domingo, 19 de mayo de 2013

Habichuelas con almejas


Esta semana he cocinado un guiso de habichuelas con almejas. Al principio, dudé si os iba a apetecer un plato así con los calores que se le suponen al mes de mayo, sobre todo en Cartagena, pero la verdad es que en vez del verano parece que se acerque el otoño. La idea era cocinar estas habichuelas para los que os gusta comer caliente y de cuchara, aunque haga calor.








Sigo en la línea de recetas facilísimas, buenísimas, baratísimas y aparentes.

Sobre el menaje de esta vez, quiero deciros que he elegido unas cazuela de barro con bandeja, también de barro, para llevarla a la mesa y unas cazuelas individuales que son, aparte de una monada, muy prácticas. Ya sabéis que las podéis encontrar en JOSÉ DÍAZ. 

Son cazuelas hechas a mano de la empresa Pereruela de Zamora, que se pueden utilizar en vitrocerámica, gas, microondas, horno y meter en el lavavajillas.







En el apartado de agradecimientos tengo que mandarle mil abrazos, por lo menos, a mi profesora de informática Tere quien sufre a diario mis dudas sobre tecnología blogger, y otros mil, también por lo menos, a Miguel, quien me ayuda en el atrezzo del blog en cuanto se lo pido.





Esta receta es para cuatro personas.


Ingredientes:


  • Dos botes de habichuelas de 400 gr. cada uno
  • Una cebolla mediana
  • Un diente de ajo
  • Perejil
  • 200 cl de vino blanco
  • 200 cl de agua
  • 400 gramos de almejas de la variedad japonesa
  • Pimentón
  • Aceite de oliva
  • sal


Preparación:

Como mi idea y la de mis amigas a las que les da alergia estar mucho tiempo en la cocina era la de publicar recetas para hacer en un suspiro, es obvio que las habichuelas tienen que ser de bote, ahora bien, compradlas de buena calidad, por favor. Si alguno de los que seguís el blog os apetece cocinar unas fabes asturianas con el consiguiente remojo y los cambios de agua, etc, etc, puede mandarme un correo a micajaderecetas@gmail.com y le mandaré la receta enseguida. Pero como creo que la cosa no va por ahí, vamos a empezar a destapar los botes y a enjuagar muy bien las habichuelas.


También ponemos las almejas en agua con un puñado de sal.

En la misma cazuela donde vayamos a servir (así manchamos lo menos posible), sofreímos la cebolla y el ajo cortados en trozos pequeños y, cuando se empiecen a dorar, les añadimos un buen puñado de perejil cortado muy fino.

Una vez sofrito, añadimos las habichuelas y una cucharada de pimentón y damos unas vueltas. Yo lo he usado dulce, pero, si os gusta picante, no hay ningún problema. Mitad y mitad sería una buena proporción.

Dadas las vueltas, le ponemos el vaso de agua y el de vino y dejamos que hierva unos diez minutos.

Transcurrido el tiempo añadimos las almejas (bien lavadas y escurridas, escribo esto por si alguien se despista y las echa con el agua) y en cuanto se abran lo retiramos del fuego, le añadimos más perejil picado por encima y listo para comer.



Observaciones:

Si os dejáis el sofrito preparado y las almejas en remojo, no me digáis que no es fácil, ¿eh?  Es cuestión de organizarse.

Si no os gusta el perejil (como es el caso de mi cuñada Jo) pues no se lo ponéis.

Todas las fotografías son propiedad de Francisco Solana. Si te interesa alguna de ellas puedes ponerte en contacto conmigo para obtener mi autorización en micajaderecetas@gmail.com  o en franciscosolanaphoto.blogspot.com  Si no me la pides, no puedes utilizarla. Gracias.

All photographs are copyright of Francisco Solana. If would like to feature my work on your website or blog or you would like to inquire for commercial use please contact micajaderecetas@gmail.com. Thank you!