • 400 gramos de pulpa de maracuyá
  • 100 gramos de azúcar
  • 3 yemas de huevo
  • 100 gramos de malvaviscos pequeños

Preparación:

En cazo ponéis la nata, la leche y el azúcar y, a fuego medio, removéis con una cuchara de madera. Antes de que empiece a hervir, lo retiráis. De esta mezcla cogéis tres cucharadas en un bol pequeño y le añadís las yemas de huevo. Mezcláis bien y las incorporáis al cazo. Ponéis el cazo de nuevo en el fuego y seguís removiendo durante unos cinco o seis minutos. Coláis esta mezcla y, cuando se enfríe, la lleváis al frigorífico. La dejáis durante una hora.
A partir de aquí, si tenéis heladora, sacáis la mezcla del frigo, la ponéis en la heladora junto a la pulpa de maracuyá y la dejáis hasta que se vuelva cremosa con la consistencia de un helado.
Si no tenéis heladora, no hay ningún problema: vertéis la mezcla del cazo con la pulpa de maracuyá en un recipiente de cristal o metálico y lo metéis en el congelador. Lo vais sacando cada hora, durante las tres primeras, y rascáis el helado con un tenedor hasta que obtengáis la consistencia de helado.
Lo servís en los recipientes elegidos, le ponéis por encima los malvaviscos y, con un soplete de cocina, los flameais.



Observaciones:

Al maracuyá también se le conoce como fruta de la pasión, además de otros nombres, y está repleto de vitaminas.

La pulpa de maracuyá tenéis que pasarla por un chino para quitarle las semillas.

Aquí el enlace con todas las recetas made in Meyer.

domingo, 4 de marzo de 2018

Pulpo con fideos

El día ha amanecido nublado, amenazando lluvia y en media hora se ha despejado y luce el sol. ¡Con la falta que hace que llueva! No hace frío pero sí un viento espantoso. A lo que iba, me ha apetecido cocinar este guiso de pulpo con uno que tenía congelado y que cocí ayer. Con unas cuantas verduras, unos mejillones y unos fideos, ha resultado un plato espectacular. 


Ingredientes:
(para 6 personas)
  • Un pulpo de 1,5 kg
  • 500 gramos de fideos del nº 4
  • Un kilo de mejillones
  • Una cucharada de azafrán 
  • Una cebolla tierna
  • 2 dientes de ajo
  • Un pimiento verde italiano
  • 1/2 pimiento rojo
  • 2 zanahorias
  • 2 tomates maduros
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación:

El pulpo lo tendréis que tener congelado. La noche anterior, lo sacáis del congelador y lo dejáis en el frigorífico hasta el día siguiente. Laváis el pulpo, por si tuviera alguna impureza, y lo metéis en una olla con agua hirviendo. Lo sacáis tres veces seguidas para "asustarlo". Después lo dejáis cocer de 30 a 35 minutos.Tenéis que pincharlo con la punta de un cuchillo para comprobar si está en su punto. Si todavía estuviese un poco duro, lo dejáis unos minutos más.
En otra olla, cocéis los mejillones limpios hasta que se abran, les quitáis las conchas y los reserváis.
Mientras se cuece el pulpo, en otra olla o cazuela grande ponéis aceite de oliva y sofréis picados los dientes de ajo, la cebolla y las dos pimientos. Cuando se hayan pochado las verduras, añadís los dos tomates rallados y los dejáis hasta que se evapore el agua que sueltan. Dais unas vueltas más e incorporáis los fideos, el azafrán y caldo de pulpo hasta que quede todo cubierto. Es ahora cuando ponéis la sal. 
Lo dejáis cocer de 10 a 12 minutos, agregáis el pulpo cortado en trozos y los mejillones y lo cocináis otros dos o tres minutos. 

Observaciones:

Si os gusta, podéis ponerle perejil picado por encima cuando esté listo.

Este guiso está incluido en "El gran libro de la cocina gallega".