domingo, 23 de julio de 2017

Ensalada de pollo adobado y patatas

Un poco más contundente, pero es una ensalada estupenda para estos días de calorazo que no da tregua en el Sureste español. La dejáis preparada a falta del aliño y lista para cuando volváis de la playa o para llevárosla en un 'taper'. Y puede ser plato único. Con esta receta y la del próximo domingo nos "comemos" el mes de julio.


Ingredientes:
(Para cuatro personas)
  • Una pechuga de pollo
  • 200 gramos de rúcula
  • 300 gramos de tomates cherry
  • 8 patatas nuevas pequeñas
Adobo del pollo:
  • Orégano
  • Tomillo
  • Albahaca
  • Pimentón dulce
  • Pimentón picante
  • Limón o vinagre
  • Aceite de oliva
Aliño de la ensalada:
  • Aceite de oliva
  • Vinagre balsámico
  • Sal y pimienta

Preparación:

Laváis las patatas y las cocéis con la piel cubiertas de agua con sal unos 20 minutos desde que empieza a hervir. Mientras, adobáis el pollo.
 En un cuenco ponéis, a ojo, las hierbas secas  -el orégano, el tomillo y la albahaca-, media cucharada de pimentón dulce y una punta de pimentón picante y lo mezcláis muy bien. Añadís una cucharada de jugo de limón o de vinagre y tres cucharadas de aceite de oliva. Mezcláis de nuevo y con este adobo embadurnáis la pechuga y la dejáis unas dos horas macerando.
Cuando estén listas las patatas las escurrís y las reserváis. Sacáis la pechuga del adobo, la cortáis en tiras y las asáis.
En el fondo de la fuente en la que vayáis a servir la ensalada ponéis la rúcula, lavada y escurrida, y encima las tiras de pollo y las patatas y los tomates cherry partidos por la mitad.
Batís el aliño y se lo vertéis a la hora de servirla.

Observaciones:

Si no os gustan las patatas con la piel, las peláis antes de cocerlas.
Si preferís el pollo sin adobo, pues hala, pechuga soltera.