domingo, 28 de febrero de 2021

Pavlova con crema de mandarina y frutos rojos

Esta semana he preparado una pavlova, que no es otra cosa que un postre de merengue crujiente por fuera y cremoso por dentro. La de hoy la he rellenado de crema de mandarina, fresas, arándanos y frambuesas. Una delicia para la vista y para el gusto. Las pavlovas son preciosas.

Ingredientes:

(Para 10 raciones)

  • 400 gramos de azúcar
  • 220 gramos de claras de huevo (4 huevos)
  • 2 cucharadas de harina de maíz (Maizena)
  • 2 cucharadas de vinagre blanco

Para el relleno:

  • 250 gramos de crema de mandarina
  • Fresas
  • Arándanos
  • Frambuesas

Preparación:

La pavlova no es difícil de hacer, pero sí que hay tener un poco de maña para presentar el merengue. Sin embargo, a mí me encanta que queden con aspecto rústico.

Ponéis en un cuenco las claras de huevo y con unas varillas eléctricas las batís a velocidad media hasta que comiencen a espumar. Cuando hayan espumado, les añadís la mitad del azúcar, subís la velocidad y seguís mezclando a máxima potencia.

Cuando el merengue forme picos, le añadís el resto del azúcar mezclado con la harina de maíz y el vinagre y seguís batiendo hasta conseguir un merengue muy firme.

Podéis hacer la forma del merengue a ojo o bien os guiáis dibujando en un papel vegetal un círculo tomando como medida un molde de 20 centímetros. Con ese papel, forráis la bandeja del horno, pero acordaos de darle la vuelta para que el círculo no esté en contacto con el merengue.

Colocáis el merengue en el círculo y le vais dando forma redonda con una espátula. Tenéis que dejarle un hueco en el centro para el relleno. Para la forma de alrededor, sacáis vuestra vena artista y a esculpir. 

Para que no se mueva el papel vegetal en la bandeja, podéis ponerle en cada esquina un pegote de merengue.

Metéis la bandeja en el horno precalentado a 100 grados y lo dejáis una hora y media. Cuando pase este tiempo, apagáis el horno y dejáis el merengue dentro hasta que se enfríe.

Para el relleno he usado una crema de mandarina que preparé el otro día y frutos rojos, pero podéis rellenarla de nata montada, de crema pastelera, de crema de pistachos, de lemon curd... De lo que os apetezca.

Cuando esté rellena, la cubrís con azúcar glas.


Observaciones:

No os preocupéis si se resquebraja, es síntoma de que está bien horneada.

Cómo veis en la fotografía del corte, se distingue muy bien la parte crujiente del merengue de la parte cremosa y el relleno.

La que os sobre debéis guardarla en el frigorífico.

domingo, 21 de febrero de 2021

Tarta de queso con tres ingredientes

 ¿Que quieres una tarta y no te quieres complicar? Nada más sencillo que esta de queso con solo tres ingredientes: huevos, queso crema y leche condensada. La de veces que la habré hecho y todavía no la había publicado en el blog. Pues, hala, aquí la tenéis.


Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 250 gramos de queso de untar
  • Un bote pequeño de leche condensada (370 gramos)
  • Azúcar glas para decorar (opcional)

Preparación:

Preparar esta tarta es sencillísimo. Lo más importante es cubrir bien el molde con papel de aluminio para que no le entre agua. Pero primero, a hacerla.

Separáis las claras de las yemas. En un bol ponéis las yemas y las mezcláis con unas varillas con el queso a temperatura ambiente y la lecha condensada. En otro bol, batís las claras a punto de nieve.

Vais añadiendo las claras montadas, poco a poco, con movimientos envolventes con una espátula a la mezcla de yemas hasta que todo esté integrado.

Capítulo molde: Yo he utilizado  un molde de 20 centímetros de ancho por 7 centímetros de alto. Si no tenéis de estas medidas, y el vuestro es más grande, la tarta estará igual de rica pero no subirá tanto.

Cubrís el fondo del molde con papel vegetal y lo engrasáis, o bien con mantequilla o con spray antiadherente. Y lo cubrís con papel de aluminio.

En una fuente donde quepa este molde, ponéis agua caliente y lo metéis.

Con el horno precalentado a 180 grados, ponéis el molde en medio y lo cocéis 35 minutos. Cuando pase este tiempo, apagáis el horno y dejáis la tarta dentro con la puerta entreabierta otros 30 minutos. 

La sacáis, dejáis que se enfríe del todo y la metéis en el frigorífico. 

Observaciones:

Podéis cubrirla de azúcar glas, de mermelada, de dulce de leche... Pero sin nada está espectacular.


domingo, 14 de febrero de 2021

Corazón de verduras

He caído en la tentación de cocinar una receta con forma de corazón para el Día de los Enamorados pero como la red está inundada de corazones dulces, yo lo he preparado salado. Una tarta de verduras con una base de masa quebrada.


