domingo, 9 de julio de 2017

Pak Choy con fideos

Segunda vez que cocino esta receta y segunda vez que no queda ni un fideo. Se trata de un plato con "pak choy" –la variedad de col china que se ha puesto tan de moda– y unos fideos, también chinos, cocinado en un wok, aunque podéis hacerlo en la sartén que queráis. El resultado va a ser igual de bueno. Parece que hoy no va a hacer mucho calor (lo diré con la boca pequeña...).


Ingredientes:
  • 3 coles "pak choy"
  • 400 gramos de fideos chinos
  • 300 gramos de tomates cherry
  • Un pimiento rojo
  • 300 gramos de brotes de soja
  • Un poco de jengibre fresco rallado
  • Cebollino
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación:

En un wok o una sartén grande ponéis tres cucharadas de aceite de oliva y, cuando se caliente, salteáis, en primer lugar, las coles "pak choy" limpias y troceadas. Dais unas vueltas y añadís el pimiento cortado en tiras, los brotes de soja, los tomates partidos por la mitad y dejáis que se cocine, dándole vueltas continuamente. Le ponéis sal y el jengibre rallado y lo seguís cocinando.
Mientras, cocéis los fideos como indica el paquete –unos 4 minutos desde que hierve el agua– y los reserváis.
Cuando los tomates empiecen a soltar todo el jugo, incorporáis los fideos, probáis de sal y lo termináis con el cebollino cortado por encima. 


Observaciones:

Esta receta es de la revista Cook Ideas de El Corte Inglés. Sólo he cogido los ingredientes porque ellos la cocinan de otra manera.

A este wok le podríais añadir al final unos langostinos o unas gambas y le irían que ni pintadas.


miércoles, 5 de julio de 2017

Paletilla de cordero a la menta de Anthony Bourdain

No está nada mal lo que hizo el chef elegido este mes por las chicas del reto Cooking The Chef: harto de estar encerrado en su cocina de Nueva York cogió carretera y manta y se fue a recorrer el mundo y sus diferentes cocinas. Este Anthony Bourdain no tiene un pelo de tonto. En su viaje a Creta aprendió a preparar una pierna de cordero a la menta cuya receta os invito a copiar, porque está buenísima.



Ingredientes:



  • Una paletilla de cordero lechal
  • 200 gramos de menta fresca
  • 50 gramos de aceite de oliva
  • 3 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • La piel del limón rallada

Preparación:


En una picadora o una batidora, procesáis la menta lavada, escurrida y seca, los dientes de ajo pelados, el aceite, el jugo de limón y la ralladura de su piel. Con esta mezcla que tiene la consistencia de un pesto, embadurnáis la paletilla de cordero –que habréis salpimentado con anterioridad– y la dejáis en el frigorífico, en una bandeja de horno con rejilla, un mínimo de 4 horas. Mucho mejor de un día para otro.
Pasado el tiempo, con el horno precalentado a 200 grados, metéis la bandeja y le ponéis un vaso de agua. Bajáis la temperatura a 180 grados y en una hora y media estará lista.
La sacáis del horno, la cubrís con papel de aluminio y la dejáis 10 minutos. Ha resultado una receta espectacular y así de sencilla.



Observaciones:

El chef americano cocina en su receta una pierna de cordero de tres kilos que yo he sustituido por una paletilla de cordero. Como son pequeñas, deberíais poner una por persona. 
Las cantidades son para embadurnar dos piezas.

En este enlace están todas las recetas del reto con Bourdain.

sábado, 1 de julio de 2017

Alfajores argentinos

Ayer cayó una tromba de agua impresionante en Cartagena y me dieron ganas de volver a encender el horno durante un rato y comerme unos cuantos alfajores argentinos. Estaba harta de tanta ensalada. Son una bomba calórica pero merece la pena probarlos aunque sea una sola vez.



Ingredientes:
  • 200 gramos de harina de repostería
  • 300 gramos de harina de maíz (Maizena)
  • 2 cucharaditas de levadura tipo Royal
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 250 gramos de mantequilla 
  • 150 gramos de azúcar
  • 3 yemas de huevo
  • Una cucharadita de extracto de vainilla
  • Ralladura de limón
  • Un limón
  • Dulce de leche
  • Coco rallado

Preparación:

En un bol tamizáis las dos clases de harinas. 
En otro bol grande ponéis el azúcar, la ralladura del limón y la mantequilla y lo mezcláis con unas varillas eléctricas hasta que blanquee. Ahora incorporáis, una a una, las yemas de los huevos y las harinas a cucharadas para que se vayan mezclando poco a poco. Cuando esté todo mezclado, formáis una bola, la tapáis con papel film y la guardáis en el frigorífico por lo menos una hora.
Pasado el tiempo, la sacáis del frigo, esperáis a que se le vaya un poco el frío y la dividís en tres partes. Estiráis con un rodillo cada parte entre dos trozos de papel film hasta que tengan un grosor de medio centímetro. 
Con un cortador redondo hacéis alfajores de unos 3 o 4 centímetros, los ponéis en un bandeja de horno a media altura y los cocéis en el horno, precalentado a 180 grados, durante unos 11 o 12 minutos. No tienen que tostarse, solamente por los bordes. 
Los sacáis a una rejilla y, cuando se enfríen, los vais uniendo de dos en dos con el dulce de leche. Les ponéis también dulce de leche por los bordes haciéndolos rodar por el coco rallado.



