domingo, 17 de noviembre de 2019

Bizcocho de canela

Ahora sí, sin avisar y en pleno otoño, ha llegado un frío invernal que invita a que nos quedemos en casa, encender el horno y cocinar un bizcocho de canela que impregna la casa de un olor maravilloso. Os aseguro que si os gusta la canela, vais a disfrutar de lo lindo. 



Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 200 gramos de azúcar moreno
  • 250 gramos de harina
  • Una cucharadita de levadura
  • Una pizca de sal
  • Una cucharada de canela
  • 100 gramos de leche
  • 100 gramos de aceite de girasol
  • Un palo de canela
Preparación:

En un cazo, ponéis la leche a cocer con el palo de canela. Cuando empiece a hervir, lo apartáis del fuego, lo tapáis y dejáis que la leche infusione y se enfríe.
En un cuenco grande, batís los huevos con el azúcar hasta que blanqueen y aumenten su volumen.
Añadís a esta mezcla el aceite, la leche colada y la canela y seguís batiendo hasta que todo esté bien integrado.
Ahora, la harina tamizada con la levadura y la sal, y seguís batiendo hasta que quede una mezcla lisa y sin grumos.
Pasáis esta mezcla al molde en el que vayáis a hornear el bizcocho y lo dejáis reposar media hora en el frigorífico.
Pasado el tiempo, lo metéis en el horno precalentado a 180 grados y lo dejáis unos 30 minutos. Comprobáis si está listo clavándole un palillo, una brocheta o un termómetro para bizcochos.
Fuera del horno lo dejáis dentro del molde 10 minutos y después lo ponéis en una rejilla hasta que se enfríe. 
Podéis servirlo con azúcar glas por encima. 



Observaciones:

Para que quede un bizcocho muy esponjoso, tenéis que conseguir que la mezcla de huevos y azúcar doble su volumen.



No hay comentarios:

Publicar un comentario