domingo, 10 de diciembre de 2017

Dorada con setas y calabaza

Con las fiestas a la vuelta de la esquina llevo varios días rebuscando en mi caja de recetas y en mis libros de cocina algunos platos más especiales que os puedan servir para las fechas clave de la Navidad. La primera de ellas lleva doradas, setas y calabaza, un plato con aromas propios de este otoño que ha tardado en llegar y del invierno que enseguida llama a nuestra puerta.


Ingredientes:
(Para cuatro personas)
  • 4 doradas
  • 2 cebollas
  • 4 dientes de ajo
  • Perejil
  • 800 gramos de setas variadas (a vuestra elección)
  • 400 gramos de calabaza
  • 100 gramos de Jerez seco
  • Sal, pimienta y aceite de oliva

Preparación:

Pedís en la pescadería que os limpien las doradas y saquen los lomos.
Cortáis la cebollas en juliana y las cocéis con un chorro de aceite de oliva, sal y pimienta, en una sartén durante 10 minutos hasta conseguir que se ablanden. Reserváis.
Cortáis el ajo en láminas y picáis el perejil. Reserváis, también.
Una vez limpias, cortáis las setas en trozos de tamaño regular en una sartén con aceite, sal y pimienta hasta que se reduzca el agua que vayan desprendiendo; unos 7 minutos bastarán. A continuación, añadís las láminas de ajo y el perejil, proseguís la cocción unos minutos más y reserváis..
Cortáis la calabaza en tiras de un dedo de grosor y, en agua hirviendo, las cocéis durante 3 minutos.
Colocáis la cebolla en una bandeja de horno, por encima la calabaza, repartís la setas y, cubriéndolas, los filetes de dorada con la piel hacia arriba. Los regáis con el jerez, un poco más de aceite de oliva y lo metéis en el horno precalentado a 200 grados durante 7 minutos.



Observaciones:

Esta receta es del libro de Carme Ruscalleda, "Cocinar para ser feliz".

El preciosísimo centro de Navidad me lo ha regalado Pilar. De nuevo, ¡muchas gracias!