sábado, 5 de octubre de 2013

Quiche de morcilla y cuatro cosas más


Estrenamos el capítulo “quiches” con esta tan estupenda de morcilla de Burgos y peras de El Bierzo. Como todas la recetas anteriores, es fácil de hacer, podéis preparar el relleno con antelación y se puede congelar, siempre y cuando hagáis vosotros la masa pero, como sois del equipo “la ley del mínimo esfuerzo”, y sé que la vais a comprar, esta última opción no os sirve. Pero bueno, casera o no la masa, es un pastel muy apañado por si os surge un compromiso en casa de última hora y queréis quedar de miedo.



Ingredientes:
Para un molde de 24 centímetros. (Unas ocho porciones generosas)

  • Una lámina de masa quebrada
  • Una morcilla de Burgos o de arroz, como queráis, de 300 gramos
  • 2 peras. Yo he utilizado la variedad 'conferencia', pero cada uno que use la que prefiera
  • 2 puerros
  • 2 cucharadas de pasas sin semillas
  • 2 cucharadas de piñones
  • 100 gramos de aceite de oliva
  • Un brick de nata líquida para cocinar de 200 gramos
  • 4 huevos
  • 100 gramos de queso gruyere rallado
  • Sal y pimienta



Preparación:

Podéis comenzar por el relleno y, mientras se cocina, os ponéis con la masa de la quiche:
Como os saltáis el capítulo de hacer la masa, os hago dos incisos:
Primero: si está congelada, la dejáis descongelar y, cuando todavía esté fría, la ponéis en el molde, sin estirar, y le pasáis un rodillo por los bordes para quitar la masa que sobre.
Le ponéis encima el papel que viene en el envase, lo cubrís, por ejemplo, con garbanzos y la metéis en el horno precalentado a 175 grados diez minutos. De esta manera no se baja ni pierde la forma.
¡Cuidado!, los garbanzos ya no sirven. Guardarlos en un bote y listos para otro pastel.



Segundo: Si es una masa sólo refrigerada, seguís el mismo procedimiento, pero no hay que esperar a que se descongele.
Una vez pasados los diez minutos, la base ya está lista para ponerle el relleno.
Para el relleno de la quiche, le quitáis la piel a la morcilla y la deshacéis, con la ayuda de una cuchara de madera, en una sartén sin aceite a fuego muy suave. Cuando esté lista le añadís las peras cortadas en cuadraditos y las dejáis unos minutos en el fuego.



Pasado el tiempo, sacáis esta mezcla de la sartén y la reserváis en un bol.
En la misma sartén (para que luego digáis que os hago trabajar) ponéis el aceite y rehogáis la parte blanca de los puerros cortadas en rodajas. Cuando los puerros estén blandos, le añadís las pasas y los piñones, dais unas vueltas y fuera del fuego le añadís la mezcla de morcilla con peras. 
Ahora, en el mismo bol de antes, batís los huevos, le añadís la nata, el queso elegido, salpimentáis y todo esto lo juntáis con la mezcla anterior.



Y ya tenéis todo preparado para terminar de cocinar este pastel salado. Ponéis la mezcla encima de la masa y al horno. Precalentado a 175 grados 30 minutos. Con la rejilla puesta en la mitad del horno. Nunca lo digo y en los correos me tiráis de las orejas.



Observaciones:

Podéis utilizar hojaldre en lugar de masa quebrada; queso emmental en vez de gruyere.
Si no os gusta alguno de los ingredientes, no hagáis esta quiche, directamente haceros un bocadillo de sobrasada.
Por cierto que ni me he ido a Burgos a comprar la morcilla ni a León para las peras. Es todo de las tiendas que hay al lado de casa.

Todas las fotografías son propiedad de Francisco Solana. Si te interesa alguna de ellas puedes ponerte en contacto conmigo para obtener mi autorización en micajaderecetas@gmail.com  o en franciscosolanaphoto.blogspot.com  Si no me la pides, no puedes utilizarla. Gracias.

All photographs are copyright of Francisco Solana. If would like to feature my work on your website or blog or you would like to inquire for commercial use please contact micajaderecetas@gmail.com. Thank you!