domingo, 14 de julio de 2019

"Corte" de chocolate, vainilla y fresa

Cómo me gusta comerme un corte de helado y, claro, si encima es hecho en casa, ¡ya es la bomba! Chocolate, vainilla y fresa, los sabores preferido de casa. El mío, sin embargo, es el de tutti frutti. Ese ya lo haré otro día y será enterito para mí. Seguimos disfrutando del verano, de los días largos, del calorcito, de la playa... 



Ingredientes:
  • 500 gramos de nata para montar
  • 300 gramos de leche condensada
  • 60 gramos de cacao puro sin azúcar (Valor)
  • Un cucharada colmada de pasta de vainilla
  • 150 gramos de fresas
  • 2 yogures tipo griego
  • Una cucharada de azúcar
  • Obleas para helado 
Preparación:

Es un helado facilísimo de preparar y solo os hacen falta unas varillas eléctricas. El día de antes tenéis que meter la nata en el frigorífico para que esté muy fría y, si podéis, también el cuenco en la que vayáis a batirla.
Necesitáis un molde de plum cake que cubrís con papel film.
Batís la nata hasta que esté montada y la reserváis.
En un bol ponéis 150 gramos de leche condensada y el cacao y mezcláis. Cuando esté mezclado le añadís 250 gramos de la nata montada. Mezcláis de nuevo. Y lo vertéis en el molde. Lo metéis en el congelador.
En otro bol mezcláis otros 150 gramos de leche condensada con la vainilla, le añadís 250 gramos de nata montada, sacáis el molde del congelador volcáis la mezcla de vainilla.
De nuevo al congelador.
En un cazo pequeño ponéis las fresas lavadas y troceadas con una cucharada de azúcar. Cuando se hayan deshecho las metéis en el vaso de la batidora con los dos yogures y lo batís. 
Sacáis el molde y ponéis la última capa del helado de fresa.
En unas seis horas estará listo para tomar. Mejor de un día para otro. Así te aseguras que haya cuajado del todo.
Hala, a disfrutar de un corte de helado y a recordar los veranos de cuando éramos pequeños. ¡Qué nostalgia!

Observaciones:

Podéis hacerlo solo de vainilla y chocolate.
Se desmolda fácilmente. Acordaos de mojar el cuchillo con agua caliente cada vez que vayáis a cortar un trozo.

viernes, 5 de julio de 2019

Nubes de coco de Anna Olson

Tarea titánica la del reto Cooking the Chef de este mes: elegir una receta de Anna Olson. Esta pastelera y chef, que toca todos los palos y que tiene cientos y cientos de recetas y todas estupendas. Al final, he recurrido a una para los amantes de las golosinas, en general, y de las nubes, en particular. El resultado no puede ser más espectacular. Ahí van los coconut marshmallows de Anna Olson.



Ingredientes:
  • Un coco
  • 30 gramos de azúcar glas
  • 40 gramos de harina de maíz (Maizena)
  • 8 gramos de gelatina
  • 3 claras de huevo
  • 300 gramos de azúcar
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • Una cucharadita de extracto de coco
  • 270 gramos de chocolate blanco de cobertura


Preparación:

