domingo, 14 de junio de 2020

Cheescake de dulce de leche

Es tan apetecible, está tan deliciosa, es tan fácil –un poco pesado el tiempo de horno–, y queda tan vistosa, que no podía dejar de enseñaros la tarta elegida este año por mi hijo Mario para celebrar su cumpleaños.


Ingredientes:
  • 300 gramos de galletas Lotus
  • 200 gramos de mantequilla 
  • 600 gramos de queso de untar
  • 120 gramos de azúcar glas
  • 3 huevos L
  • 200 gramos de dulce de leche y otros 200 para la cobertura
Para adornar la tarta:
  • Galletas Lotus
  • Barquillos de chocolate
  • Escamas de chocolate doradas

Preparación:

Trituráis las galletas en un robot de cocina, en un mortero o metiéndolas en una bolsa de plástico cerrada herméticamente y pasándoles un rodillo por encima. Cuando estén trituradas, las mezcláis con la mantequilla derretida y con esta mezcla cubrís el fondo del molde que tenéis que forrar con papel vegetal y engrasarlo. He utilizado uno de 20 centímetros. Lo metéis en el frigorífico mientras preparáis el relleno y precalentáis el horno a 170 grados.
En un cuenco grande, ponéis el queso con el azúcar y lo batís con la batidora a velocidad baja. Le añadís los huevos, uno a uno, ligeramente batidos y seguís batiendo hasta que estén integrados. Por último, agregáis el dulce de leche y seguís batiendo. Cuando esté lista la mezcla, sacáis el molde del frigorífico y se la vertéis. 
Esta tarta de queso se hace al baño María, por lo que tenéis que forrar el exterior del molde con papel de aluminio para que no le entre agua. Lo metéis dentro de un recipiente –una bandeja por ejemplo– con agua caliente hasta que casi cubra el molde. No podemos dejar que le entre agua a la mezcla. Tenéis que tenerlo unos 100 minutos en el horno o hasta que comprobéis que la tarta está cuajada aunque en el centro tiemble al moverla.
Apagáis el horno y la dejáis dentro con la puerta entreabierta otros 20 minutos.
Cuando se enfríe, la metéis en el frigorífico. Mejor si la hacéis de un día para otro. A la hora de servirla la cubrís con el resto de dulce de leche y la termináis de decorar con los adornos que hayáis elegido.



Observaciones:

El dulce de leche también podéis hacerlo en casa cociendo un bote de leche condensada. Yo utilizo uno de los de 700 gramos. Le quitáis el papel, lo metéis en la olla a presión, lo cubrís de agua y contáis 30 minutos desde que sube la válvula. Pasado el tiempo dejáis que la olla se enfríe, sacáis el bote, y cuando tembién esté frío lo abrís.

Las galletas de la base no tienen por qué ser Lotus. Pueden ser otras, pero el punto de jengibre de las Lotus con el dulce de leche es una combinación deliciosa.

Las escamas de chocolate son de la tienda on-line de María Lunarillos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario