lunes, 5 de octubre de 2020

Las albóndigas de Asurbanipal (s.IX a. de C.)

Hoy es un día especial: vuelve el reto Cooking the Chef, que a mí, personalmente, me ha enseñado muchísimo de este intenso mundo de la cocina y sus cocineros. En esta ocasión, las jefas de CTC han decidido, en lugar de chefs, iniciar un viaje por el mundo de la gastronomia desde sus inicios y hasta la Edad Media. Y estoy encantada con la idea.
Desde el principio lo tuve claro. Me iba directa a Mesopotamia de la mano de Ángeles Díaz Simón y su maravilloso libro "Recetas con historia".
Relata la escritora que "no es hasta el segundo milenio a. de C. cuando tenemos recetas propiamente dichas. Hace aproximadamente 4.000 años alguien escribió en unas tablillas de arcilla, que después cocieron cuidadosamente, las primeras recetas de cocina". En la antigua Mesopotamia "controlaban desde hacía mucho tiempo la técnica de manipulación de los cereales y conseguían finas harinas que mezclaban con leche, aceite, semillas, especias y fruta elaborando así cerca de 220 tipos de diferentes panes, dependiendo de los amasados, las cocciones, las formas y los aditivos." Por lo tanto, esto demuestra que estaba ya todo inventado pero, por desgracia, no quedó por escrito.
La receta que sí dejaron es la que he elegido, que explica cómo se hacían las albóndigas de Asurbanipal, el último gran rey de Asiria, famoso por ser uno de los pocos reyes de la antigüedad que sabía leer y escribir.
Como era de esperar, la receta no lleva cantidades, así que la he adaptado para 4 personas.



Ingredientes:
  • 750 gramos de carne picada
  • Cilantro
  • Perejil
  • Menta 
  • 2 cebollas tiernas
  • Pimienta negra
  • Pimienta blanca
  • Sal
  • Un huevo
  • Un poco de pan remojado (yo lo he remojado en leche). He usado dos rebanadas medianas.
  • Harina
  • Unas pasas sin semillas
  • Aceite para freír las albóndigas
  • 200 gramos de nueces
  • 200 gramos de leche
  • 100 gramos de nata
  • Una granada

Preparación:

En la receta no se especifica el tipo de carne, por lo que lo dejo a vuestra elección. Yo he usado ternera.
Mezcláis la carne con un ramillete de cilantro, perejil y menta picados, una cebolla, también picada muy finamente, pimienta, sal, el huevo batido y el pan remojado en leche y lo amasáis hasta que esté todo integrado. Hacéis bolas del tamaño de una nuez, les introducís unas pasas sin semillas, las pasáis por harina, las freís en aceite de oliva y las vais dejando en un plato con papel absorbente. No sé yo cómo se las apañarían en la antigua Mesopotamia sin ese papel. 
La receta solo indica que una vez fritas "se cuezan las albóndigas en una salsa de nueces picadas y zumo de granada", por lo que he tirado de mi recetario para hacer una ligera salsa de nueces:
Sofreís la otra cebolla picada, le añadís las nueces, la leche, la nata, un poco de sal, un poco de pimienta blanca, lo cocéis unos 10 minutos y lo batís con una batidora hasta conseguir una salsa. Partís una granada por la mitad, la escurrís con un exprimidor como si fuese una naranja y le añadís este zumo a la salsa. Lo removéis y se lo vertéis a las albóndigas que habréis puesto en una fuente.
La autora del libro recuerda que, aunque pueda parecer extraña la mezcla, en el Norte de Europa las albóndigas se acompañan con una salsa dulce de grosellas rojas con un resultado parecido.



Observaciones:

Si tenéis ocasión de conseguir este libro, hacedlo. Es una delicia leerlo, además de interesante, entretenido y lleno de fabulosas recetas con miles de años de historia pero de plena actualidad.
En este enlace están todas las recetas del nuevo reto de CTC.



16 comentarios:

La cajita de Nieves y Elena dijo...

Muy curiosa la receta que habrá que probar sin duda.

Bss

Elena

Estela Sanchez Ruiz de Luna dijo...

Curiosa receta que has hecho, habra que probar. Besos.

sopaypilla dijo...

superoriginal!!
las albóndigas tienen que estar buenísimas y la salsa con granada me ha robado el corazón!
un besito

Catinabarbero@gmail.com dijo...

Con las albóndigas pasa como con las croquetas están buenas sean de lo que sean . Estas con la salsa de nueces tienen que estar para chuparse los dedos.
Muchas gracias por tu ayuda, sin ella no habría participado este mes. Bs

Catypol dijo...

La salsa es todo un descubrimiento y me gusta que las albóndigas estén tan condimentadas.
Besos

Pato dijo...

Que ricas albondigas, esa salsa es una delicia, me gusta la combinacion de nueces con granada debe estar muy rica!!!

abril dijo...

Qué interesante todo lo que nos has contado, y ese rey que sabía leer y escribir, de nombre tan largo. A buen seguro ese libro habrá que leerlo porque es muy interesante. A mi me encantan los sabores ácidos y los contrastes, como el de la granada y las nueces. Tienen que estar riquísimas!
Gracias!

Mi caja de recetas dijo...

Elena, Estela, Sopa y pilla, Catina, Catypol, Pato y Abril: no sé por qué misterios de la informática no os puedo responder una a una. Pufff siempre me pasa algo. Os doy las gracias a todas por los comentarios. Ha sido un verdadero placer cocinar estas albóndigas con esa salsa que es un vicio. Y además he podido engañar a uno de mis hijos ya que la salsa no se tintó del color de la granada por lo tanto no se enteró que la llevaba. Está deliciosa. Un placer participar en este reto y deseando que llegue la nueva propuesta. Besos mil para todas.

la Rosa dulce dijo...

Que ricas esas albóndigas, con bien de pimienta que me encanta.
Bss

Silvia T. Clarasó dijo...

Hola! No me pueden gustar más, te traigo mi pan para acompañar!! Tenemos un buen tandem :)
Besos.

Mi caja de recetas dijo...

La Rosa dulce y Silvia: muchísimas gracias por vuestros comentarios. Sois un encanto todas. Besos.

Natalia dijo...

Que buena elección y que maravilla aquel libro, estas albóndigas con sus hierbas y tantos sabores solo me dicen que en Mesopotamia comían muy bien, que delicia y que contraste de sabores tan rico. Un placer pasar por tu cocina ;)
besos!!!

Mi caja de recetas dijo...

Natalia, es un libro precioso. Y desde luego, este rey asirio, comía muy bien. Muchas gracias y te espero en mi cocina con los brazos abiertos.

Concha Martínez - Jugando con la cocina dijo...

Las albóndigas siempre son un acierto para mí y encima con tu salsita de nueces me imagino que quedaron deliciosas.
Muy interesante saber de este libro, promete diversión en la cocina ;-)
Besos

Raksha dijo...

Estupenda receta. Me ha encantado este reto por descubrir tantas recetas que han llegado hasta nuestros días. Besos

Mercedes dijo...

ya tengo todos los ingredientes y este finde la hago. Muchas gracias!

Publicar un comentario