domingo, 27 de enero de 2019

Suflé de queso y cerveza

Vuelvo a la carga, después de varios domingos en los que he hecho novillos, con una receta ligera, suave y con un sabor exquisito. Se trata de un suflé de queso y cerveza que solo por su aspecto ya os va a apetecer cocinarlo. Es tan ligero, que se deshace en la boca.


Ingredientes:
  • 100 gramos de queso Grüyere rallado
  • 100 gramos de mantequilla
  • 100 gramos de cerveza
  • 5 huevos
  • Una cucharada de harina
  • Sal y pimienta
Preparación:

A primera vista, puede parecer complicado cocinar un suflé, pero no lo es. En un cazo, derretís la mantequilla y le añadís la cerveza y una pizca de sal. Añadís la cucharada de harina y lo dejáis cocer a fuego bajo unos diez minutos, removiendo de vez en cuando. Pasados los minutos, incorporáis el queso, un poco más de sal y la pimienta, y removéis de nuevo hasta que quede bien mezclado.
Apartáis el cazo del fuego, le agregáis las yemas y las claras batidas a punto de nieve firmes, pero no excesivamente.
Llenáis con esta mezcla un molde de suflé –tienen las paredes altas y así facilitan que suba la masa– o en moldes individuales que previamente habréis untado con mantequilla y lo metéis 10 minutos en el horno precalentado a 200 grados y otros 15 a 180 grados. Es conveniente que le pongáis a la bandeja del horno un poco de agua para que el suflé quede más jugoso.
No lo saquéis enseguida. Apagáis el horno y los dejáis dentro unos cinco minutos para que repose.

Observaciones:

No podéis abrir el horno mientras se cuece el suflé.
Lo tenéis que servir inmediatamente, porque baja en un abrir y cerrar de ojos como le ha pasado al mío mientras he preparado la máquina de fotos. 

sábado, 5 de enero de 2019

Oreo Nutella cheescake de Donal Skehan

Cuando las recetas del reto Cooking the Chef estén navegando por la red, ya habremos estrenado el año 2019. No sé a vosotros, pero a mí este año se me ha pasado más rápido que los anteriores. Los años vuelan. Igual que los meses con el reto. Esta vez dedicado al joven irlandés Donal SkehanHe elegido su pastel de queso, Nutella y Oreo porque le encanta a mis hijos.


Ingredientes:
  • 300 gramos de galletas Oreo
  • 100 gramos de mantequilla derretida
  • 400 gramos de queso crema
  • 2 huevos grandes
  • 100 gramos de azúcar glas
  • 75 gramos de nata
  • 4 cucharadas colmadas de Nutella
Preparación:

Skehan utiliza un molde de 18 x 28 x 5 cm de alto.
Lo primero que tenéis que hacer es triturar las galletas Oreo y mezclarlas con la mantequilla derretida. Esta mezcla la ponéis en el fondo del molde, que habréis forrado con papel vegetal, y lo metéis en el horno precalentado unos 15 minutos a 180 grados. Lo sacáis y reserváis.
En un robot de cocina o en un bol con unas varillas eléctricas, mezcláis el queso crema, con el azúcar, los huevos y la nata. De esta masa, apartáis medio vaso que vais a mezclar con las cucharadas de Nutella.
Ahora, ponéis en el molde la mezcla de queso crema y encima la de Nutella, y con un tenedor o una brocheta, hacéis unos dibujos. Lo metéis en el horno 35 minutos. Lo sacáis y lo dejáis enfriar.


Observaciones:

Está tan buenísimo que lo vais a hacer más de una y de dos veces, y además sencillísimo. En este enlace está el resto de recetas con el sello Skehan.

La botella de cristal con lucecitas es un regalo de mi hija Leticia que sabe lo que me gustan los adornos navideños.