martes, 5 de abril de 2016

Macarrones con calamares

El reto de este mes de Cooking the Chef no me lo quería perder por nada del mundo: nada más y nada menos que con Carme Ruscalleda, una cocinera que me encanta y a la que tuve la suerte de conocer en 2011. Ir a su restaurante fue mi regalo de cumpleaños de ese año. Toda una sorpresa que bien mereció la pena la cantidad de kilómetros que tuve que recorrer hasta Sant Pol de Mar desde Cartagena. Si en esa época hubiera tenido "guasap", qué paliza os habría dado haciéndole fotos a los platos. Pero, ahora que lo pienso, ¿y lo tranquila que estuve yo disfrutando de esa maravillosa comida en un entorno de ensueño, hablando con Ruscalleda y sin teléfonos por enmedio? La receta que he elegido de su libro "Cocinar para ser feliz" es la de macarrones con calamares. De verdad que tenéis que hacerla. Están, como dice mi marido, "brutales".


Ingredientes:
(para cuatro personas) 
  • 250 gramos de macarrones finos. He puesto plumas del nº 5
  • 600 gramos de calamares frescos
  • 3 puerros
  • 8 pimientos del piquillo
  • 100 gramos de avellanas tostadas
  • 50 gramos de queso parmesano rallado
  • 20 gramos de mantequilla
  • Sal, pimienta y aceite de oliva

Preparación:

Cocéis la pasta al dente, la escurrís, la refrescáis para detener la cocción, la escurrís de nuevo y la reserváis.
Limpiáis los calamares de tripas y tinta, pero no les quitéis la piel. Los cortáis en dados de 1 cm de lado y los reserváis.
Una vez limpios, cortáis los puerros en dados muy pequeños y los salteáis en una sartén con poco aceite, sal y pimienta durante 3 minutos. Los sacáis de la sartén y reserváis.
Cortáis ahora los pimientos del piquillo en dados pequeñísimos y los salteáis en la sartén con un poco de aceite y sal durante 2 minutos. Los sacáis y reserváis.
Las avellanas tostadas las picáis en el mortero.
En una cazuela, con el aceite muy caliente, cocéis los calamares, previamente salpimentados, durante 1 minuto. Les añadís los puerros, los pimientos, los macarrones y las avellanas, rehogáis todo y rectificáis de sal.
Ahora, lo ponéis en una bandeja de horno, espolvoreáis con el queso parmesano rallado y la mantequilla a trozos por encima. La metéis en el horno a 240º hasta que se gratine.


Observaciones:

Para Rucalleda es un plato único, rápido de preparar –eso lo comparto yo– y muy distinto de los macarrones habituales –también lo suscribo–.

La cocinera nos propone esta misma receta pero sustituyendo los calamares por gambas o cigalas. 

Y aquí abajo os pongo la foto de la dedicatoria que me escribió en el libro del que he sacado esta receta. Si es que es un encanto de mujer.


En este enlace están todas las recetas que se han presentado este mes al reto Cooking the Chef.