domingo, 26 de julio de 2015

Pasta con queso de Camembert asado

Sigue haciendo un calor de espanto y, a pesar de ello, vais a encender el horno unos 25 minutos para preparar esta receta con la que vuelvo a la carga con el reto Cooking the chef y Jamie Oliver. Esta es otra de las propuestas del cocinero inglés que tenía en la recámara por si a última hora no presentaba la ensalada de brevas pero no fue así y la dejé para otra ocasión. Y ese día ha llegado: se trata de un queso de Camembert asado y un contundente y maravilloso plato de pasta con él.



Ingredientes:
  • Una pieza de queso de Camembert de unos 250 gramos
  • 2 dientes de ajo
  • Una ramita de romero fresco
  • 100 gramos de queso parmesano
  • Aceite de oliva 
  • Pimienta negra recién molida
  • Sal marina
Para la pasta:
(cuatro personas que os coman muy bien)
  • 400 gramos de la pasta que queráis. Jamie la hace con rigatoni y yo también esta vez del número 24
  • 250 gramos de espinacas frescas



Preparación:

Lo primero que vais a hacer es preparar el queso para meterlo en el horno.  Abrís la caja, quitáis el papel que envuelve el queso y lo volvéis a poner en la cajita de madera. Recortáis un círculo de la corteza de la cara superior del queso y ponéis encima los ajos laminados, la pimienta molida, un chorro de aceite de oliva y las hojitas de la rama de romero. Ahora ponéis el queso en una bandeja y lo metéis en el horno precalentado a 180 grados unos 25 minutos. Tiene que quedar fundido y dorado.
Mientras, ponéis una olla con agua y sal marina al fuego. Cuando el queso lleve 10 minutos en el horno, echáis la pasta a la olla y la cocéis según indiquen las instrucciones de la bolsa. Estos rigatonis han necesitado 14 minutos.
Cuando la pasta esté cocida, le añadís las espinacas y las cocéis unos 10 segundos. Ahora, escurrís la pasta con las espinacas, las volvéis a poner en la olla, les echáis un buen chorro de aceite, el parmesano rallado y sazonáis con sal y pimienta negra
Sacáis el queso del horno que ya estará listo y, a partir de aquí, dos opciones, o servís la pasta y lleváis el queso asado a la mesa para que cada comensal se ponga el que quiera -y como escribe Jamie Oliver se atiborre a su gusto- o la lleváis con el queso ya mezclado como he hecho yo.


Observaciones:

Esta receta es del libro "Escuela de cocina", obviamente de Jamie Oliver.

La fuente de cristal es de Valentí y, en varios tamaños, la encontráis en SEVRES.