Lo primero que vais a hacer es disolver en un cuenco la gelatina en 6 cucharadas de agua y la reserváis.
Ahora hay que preparar un merengue italiano, para lo que vais a batir las claras a punto de nieve medio con 150 gramos de azúcar. Después preparáis un almíbar, para lo que ponéis media taza de agua en un cazo con los otros 150 gramos de azúcar. Lo dejáis cocer hasta que alcance los 115 grados –es necesario que tengáis un termómetro de cocina– y se lo echáis a las claras montadas y batís a velocidad rápida. Mientras el merengue está caliente, le añadís la gelatina y seguís batiendo hasta que se enfríe un poco y empiece a espesar.
Agregáis ahora el extracto de vainilla y el de coco.
Vertéis la mezcla en un molde cuadrado, forrado con papel vegetal y éste aceitado; dejáis que se extienda sola y que cuaje. Necesita por los menos dos horas.
Cuando esté lista la masa, esparcís sobre la tabla de cortar una mezcla con el azúcar glas y la maizena  y volcáis el molde con la masa. La cortáis en tiras y estas en cuadrados con un cuchillo que untaréis con la misma mezcla de la tabla.
Mientras se endurece la masa de las nubes, partís el coco con un martillo, le sacáis la pulpa, la peláis con un cuchillo o un pelador de verduras y la trituráis con una picadora. La extendéis en una bandeja de horno con papel vegetal y la tostáis a 180 grados unos 10 minutos.
Cuando tengáis las nubes cortadas, fundís el chocolate blanco en el microondas en tandas de 30 segundos y las bañáis hasta la mitad en éste y luego las pasáis por el coco rallado.
Dejáis reposar uno minutos hasta que el chocolate se solidifique.


Observaciones:

Si os da pereza preparar el coco, podéis comprarlo rallado, pero no es los mismo que el natural tostado en casa.

Con estas cantidades han salido 28 nubes.

En este enlace tenéis todas las maravillas de Anna Olson.













domingo, 30 de junio de 2019

Tarta de cerezas

Acercarse al horno con estas temperaturas infernales se merece un monumento, pero es la única forma de hacer esta tarta de cerezas antes de que termine la temporada de una fruta que me vuelve loca. Lleva una masa muy fácil de trabajar y está deliciosa. Los demás pasos son muy sencillos. Lo más engorroso es quitar el hueso a las cerezas pero si tenéis un deshuesador, en veinte minutos, más la cocción, tenéis lista una tarta de diez.



Ingredientes:
  • 300 gramos de leche condensada
  • 300 gramos de cerezas
  • 100 gramos de avellanas tostadas
  • 25 gramos de mantequilla
  • 2 huevos y 2 yemas
  • 2 cucharadas de Kirsch (licor de cerezas silvestres que nacen en la Selva Negra de Alemania)
  • Una cucharada de harina
  • Un limón
  • Canela en rama
  • Azúcar glas
Para la masa:
  • 150 gramos de harina
  • 50 gramos de aceite de oliva suave
  • Una copita de vino de Jerez dulce
  • Una cucharadita de azúcar
  • La corteza de un limón
  • Una pizca de canela 
  • Sal

Preparación:

Primero preparáis la masa: ponéis la harina sobre la encimera en forma de volcán y, en el centro, el aceite, el vino, el azúcar, una pizca de sal, otra de canela y la ralladura del limón. Lo mezcláis y lo trabajáis hasta que obtengáis una masa ligada. La dejáis reposar media hora. 
Mientras reposa la masa, deshuesáis la cerezas con un deshuesador o un cuchillo afilado. Las reserváis.
Y ahora, el relleno: disolvéis la leche condensada en 100 gramos de agua y en un cazo lo ponéis en el fuego con la mantequilla, la canela en rama y la corteza del limón.
En un bol batís los huevos y las yemas; le añadís la harina tamizada, las avellanas molidas, el Kirsch y la leche colada. Lo mezcláis. 
Extendéis la masa con un rodillo y forráis un molde con el fondo desmontable. Cubrís el fondo con las cerezas deshuesadas y le vertéis la mezcla de leche. Tenéis que cocer la tarta a 160 grados en el horno precalentado unos 40 minutos.
Desmoldáis la tarta cuando esté fría y la espolvoreáis con azúcar glas.



Observaciones:

He usado un molde de 23 cm.
La receta es de un libro de postres de La Lechera con algunas modificaciones mías.

domingo, 23 de junio de 2019

Rollitos de roquefort

Con el verano recién estrenado ya se acercan las vacaciones, las largas sobremesas, las cenas de picoteo... Precisamente, la receta de hoy es un aperitivo fácil y que podéis tener preparado con antelación. Quedaréis como cocineros de lujo con cuatro ingredientes y dedicándole poquísimo tempo.