Ingredientes:

  • Una lámina de masa quebrada
  • Una berenjena
  • Un calabacín
  • Una zanahoria grande
  • 2 huevos
  • 200 gramos de queso crema
  • 100 gramos de nata
  • 50 gramos de queso manchego curado

Preparación:

Es una tarta sencillísima de preparar y más aún si tenéis un molde desmontable en forma de corazón. Si no, podéis hacerla en el molde que tengáis en casa.

Necesitáis un buen pelador de verduras, una mandolina o un cuchillo bien afilado para partir las verduras en tiras muy finas.

Cubrís el molde con la masa quebrada, recortáis la que sobre, pincháis el fondo con un tenedor, le ponéis encima el papel que trae la masa quebrada y lo llenéis de legumbres. Lo metéis en el horno precalentado a 180 grados, durante 10 minutos. Lo sacáis, le quitáis las legumbres y lo reserváis.

En un bol batís los dos huevos con la nata, el queso crema, sal y pimienta. Volcáis esta mezcla en el molde y le ponéis el queso manchego en trocitos o rallado. Como queráis.

Ahora vais intercalando las tiras de verduras hasta cubrir todo la crema de queso y huevos.

Lo metéis en el horno 30 minutos y lista la tarta de verduras.

Observaciones:

Podéis cambiar el queso manchego por otro más suave.





domingo, 7 de febrero de 2021

Canelones de espárragos y champiñones

Para este primer domingo de febrero he preparado unos canelones rellenos de espárragos trigueros y champiñones, cubiertos de una fina capa de tomate frito casero y unas lascas de queso Parmesano. Otra receta que puedas preparar con antelación y gratinar mientras pones la mesa y aliñas la ensalada. Nos han encantado.


Ingredientes:

(Para tres personas)
  • Un caja de placas de canelones (12)
  • Un manojo de espárragos trigueros
  • 30 gramos de champiñones
  • Media cebolla
  • Tomate frito casero
  • Queso Parmesano
  • Aceite de oliva
  • Sal
Preparación:

Yo he usado placas que se sumergen en agua caliente. Más sencillo todavía.
Cocéis los espárragos enteros en un cazo con agua y sal durante 15 minutos. Los escurrís y los reserváis.
Mientras se ablandan las placas, en una sartén sofreís la cebolla cortada en plumas en tres cucharadas de aceite a fuego lento.Cuando tome color, añadís los champiñones limpios y cortados en trozos pequeños. Sazonáis con sal, pimienta y nuez moscada.
En el centro de cada placa ponéis una cucharada del sofrito de cebolla y champiñones, tres espárragos y enrolláis el canelón. Los vais poniendo en una fuente de horno.
Los cubrís, uno a uno, con tomate frito –si es casero, mucho mejor– y unas lascas de queso Parmesano. Metéis la fuente en el horno precalentado con el grill puesto y lo gratináis hasta que el queso se dore.
Una receta tan sencilla como deliciosa.

Observaciones:

Podéis cambiar el queso por cualquiera que tengáis en casa.

viernes, 5 de febrero de 2021

Genestada

El Sent Soví es el libro más antiguo que se conserva escrito en catalán. Es un recetario medieval, de autor anónimo y del que perduran dos copias manuscritas originales. Una en la Universidad de Valencia y la otra en la Biblioteca Universitaria de Barcelona. Pues bien, escrito todo esto, os imaginaréis que el reto Cooking the Chef de este mes va de esta maravilla de libro y la receta que yo he escogido es la genestada o ginestada, que es una crema dulce hecha a base de leche de almendras, harina de arroz, azúcar y especias. 

Ingredientes:

  • 500 gramos de agua
  • 50 gramos de harina de almendras
  • 60 gramos de harina de arroz
  • 3 trozos de canela en rama
  • 3 clavos de olor
  • 50 gramos de azúcar
  • Una cucharada de azafrán molido
  • 35 gramos de pasas
  • 30 gramos de piñones tostados

Preparación:

Debe su nombre a la semejanza con el color de la retama y se tomaba en días de abstinencia.

Mezcláis el agua y la harina de almendra con una cuchara y luego lo batís con una batidora medio minuto. Coláis el líquido por una gasa o un colador de tela y ponéis la leche resultante en un cazo. En un bol, disolvéis la harina de arroz con un poco de la leche de almendras que acabáis de hacer y lo añadís al cazo.

Ponéis el cazo en el fuego a temperatura media y le ponéis el azúcar, la canela, los clavos de olor y removéis constantemente para evitar que se pegue. Cuando empiece a hervir, espesará y tenéis que seguir moviendo sin parar. Lo dejáis cociendo 5 minutos e incorporáis las pasas, los piñones tostados y el azafrán en polvo. Seguís moviendo 2 minutos más y lo apartáis del fuego.

Observaciones:

Es un postre muy vistoso para servir en vasitos individuales. Podéis ponerle unos piñones tostados por encima.

En este enlace todas las recetas con el sello Sent Soví.