domingo, 18 de octubre de 2015

Estofado de ternera con castañas

Y como para mí lo prometido es deuda, aquí estoy con una receta que lleva las castañas (bueno, sólo una pequeña cantidad de ellas) que recogí en Teruel el pasado fin de semana y que fueron las culpables de los novillos que hice el domingo. He estado ojeando estos días las recetas que tengo en mi caja y, que llevan castañas, y al final me he decidido por un estofado que me guardé de Gastronomía y Cia que también lleva cerveza Guinness y en el que vais a sopar, por lo menos, una barra de pan.



Ingredientes:
(Para cuatro personas)
  • 700 gramos de ternera para guisar
  • Un puerro
  • 4 dientes de ajo
  • 3 zanahorias
  • 150 gramos de tomate
  • 8 patatas pequeñas
  • 1/2 litro de caldo de pollo
  • 300 gramos de cerveza Guinness
  • 20 castañas (es la única cantidad que he modificado de la receta original)
  • Romero molido
  • Pimienta negra recién molida
  • Sal
  • Aceite de oliva

Preparación:

Para tenerlo todo listo, primero vais a pelar las castañas. 
Para ello, les hacéis un corte en la cáscara, las escaldáis en agua hirviendo unos minutos y luego detenéis la cocción con agua fría o –y este método es más rápido– las metéis unos 30 segundos en el microondas dándoles un par de cortes. ¡Cuidado al sacarlas que queman muchísimo!
Ahora, a empezar la receta: Si no lo hacéis vosotros, le pedís al carnicero que trocee la carne del tamaño de un bocado.
En la cazuela que vayáis a utilizar ponéis aceite de oliva, salpimentáis la ternera y la doráis por todos los lados. Cuando esté lista la sacáis y en el aceite que queda rehogáis el puerro troceado y los ajos chafados con la hoja del cuchillo. Pocháis a fuego lento y cuando el puerro empiece a transparentar incorporáis la carne de nuevo, las zanahorias troceadas, el tomate rallado y una pizca de azúcar por si está muy ácido.



Volvéis a salpimentar y dejáis reducir un par de minutos, añadís la mitad de las castañas, el caldo, la cerveza y una pizca de romero. Lo lleváis a ebullición y reducís a fuego lento. Lo dejáis cocer más o menos una hora. 
Tras ese tiempo, añadís las patatas y el resto de castañas y calculáis otros 20 minutos o hasta que las patatas estén tiernas. Apagáis el fuego y lo dejáis reposar unos minutos antes de servirlo.



Observaciones:

Si lo preferís, en lugar de ponerle las patatas al guiso, las servís fritas de acompañamiento. Y además nos lo vamos a tomar con este Rioja que me encanta y que lo encontráis en SOQUM: Marqués de Vargas 2008

Este estofado, incluso con las patatas, está mejor de un día para otro.