Ingredientes:

  • 5 lonchas de jamón de York 
  • 8 quesitos
  • 200 gramos de queso Roquefort
  • Ciruelas pasas sin hueso

Preparación:

En un cuenco, chafáis con un tenedor los quesitos y el queso Roquefort hasta que consigáis una crema. 
Ponéis una loncha de jamón de York encima de un trozo de papel film más grande que la loncha, la untáis con la crema de queso con la ayuda de una espátula y en el centro cinco ciruelas. La enrolláis con el film como si fuese el papel de un caramelo. Hacéis lo mismo con el resto de lonchas y las metéis en el congelador.
Unos 30 minutos antes de servirlos, los sacáis del congelador, los cortáis en rodajas y dejáis que se descongelen. Listos para servir.


Observaciones:

Como siempre os escribo, podéis poner el queso que más os guste, pero tened en cuenta que tiene que ser cremoso para que podáis mezclarlo con los quesitos.

domingo, 16 de junio de 2019

Pastel tunecino de dátiles

No sé vosotros pero en casa estamos con los nervios de los últimos exámenes y con unas ganas inmensas de que acaben. Para endulzar estas horas de estudio he horneado un pastel tunecino de dátiles que, con el glaseado de limón, ha quedado de locura, y servido en la fuente que me han regalado Elena y José Ramón, todavía más bonito.


Ingredientes:
  • 200 gramos de harina 
  • 100 gramos de azúcar
  • 200 gramos de dátiles deshuesados
  • 50 gramos de nueces peladas
  • 50 gramos de mantequilla
  • 3 cucharadas de café soluble (tipo Nescafé)
  • 3 huevos
  • Una cucharadita de levadura
  • Sal
Para el glaseado:
  • 125 gramos de azúcar
  • El zumo de un limón

Preparación:

En un bol grande mezcláis la harina tamizada con la levadura y la sal con el azúcar, las nueces picadas y los dátiles partidos en trocitos. Cuando esos ingredientes estén bien mezclados, les añadís el café disuelto en 200 gramos de agua, la mantequilla derretida y los huevos batidos, y lo trabajáis hasta conseguir una masa lisa.
La vertéis en el molde que elijáis, engrasado con mantequilla o spray antiadherente, y lo cocéis en el horno precalentado a 180 grados unos 50 minutos.Tenéis que comprobar que está listo clavándole una brocheta o un palillo.
Lo sacáis del horno, esperáis 10 minutos, lo desmoldáis y lo dejáis enfriar encima de una rejilla.
Para hacer el glaseado, ponéis el azúcar en un bol y le vais echando el limón a cucharadas, de una en una, removiendo constantemente, hasta que alcance la textura justa. 


Observaciones:

Sin glaseado también está exquisito, pero éste le aporta una jugosidad extra que os va a encantar. También le quedaría bien un glaseado de naranja.

domingo, 9 de junio de 2019

Helado de cerezas y yogur griego

Este helado de cerezas es tan rápido de hacer como el exprés de plátano. Solo hay que cambiar la leche por los yogures griegos. Los helados con frutas congeladas salen muy cremosos y, además, en estos dos no hay que añadirles azúcar ya que con el que tienen las frutas es suficiente.
Además de la cremosidad tiene un color precioso.


Ingredientes:

  • Un kilo de cerezas maduras
  • 2 yogures griegos

Preparación:

Laváis las cerezas y les quitáis el hueso. Yo he utilizado un fantástico aparatejo de la marca Leifheitcz.  Si no, pues con un cuchillo afilado.
Una vez que estén deshuesadas, las metéis en el congelador y también los yogures. 
En cuanto se hayan congelado, ponéis las cerezas y los yogures en el robot de cocina y los batís hasta que se conviertan en un helado cremoso. Y aquí se acaba la receta.
Es una idea estupenda, siempre y cuando tengáis los ingredientes congelados, para tener en un minuto un helado delicioso para el postre.

