domingo, 29 de noviembre de 2020

Tarta de pollo, tomates y queso parmesano

 Y así, sin darnos cuenta, nos hemos plantado en el último domingo de noviembre. La receta de hoy es de aprovechamiento. Con una pechuga que tenía en el frigorífico y cuatro ingredientes más he preparado una tarta tan fácil como esta. La acompañáis de una ensalada y ya tenéis una cena completa.


Ingredientes:

  • Una plancha de hojaldre
  • Una pechuga de pollo
  • Tomates cherry
  • Unas hojas de hierbabuena
  • 3 huevos
  • 200 gramos de nata
  • 100 gramos de queso parmesano
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Nuez moscada

Preparación:

Es una tarta facilísima de preparar. He escogido un molde rectangular porque así era la plancha de hojaldre que me quedaba. La ponéis en el molde, la pincháis con un tenedor y la cubrís con legumbres o bolas cerámicas y la metéis en el horno precalentado a 180 grados unos diez minutos.

Mientras, en un bol batís los huevos con nata, la sal, la pimienta y media cucharadita de nuez moscada. Les añadís la pechuga troceada, el queso parmesano rallado o a trocitos y removéis. Reserváis.

Sacáis el molde del horno, quitáis las legumbres y, cuando se enfríe el hojaldre, le vertéis la mezcla de pollo y huevos, le intercaláis los tomates cherry cortados por la mitad y las hojas de hierbabuena. En 35 minutos estará listo. El horno sigue a 180 grados y lo ponéis en el centro, encima de la rejilla.

Observaciones:

Como os podéis imaginar, esta tarta da mucho juego con los ingredientes que tengáis vagando por el frigorífico. El caso es no desperdiciar comida ni tirarla a la basura.





domingo, 22 de noviembre de 2020

Macarrones al cava

 El tiempo vuela y si nos descuidamos tenemos la Navidad tocando a la puerta. Y en Cartagena sigue haciendo una temperatura excelente. Hoy mismo vamos a llegar a los 24 grados.  Somos unos privilegiados y podemos disfrutar aún de comidas al aire libre. Para la de hoy he preparado unos macarrones al cava, con una mezcla de sabores sorprendente. Abajo os explico los detalles de la receta.

Ingredientes:

  • 300 gramos de macarrones
  • 250 gramos de leche
  • 250 gramos de cava seco o semi seco
  • 30 gramos de harina de maíz (Maizena)
  • 30 gramos de mantequilla
  • 50 gramos de queso rallado
  • 100 gramos de champiñones de lata
  • 100 gramos de jamón York cortado a tiras
  • 4 cucharadas de nata líquida
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Nuez moscada

Preparación:

Hervís los macarrones en agua y sal hasta el tiempo que indique el paquete. Los enfriáis con agua y los escurrís. Para preparar la salsa, derretís en un cazo grande la mantequilla, le añadís la harina de maíz y removéis bien, mejor con unas varillas. Cuando no tenga ningún grumo, le añadís la leche y el cava y lo lleváis a ebullición. Lo sazonáis con sal, media cucharadita de nuez moscada y lo dejáis cocer 2 minutos. Apartáis el cazo del fuego y reserváis.

En una sartén grande, rehogáis los champiñones cortados con una cucharada de mantequilla y la mitad del jamón. Agregáis los macarrones cocidos, la salsa, la nata, mezcláis y probáis el punto de sal. Lo pasáis a una fuente de horno, repartís el resto del jamón por encima, espolvoreáis con el queso rallado y lo gratináis. 

Observaciones:

Podéis sustituir el jamón dulce por beicon o panceta.

Esta receta es de otro de mis recortes de revista de hace mil años que tengo guardada en "mi caja de recetas". He variado alguna cosilla, pero la esencia es la misma.


domingo, 15 de noviembre de 2020

Pollo con mandarinas y miel

En plena época de mandarinas, hoy las vamos a usar en esta receta con pollo que me dio ayer mi amiga Sofía. Una maravillosa mezcla de sabores y olores que os van a entusiasmar. Las mandarinas las cultivan mis primos de Alhama y os aseguro que no hay otras iguales. 

Ingredientes:

(para cuatro personas)

  • 4 contramuslos de pollo
  • 3 cebollas moradas
  • Un kilo de mandarinas
  • 8 cucharadas de miel
  • 50 gramos de manteca de cerdo
  • Un clavo de olor
  • Bolas de pimienta negra
  • Una rama de hierbabuena
  • 4 cucharadas de brandy
  • Sal

Preparación:

Precalentáis el horno a 175 grados mientras preparáis la receta.

Cubrís una bandeja de horno con una capa de rodajas de mandarinas y con otra de cebollas moradas. En un mortero machacáis el clavo de olor con las bolas de pimienta negra y sal y con esta mezcla sazonáis el pollo. Ponéis los contramuslos encima de la cebolla, repartís los gajos de dos mandarinas entre el pollo, unas hojas de hierbabuena y lo metéis en el horno hasta que el pollo esté casi hecho.

En ese momento, sacáis la bandeja del horno, pintáis los trozos de pollo con la manteca de cerdo derretida, le vertéis por encima las cucharadas de brandy y un zumo que haréis con el resto de las mandarinas mezclado con las cucharadas de miel. Lo metéis de nuevo en el horno y, cuando se dore por la parte de arriba, le dais la vuelta al pollo para que se dore también por abajo. 

Observaciones:

Podéis hacerlo con el pollo entero, al que iréis dando la vuelta para que se dore por todas partes. 


domingo, 8 de noviembre de 2020

Fideuá al Jerez

 En Cartagena seguimos con una temperatura envidiable para dar largos paseos, pero con mascarilla, que el panorama, como sabéis, no es nada halagüeño debido al coronavirus. Esta mañana he cocinando una fideuá al jerez que huele de maravilla. Lo he preparado todo y solo falta que cuando, vuelva de darme una vuelta, le añada el caldo y los tropezones que quedan (mejillones y gambones). Tan fácil, que no tenéis excusa para no hacerla. ¡Feliz domingo!


Ingredientes:

  • 400 gramos de fideos para fideuá
  • 2 calamares
  • Un kilo de mejillones
  • Una docena de gambones
  • 1.500 gramos de fumet (caldo de pescado)
  • Una cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 100 gramos de Jerez seco
  • Aceite de oliva
  • 2 hojas de laurel
  • Pimienta en grano
  • Perejil
  • Sal
Preparación:

Si no tenéis fumet, lo preparáis con las cabezas y las cáscaras de los gambones. Las ponéis en un cazo grande con agua y las cocéis durante unos minutos. Cuando hiervan, apartáis el cazo del fuego y coláis el caldo después de haber machado con la mano de un mortero las cabezas.
En otra olla, cocéis los mejillones limpios de barbas con un poco de agua, dos hojas de laurel y unos granos de pimienta negra. En cuanto se abra, les quitáis las conchas y reserváis la carne. El caldo colado también lo guardáis.
En la cazuela en la que vayáis a preparar la fideuá, sofreís la cebolla y los ajos picados y, cuando estén sofritos, incorporáis los calamares limpios y troceados, dais unas vueltas y añadís el jerez. Tapáis la cazuela, bajáis el fuego al mínimo, y lo dejáis cocer uno 20 minutos.
Tras ese tiempo, añadís los fideos, subís el fuego y los rehogáis unos minutos. Vertéis el caldo de cocer los mejillones y el fumet (1.500 gramos), añadís los gambones, el perejil, la sal, lo probáis y lo dejáis el tiempo que indica el paquete, en mi caso 6 minutos. Lo tapáis, lo dejáis reposar 2 minutos y lo servís con los mejillones por encima.

Observaciones:

Si lo queréis hacer más rápido, en lugar de preparar este fumet ligero, ponéis agua, pero por lo menos aprovechad el caldo de cocer los mejillones para que la fideuá esté más sabrosa.




jueves, 5 de noviembre de 2020

El Faluday

Segunda receta tras la vuelta del reto Cooking the Chef. Navegamos por la cocina de Al Andalus y sus especias, tratados culinarios, transformación y conservación de alimentos, vinagres, salsas, guarniciones, métodos y tiempos de cocción, entre otros temas relativos al arte de los fogones. Las pastas de almendras, pistachos y nueces con huevos, miel, azúcar y harinas hicieron de este pueblo el maestro indiscutible en el arte de la pastelería. Por esto último, he elegido, para esta ocasión, el "Faluday", una receta del siglo XIII cuyo resultado es un dulce parecido a nuestro turrón

Ingredientes:

La receta original no lleva ni cantidades ni medidas, por lo que Ángeles Díaz Simón, autora del libro "Recetas con historia", la ha adaptado para favorecer su elaboración.

  • 400 gramos de miel
  • 200 gramos de azúcar
  • Una clara de huevo
  • 300 gramos de almendras tostadas y molidas
  • Ralladura de un limón
  • Canela
  • Agua de rosas

Preparación:

Ponéis la miel con el azúcar a calentar en un cazo a fuego muy lento y removéis, con una cuchara de madera, hasta que se forme una mezcla homogénea. Apartáis el cazo del fuego y añadís la clara de huevo batida y revolvéis sin parar, hasta que esté todo unido y sin grumos. Lo ponéis de nuevo al fuego y añadís la almendra molida con un pellizco de canela, una cucharada de agua de rosas y la ralladura del limón. Mezcláis muy bien y lo volcáis en un molde untado con un poco de aceite. Ponéis un papel vegetal por encima, le colocáis un peso y lo dejáis reposar 24 horas. Lo desmoldáis y lo servís, por ejemplo, en cuadraditos.

Observaciones:

Yo le he guardado en unas cajas que tengo para turrón y le he puesto debajo una lámina de oblea. 

En este enlace todas las recetas del reto del 5 de noviembre


domingo, 1 de noviembre de 2020

Guiso de garbanzos con calamares y almejas

 Estrenamos el mes de noviembre con un guisote de cuchara de cinco tenedores. Una receta sencilla, que puedes variar si tienes otros ingredientes más a mano. Unos garbanzos con calamares y almejas con un sabor delicioso y cuyo caldo te pide pan.

Ingredientes:

  • 400 gramos de garbanzos de bote
  • 500 gramos de anillas de calamar
  • 500 gramos de almejas
  • Una cebolla tierna
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2  litro de fumet
  • Perejil
  • Pimentón ahumado
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Un bote de corazones de alcachofas

Preparación:

Enjuagáis los garbanzos y los dejáis en un escurridor. En una cazuela de paredes bajas, sofreís en unas cuatro cucharadas de aceite de oliva la cebolla picada y los ajos; cuando tomen color, añadís las anillas de calamar y les dais unas vueltas. Enseguida incorporáis los garbanzos escurridos, los removéis y espolvoreáis con una cucharada de pimentón ahumado, removéis para que se mezcle todo y vertéis el fumet. Dejáis cocer a fuego medio y en veinte minutos -que los garbanzos estarán listos- le ponéis la sal y las almejas, que habréis tenido en agua con un buen puñado de sal para que suelten la arena que puedan contener. En cuanto se abran, le echáis al guiso el perejil picado y las alcachofas escurridas, lo dejáis otros cinco minutos y listo para servir.

Observaciones:

Si no tenéis fumet, utilizad agua, pero embotellada.