domingo, 22 de diciembre de 2019

Terrina de setas con corazón de foie-gras

Ahora sí que ya tenemos la Navidad tocando al timbre. Hoy nos hemos levantado con las voces de los niños que cantan la lotería y con las ilusión de que nos toque. Mientras caen las bolas, a ver qué os parece esta terrina de setas y champiñones con el corazón de foie-gras. Una receta, que a pesar de que no tener un color muy fotogénico, es sencillísima de cocinar, está deliciosa y es otra idea para las comidas y cenas festivas que se avecinan. 


Ingredientes:
(para ocho raciones generosas)
  • Un kilo de setas variadas y champiñones
  • 200 gramos de nata
  • 4 huevos
  • Una flauta de foie-gras de pato de 250 gramos
  • Aceite de oliva
  • Mantequilla
  • Pan rallado
  • Sal
  • Pimienta
Preparación:

Lo primero que tenéis que hacer es congelar la flauta de foie-gras. Después, limpiáis las setas y los champiñones con un paño, las troceáis y las salteáis en una sartén con unas seis cucharadas de aceite de oliva.
Cuando estén salteadas, reserváis dos tercios y el resto lo ponéis en el vaso de la batidora junto con los huevos y la nata. Lo batís y la mezcla la pasáis a un bol. Salpimentáis y le añadís las setas reservadas.
Engrasáis la terrina con mantequilla y la espolvoreáis con pan rallado, rellenáis con una capa de setas hasta la mitad, ponéis el foie-gras congelado en el centro y lo cubrís con la mezcla restante.
Con el horno a 180 grados, metéis la terrina en una bandeja con agua que la cubra hasta la mitad –al baño María– y la cocéis durante unos 50 minutos.
Dejad que se temple para que podáis cortarla con facilidad.
Servidla con unos cristales de sal Maldon por encima.

Observaciones:

Si no tenéis una terrina de barro o de metal, podéis utilizar un molde de plum-cake.

Si el presupuesto se os dispara con el foie de pato, lo cambiáis por el de cerdo y la terrina sigue estando exquisita.



domingo, 15 de diciembre de 2019

Pollo al curry

Me imagino que ya estaréis pensando en lo que vais a cocinar para la cena de Nochebuena y la comida de Navidad. Pero como el resto de días también hay que comer, os propongo una receta de pollo al curry que se hace rapidísima y con un resultado brillante. Lo he servido con arroz cocido. Por cierto, hoy la receta va dedicada a mi ahijado Jose, que cumple años. ¡Muchas felicidades!




Ingredientes:
(para cuatro personas)
  • 2 pechugas enteras de pollo troceadas
  • Una lata de leche de coco
  • Una cebolla tierna
  • 2 dientes de ajo
  • Una cucharada de jengibre en polvo
  • Una cucharada de cúrcuma
  • Dos cucharadas de curry
  • 2 guindillas secas
  • 50 gramos de tomate triturado
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra
  • 300 gramos de arroz
Preparación:

En una cazuela de paredes bajas, ponéis el aceite de oliva y sofreís en él la cebolla tierna picada y los dientes de ajo. A mitad de cocción, añadís las guindillas partidas por la mitad y sin pepitas, dais unas vueltas y echáis el tomate triturado. Lo dejáis unos cinco minutos. Incorporáis el jengibre, la cúrcuma y el curry, lo mezcláis muy bien y añadís el pollo salpimentado. Lo cocináis a fuego fuerte hasta que el pollo se dore, dándole vueltas para que no se queme. 
Ahora, cubrís con la leche de coco, bajáis la intensidad del fuego y dejáis que reduzca un poco. Tenéis que probarlo por si le faltase sal. Lo dejáis cocer diez minutos.
Al mismo tiempo que preparáis el pollo, podéis cocer el arroz. Para ello, laváis la cantidad de arroz que vayáis a utilizar para quitarle el almidón.
Ponéis un cazo al fuego y, cuando empiece a hervir, echáis el arroz, dos cucharadas de aceite y un puñado de sal, y lo dejáis unos 4 minutos hasta que se evapore un poco del agua. Cuando veáis que no hay burbujas de agua sobre el arroz, bajáis el fuego y tapáis el cazo. Lo dejáis así otros 14 minutos. Pasado el tiempo, lo probáis, apagáis el fuego y lo dejáis reposar tapado otros dos minutos.



Observaciones:

El arroz tipo basmati le va de maravilla, pero tened en cuenta que la cocción no es la misma que con un arroz tipo bomba.

Le podéis poner por encima cilantro o perejil picados.

La leche de coco la podéis sustituir por nata, pero el sabor cambiará completamente.

jueves, 5 de diciembre de 2019

Ensalada César del chef José Ándrés

Otra vez han vuelto a dar en el clavo las mamis de Cooking the Chef con su elección de cocinero: el polifacético, humanitario y televisivo chef  José Ramón Andrés Puerta, más conocido como José Andrés. Me gusta mucho, muchísimo y la salsa de su ensalada César me lleva de cabeza. Tenéis que probarla. No tiene nada que ver con las que sirven en la mayoría de los restaurantes y a las que  también llaman "César". La Navidad está llamando a la puerta. Esta ensalada puede ser una buena opción para estos días. Vamos al lío.



Ingredientes:
(Para cuatro personas)
  • Una lechuga romana
  • Una pechuga de pollo asada o a la plancha, pero que quede bien jugosa
  • Un puñado de picatostes salteados en aceite o mantequilla
  • Queso parmesano rallado muy fino
  • Unas gotas de vinagre blanco
Para la salsa al estilo "José Andrés":
  • 160 gramos de queso parmesano
  • Un huevo
  • Una cucharadita de zumo de limón
  • Seis filetes de anchoas
  • 2 cucharaditas de salsa inglesa Worcertershire (Perrins)
  • Una cucharadita de vinagre de vino blanco
  • Una cucharadita de mostaza de Dijon
  • Dos dientes de ajo medianos, machacados (él pone 4)
  • Una cucharadita de pimienta negra recién molida
  • Una taza de aceite de oliva virgen extra
  • Una o dos cucharadas de agua mineral

Preparación:

Asáis la pechuga de pollo –el cocinero le añade cebolla, apio y ají dulce; yo no– de forma que quede seca por fuera y jugosa por dentro. La cortáis en trocitos de 2,5 centímetros de lado.
Laváis la lechuga con unas gotas de vinagre y la dejáis a remojo en el agua para que se ponga firme.
En el vaso de la batidora ponéis, por este orden: el aceite de oliva, el huevo, el ajo, las anchoas escurridas, el vinagre, la salsa inglesa, el zumo de limón, la pimienta y el queso parmesano, y batís hasta que se deshagan las anchoas y la salsa espese como una mayonesa. Ahora le añadís el agua, poco a poco, para que se rebaje y quede una salsa más ligera.
En la fuente de servir la ensalada ponéis la lechuga escurrida o centrifugada, el pollo, los picatostes de pan y lo bañáis con la salsa. 
Podéis decorarla con queso parmesano rallado, unos trocitos de anchoas o de jamón serrano.


Observaciones:

El chef sugiere que, si os gusta con sabor más fuerte, utilicéis el aceite de las anchoas al hacer la salsa.

En este enlace encontráis el resto de las recetas de José Andrés.