Observaciones:

En el robot Thermomix lo preparáis en unos segundos a velocidad progresiva 5-10. 

Con estas cantidades hay helado para 8 personas.








miércoles, 5 de junio de 2019

Otras aliñadas de David de Jorge (Robin Food)

Asegura el cocinero David de Jorge que "uno de los mejores planes para este mundo es comer ostras", y tengo a mi alrededor a algunas personas que no pueden estar más de acuerdo con él. Para una de ellas he preparado estas ostras aliñadas del simpático Robin Food y así participo en el reto Cooking the Chef.



Ingredientes:

Las cantidades van a depender del número de ostras que os vayáis a comer. Para 9 ostras vais a necesitar:

Aliño japonés:

  • Una cucharada sopera de Sake (vino de arroz japonés)
  • Una cucharada de Mirim (vino dulce de arroz japonés)
  • Una cucharada sopera de vinagre de arroz japonés
  • Una pizca de wasabi en polvo

Aliño inglés:

  • Una pizca de salsa Worcestershire (Perrins)
  • Una pizca de salsa Tabasco
  • Pimienta negra

Aliño francés:

  • Una chalota muy picada
  • 4 hojas de estragón fresco
  • 2 cucharadas soperas de vinagre de vino tinto
  • Una cucharada de vino tinto

Para  el aliño japonés y francés mezcláis los ingredientes y aderezáis con ellos las ostras. Para el inglés, rociáis directamente de la botellita cada ostra con las salsas y le ponéis un golpe de pimienta molida.



Observaciones:

Estas son ostras francesas rizadas. Si hubiese tenido más tiempo habría encargado una caja de ostras del Eo en esta tienda on-line. Te las llevan a casa en transporte refrigerado y antes de 24 horas puedes disfrutar de ellas. 

Aquí todas las recetas que han participado en el reto de este mes.

lunes, 27 de mayo de 2019

Tostas de champiñones, queso Stilton y nueces

Último domingo de mayo y de nuevo día de elecciones. Para hoy he cocinado unas tostas tan sencillas como deliciosas que se preparan en un abrir y cerrar de ojos. Con una buena barra de pan tipo chapata han quedado de lujo.



Ingredientes:
(para 4 tostas)

  • 4 champiñones 
  • Una chapata
  • Un diente de ajo
  • Una manzana
  • El zumo de un limón
  • 50 gramos de queso Stilton
  • Un puñado de nueces


Preparación:

Cortáis cuatro rebanadas de la chapata en diagonal y las tostáis sobre una plancha. Cuando estén tostadas por ambos lados, las frotáis con el diente de ajo partido por la mitad. Cortáis la manzana en bastones, los ponéis en un cuenco y los regáis con zumo de limón.
Cortáis los champiñones en láminas y las ponéis sobre las tostadas, encima el queso desmenuzado y las nueces. 
Ponéis las tostadas en una fuente de horno y las gratináis hasta que el queso se funda.
Las sacáis y les colocáis los bastones de manzana escurridos.
Las servís inmediatamente.



Observaciones:

En lugar de Stilton podéis usar Roquefort o un Cabrales.

domingo, 12 de mayo de 2019

Molletes de lomo de orza al estilo azafrán, cebolla frita y queso manchego

Ya tengo en mi poder el tercer volumen que edita INTERPORC (Interprofesional Porcino de Capa Blanca) con recetas de ocho jefes de cocina de restaurantes repartidos por la geografía española. Todas son fantásticas, pero he cocinado una que ha tocado la parte manchega de mi corazón porque en casa de mis abuelos siempre había lomo de orza. El autor es Javi Estévez, propietario y jefe de cocina de La Tasquería (Madrid).



Ingredientes:
(Para cuatro personas)
  • 4 molletes de pan
  • Queso manchego
  • Cebolla frita (comprada)
  • Cebollino fresco
Para el lomo de orza:
  • 200 gramos de cabecero de lomo
  • Un kilo de sal gorda
Para el marinado:
  • Sal
  • Azúcar
  • Ajos
  • Laurel
  • Pimentón
  • Orégano
  • Canela
  • Comino
  • 25 gramos de vino blanco
  • 25 gramos de vinagre de Jerez
Alioli de azafrán:
  • 100 gramos de mayonesa
  • 5 gramos de ajo
  • 1 gramo de hebras de azafrán
  • 10 gramos de caldo

Preparación:

Cubrís el cabecero de lomo con la sal gorda y lo dejáis una hora. Pasado este tiempo lo laváis y lo secáis.
He marinado el lomo como lo hacía mi abuela. Javi Estévez lo mete en bolsas al vacío y lo cocina al vapor, método que, como os imaginaréis, hace 60 años no estaba muy extendido.
En un recipiente que podáis tapar, si tenéis una orza sería lo suyo, ponéis el lomo, lo cubrís con el vino y el vinagre, dos dientes de ajo machados, una hoja de laurel, una cucharada de pimentón, otra de orégano, otra de canela y unos cuantos cominos (al gusto). Lo tenéis que tapar muy bien y dejarlo marinar tres días.
Cuando pasen los días de reposo, lo cortáis en filetes finos y los pasáis a otro recipiente cubiertos totalmente de aceite de girasol.
Para hacer el alioli, hervís el caldo con las hebras de azafrán y, cuando esté frío, lo mezcláis con la mayonesa y el ajo triturado. Reserváis.


Acabado y presentación:

Partís los molletes por la mitad y los tostáis. Sacáis el lomo del aceite, lo cortáis en tiras y lo mezcláis con el alioli. Lo disponéis en la base del pan, encima le ralláis queso manchego, le ponéis la cebolla frita y el cebollino picado. En la otra parte del pan, el cocinero pone más alioli y salsa picante, por ejemplo unas gotas de tabasco.

Observaciones:

Si no utilizáis todo el lomo, se conserva perfectamente en el aceite. De hecho, cuando hacían matanza de cerdo era la manera de conservar el lomo.
Yo he marinado un kilo, ya que me pongo...





domingo, 5 de mayo de 2019

Pollo korma al azafrán de Asma Khan

Comenzamos el mes de mayo con ganas de buena temperatura, y hoy domingo, Día de la Madre, con un regalo extra porque se publica el reto Cooking the Chef, dedicado en esta ocasión a la chef india Asma Khan. He elegido, de entre sus innumerables recetas, este pollo korma al azafrán que cocinó en un capítulo de BBC Good Food con la locutora inglesa Emma Freud. El resto de recetas del reto está en este enlace.



Ingredientes:
  • 2 pechugas de pollo
  • 4 yogures griegos
  • 3 dientes de ajo
  • Una cucharada de pasta de jengibre fresco
  • 100 gramos de leche de coco
  • Una cucharada de hebras de azafrán
  • 6 cucharadas de aceite de girasol
  • 2 cebollas
  • Una cucharada de garam masala (mezcla de especias)
  • Una cucharada de cilantro molido
  • Un cuarto de cucharadita de chile molido
  • 2 cucharadas de almendra molida
  • Una cucharada de azúcar
  • Almendras fileteadas para adornar
  • Sal
Preparación:

En un bol mezcláis los yogures con los dientes de ajo machacados y la pasta de jengibre. Introducís en esa mezcla las pechugas de pollo cortadas en trozos de tamaño bocado. Cubrís con papel film y lo dejáis reposar en el frigorífico media hora. 
En un cazo ponéis a calentar la leche de coco, tiene que estar tibia. Añadís las hebras de azafrán, lo tapáis y dejáis que infusione.
En una sartén profunda o un wok que tenga tapadera, calentáis el aceite, freís las cebollas picadas a fuego lento hasta que estén doradas y caramelizadas. Cuando estén listas, las retiráis con una espumadera, procurando escurrirlas bien para que quede aceite en la sartén. Las reserváis.
A ese aceite, añadís el garam masala, movéis con una cuchara de madera y, en unos segundos, el cilantro molido y seguís moviendo. Pasado un minuto, agregáis el pollo con su marinada de yogur y lo dejáis cocer a fuego medio unos 5 minutos removiendo continuamente con la cuchara de madera, pero con cuidado para no romper el pollo. Cuando el aceite salga a la superficie y se separe del yogur, añadís el chile en polvo y una cucharadita de sal. Bajáis el fuego al mínimo, tapáis la sartén y lo dejáis cocer unos 35 minutos.
Cuando esté listo, retiráis la sartén del fuego, le agregáis la leche infusionada con el azafrán, la almendra molida, la cucharada de azúcar, las cebollas y volvéis a remover.
Antes de servir, probáis de sal y lo adornáis con las almendras fileteadas.
Le va que ni pintado un arroz basmati cocido.


Observaciones:

He cambiado la receta de Asma Khan en cuatro puntos:
  • He utilizado pechuga de pollo, en lugar de muslos.
  • Solo he puesto dos cebollas, en vez de las tres que indica ella.
  • La cebolla la he mezclado con el pollo y no se la he puesto de adorno por encima.
  • El pollo lo tuve macerando toda la noche, no la media hora de la receta original


domingo, 28 de abril de 2019

Ensalada de jamón, queso azul, apio y frambuesas

Hoy publico la receta un poco más tarde que de costumbre, pero es que hace un día tan estupendo que he salido a dar una vuelta, he ido a votar y ya estoy de vuelta con esta ensalada que huele a primavera por todas partes.


Ingredientes:

  • Una bolsa de mezcla de lechugas
  • Un puñado de frambuesas
  • Un tallo de apio troceado
  • 100 gramos de jamón serrano en lonchas finas
  • 100 gramos de azul desmenuzado (en este caso, danés)
  • Un puñado de nueces troceadas
  • Un puñado de hojas de hierbabuena fresca
  • Aceite de oliva 
  • Vinagre balsámico
  • Sal y pimienta

Preparación:

En el fondo de la fuente ponéis la mezcla de lechugas lavadas y bien escurridas, y encima todo los demás: el jamón, el queso, las nueces, las frambuesas y el apio.
Batís los ingredientes del aliño y se los vertéis a la ensalada en el momento de servirla.


Observaciones:

Si no os gustan las frambuesas, las cambiáis por moras.

domingo, 21 de abril de 2019

Tortilla de "ropa vieja" de mi abuela Elisa

Mi abuela Elisa hacía esta tortilla siempre que sobraba cocido. Y no solo esta tortilla, también freía las sobras con tomate y le añadía huevos. Una verdadera delicia. Las sobras del cocido –ropa vieja– están buenísimas con berenjenas, como en esta receta


Ingredientes:

  • Sobras de cocido: en esta ocasión patatas, chorizo, tocino y un poco de jamón serrano.
  • 5 huevos
  • Sal


Preparación:

Partís en cuadrados pequeños todo lo que haya sobrado del cocido y en una sartén con un chorrito de aceite dais unas vueltas hasta que cojan color. Los reserváis.

Batís los huevos con una pizca de sal y le añadís el cocido sofrito. Cuajáis la tortilla en una sartén con un poco de aceite muy caliente y le dais la vuelta. Lista. 
Una receta sencillísima que en casa desaparece en un minuto.

Observaciones:

La podéis hacer con todo lo que sobre del cocido: zanahorias, apio, pollo, ternera, garbanzos...



domingo, 14 de abril de 2019

Pan venezolano

Hoy es Domingo de Ramos y he publicado una receta muy apañada para tenerla lista cuando volváis de ver la procesión. Estupenda, además, por si tenéis invitados, porque cunde mucho. Se trata de un pan con la masa un tanto dulce, pero relleno de jamón de york, beicon, aceitunas verdes y pasas, que muestra la indiscutible riqueza de la cultura gastronómica venezolana. La receta es del panadero Daniel Jordá y de su libro "Love is in the bread".


Ingredientes:
  • 500 gramos de harina de fuerza
  • 40 gramos de azúcar
  • 10 gramos de sal
  • 250 gramos de leche
  • 200 gramos de mantequilla
  • 100 gramos de agua
  • 20 gramos de levadura fresca
  • 100 gramos de masa madre (opcional)
  • Olivas verdes deshuesadas
  • Jamón york en lonchas
  • Beicon sin corteza
  • Pasas sin pepitas
  • Un huevo 

Preparación:

En un bol, mezcláis los ingredientes secos –harina, azúcar, sal, mantequilla y levadura– posteriormente añadís los líquidos –leche y agua– y mezcláis bien hasta que se convierta en una mezcla homogénea. Sacáis la masa del bol y la dejáis reposar en la encimera 10 minutos. 
Untáis la encimera de aceite y amasáis de nuevo. A partir de aquí, la masa tiene que doblar su volumen. 
Cuando haya doblado, la estiráis hasta formar una plancha de 4-5 milímetros de grosor. La cubrís con los ingredientes del relleno y la enrolláis hasta que quede como un cilindro. 
Pintáis con un huevo batido y lo cocéis entre 12 y 15 minutos con el horno precalentado a 210 grados.


Observaciones:

Si a mitad de cocción veis que se tuesta demasiado la parte superior, le ponéis un papel de aluminio por encima.

Jordá aconseja acompañar este pan con un vino blanco seco. Asegura que es un "matrimonio perfecto".

domingo, 7 de abril de 2019

Alubias rojas de Anguiano con tocino y chorizo

Tengo una suerte inmensa con el "asunto legumbres": o bien me las traen de Burgos Elena y José Ramón, o de La Rioja Miguel, mi nuevo compañero en la oficina, manchego de nacimiento, que vive en la Rioja y que ha dado con sus huesos, por una oposición, en Cartagena. Estas alubias rojas que he cocinado hoy me las ha traído él. Son de la Asociación de Cultivadores de Alubia de Anguiano y vienen con receta tradicional incluida. Son mantecosas y tienen un sabor increíble. Una auténtica delicia.


Ingredientes:
(Para 6 personas)
  • 600 gramos de alubia roja de Anguiano
  • 300 gramos de tocino fresco
  • 250 gramos de chorizo fresco
  • 2 puerros
  • 3 dientes de ajo
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Pimentón
  • 1 litro y 1/2 de agua embotellada

Preparación:

La noche anterior laváis la alubias y las ponéis en remojo con un litro y medio de agua.
A la mañana siguiente las ponéis en una olla a cocer a fuego fuerte con el mismo agua de remojo, junto con el tocino y los puerros picados. Cuando empiecen a hervir, las "espantáis" con un vaso de agua fría y, cuando empiecen de nuevo a hervir, bajáis el fuego. Así, a fuego lento, las dejáis unas dos horas moviendo la olla de vez en cuando. Cuando las alubias estén cocidas, añadís el chorizo y la sal y las dejáis cocer unos minutos más moviéndolas de nuevo.
Mientras, hacéis un refrito con los ajos y el pimentón. En cuanto esté listo, lo incorporáis a la olla y seguís moviéndola un rato, siempre a fuego lento.
Las probáis de sal, las retiráis del fuego y dejáis reposar.



Observaciones:

Por supuesto podéis hacer las alubias en la olla rápida. Una vez que las hayáis asustado con el agua fría, cerráis la olla y la tenéis el tiempo que indique vuestro modelo, luego la abrís y seguís con el paso del chorizo y el refrito igual que en la receta.

He sustituido la cebolla de la receta original por dos puerros.

La Asociación de Cultivadores de Alubia Anguiano recomienda que se congelen las alubias dos días para mejorar su conservación.

Si queréis más información, esta es la página web de la asociación: www.alubiadeanguiano.com

Miguel, muchísimas gracias. ¡Cómo me conoces ya!


viernes, 5 de abril de 2019

Pan payés de Daniel Jordá

Ganas tenía de un panadero y mira tú que este mes las chicas de Cooking The Chef han elegido a Daniel Jordá y sus maravillosos panes. Me encanta hacer pan, meter las manos en la masa, comprobar cómo leva la masa, cómo sube en el horno...Si no lo habéis probado todavía, os lo recomiendo. Es una gozada. A pesar de que la lista de panes de Jordá es muy larga y de que los creativos son fantásticos, me he decidido por el típico pan payés que sale genial, muy crujiente por fuera y con una molla blandita por dentro. Y, además, dura varios días en perfecto estado (si es que en vuestra casa dura, claro).



Ingredientes:
  • 500 gramos de harina de trigo
  • 20 gramos de levadura fresca
  • 10 gramos de sal
  • 300 gramos de agua embotellada
  • 100 gramos de masa madre (opcional)


Preparación:

El pan payés (de pueblo, o rústico) es un pan típico de la gastronomía catalana, balear y también valenciana, y a mí, especialmente, me chifla. Con jamoncito y un buen aceite, no necesita nada más.
Para prepararlo, en la encimera hacéis un volcán con la harina y en el centro ponéis el agua, la sal y la levadura desmenuzada y vais mezclando de fuera hacia dentro hasta formar una bola que amasáis durante 10 minutos y que luego ponéis en un banneton o en el cuenco que utilicéis, tapado hasta que doble su volumen. De vez en cuando, le pasáis la palma de la mano mojada con agua, porque es importante que la masa esté humedecida.
Cuando haya crecido el doble, le dais la vuelta al banneton encima de la bandeja del horno para que caiga la masa, y la metéis en el horno precalentado a 180 grados durante unos 40 minutos. 


Observaciones:

Sobre la masa madre, dice el panadero que "es un elemento que contribuye a ampliar la paleta global de sabores y texturas. Sin embargo, no es imprescindible para hacer buen pan. Es una opción más, interesante como todas".
Yo la he puesto, pero sin ella también podéis hacer este pan payés.

Aunque no esté dorado, está muy crujiente.

Para hacer levar este pan he utilizado un banneton, que no es otra cosa que un cuenco hecho con pulpa de madera. Al igual que la masa madre, tampoco es imprescindible pero, como son asequibles, podéis comprar uno, por si os decidís a hacer pan en casa. Los encontráis, por ejemplo, en la tienda on-line de El Amasadero.

Este es el enlace con el resto de panes de Jordá.



domingo, 31 de marzo de 2019

Ensalada de garbanzos

¡Por fin llueve con ganas en Cartagena! Y, además, una lluvia fina que cala y que no arrastra, que es lo que siempre pasa por esta zona. Para este día lluvioso he preparado, de primer plato, una ensalada de garbanzos, facilísima y riquísima de comer. 


Ingredientes:

  • 100 gramos de garbanzos cocidos (pueden ser de bote)
  • Una bolsa de lechugas variadas de 150 gramos
  • Un puñado de tomates cherry
  • Un puñado de pipas peladas
  • Un par de cucharadas de sésamo tostado
  • 100 gramos de queso Cheddar curado
  • Un puñado de arándanos deshidratados
  • Aceite de oliva
  • Vinagre de Jerez
  • Sal y pimienta

Preparación:

Laváis las lechugas y las escurrís. Partís los tomates en cuartos y el queso en cuadrados. Enjuagáis los garbanzos.
En la fuente que hayáis elegido, ponéis las lechugas, los garbanzos, los tomates, el queso, los arándanos y, por último, las pipas y las semillas de sésamo.
Para el aliño, batís con varillas o un tenedor cuatro cucharadas de aceite de oliva, dos de vinagre de Jerez, sal y pimienta y se lo vertéis por encima a la ensalada cuando la vayáis a servir.

Observaciones:

Las semillas de sésamo y las pipas peladas las encontráis en cualquier supermercado.

Podéis sustituir los garbanzos por lentejas o habichuelas cocidas.