Observaciones:

Tenéis que tener cuidado porque son muy frágiles una vez cocidos.

Al día siguiente de cocinarlos están muchísimo más buenos.







domingo, 25 de junio de 2017

Ensalada de endivias, dátiles, pera y anacardos

Con este calor tan achicharrante, sólo me apetece comer ensaladas, gazpacho, salmorejo, crema de melón... comidas fresquitas, vamos. Y mira tú por dónde que hoy voy a hacer una fuente de ensalada, la dejo preparada a falta del aliño y me meto en el agua hasta que me arrugue como un garbanzo. ¡Qué bochorno, por favor!


Ingredientes:
(para cuatro personas)

  • 2 endivias
  • 2 peras
  • Un puñado de dátiles secos
  • Un puñado de anacardos
  • Un ramillete de cebollino
  • 4 o 5 patatas nuevas pequeñas cocidas
  • 50 gramos de queso azul (a vuestra elección)

Para el aliño:

  • Aceite de oliva 
  • El zumo de un limón
  • Sal 
  • Pimienta





Preparación:

Cocéis las patatas con piel cubiertas de agua y un puñado de sal durante viente minutos. Las escurrís y, cuando se enfríen, las partís en cuartos.
En la fuente en la que vayáis a servir la ensalada ponéis en primer lugar las hojas de las endivias, lavadas, escurridas y secadas con papel absorbente; encima, las peras peladas y troceadas, los cuartos de patata, los dátiles sin hueso y partidos por la mitad, los anacardos y el queso azul, también troceado. Por último, cortáis el cebollino y se lo añadís a los ingredientes.
Mezcláis los ingredientes del aliño, se lo ponéis a la ensalada y lista para comer.


Observaciones:

Esta ensalada es crudívora, pero si le añadís el queso, la convertís en una alternativa vegetariana.

Las peretas me las ha traído mi amiga Puri. ¡Gracias!


lunes, 19 de junio de 2017

Crema de pepino y yogur

En la entrada del blog de hace algunos domingos os escribí que me habían enviado desde la empresa almeriense Enza Zaden una caja llena de pimientos, tomates y pepinos. Con los tomates y pimientos cociné esta sopa de tomate y con los pepinos EasiQs, que están crujientes y deliciosos, he preferido dejarlos al natural y preparar una crema de origen griego, de pepino y yogur (Tzatziqui) como la hace el chef argentino Chakall.



Ingredientes:
  • 3 yogures naturales
  • 2 pepinos 
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de vinagre de vino blanco
  • Sal
  • Pimienta de cayena


Preparación:

Yo no pelo los pepinos pero eso va en gustos. Los laváis, los peláis o no, los ralláis y los ponéis en un colador hasta que suelten todo el agua.
Una vez escurridos, los ponéis en el vaso de la batidora junto a los yogures, los ajos, el vinagre, la sal y la pimienta. Trituráis pero sólo un poco ya que el pepino ya está rallado.
Y ya está lista la crema.



Observaciones:

Otras recetas de Taztziqui llevan aceite de oliva pero yo he elegido la que lleva vinagre. 

Esta crema o salsa sirve para un montón de preparaciones: una ensalada de hojas verdes o de pasta; para servir con coliflor o brócoli; para acompañar una carne o un pescado, para mojar unos bastones de pepino, zanahoria o apio, etc.

domingo, 4 de junio de 2017

Crujientes templados de chocolate y aceite de oliva de Mey Hofmann

Cuando me enteré de la muerte de Mey Hofmann, hace ahora trece meses, sentí una terrible tristeza y, por el contrario, una enorme alegría cuando las chicas de Cooking the Chef nos comunicaron que el reto de este mes estaría dedicado a esta polifacética mujer que nunca dejó de innovar en la cocina. Mientras sigamos cocinando sus recetas, ella permanecerá entre nosotros. La que he elegido está en mi caja de recetas desde que la publicó la revista "Hola" hace ya algunos años y me ha parecido perfecta ya que Hofmann era considerada la maestra de los postres y la mejor pastelera del mundo. Se trata de unos pastelitos de pasta filo rellenos de chocolate y aceite de oliva.



Ingredientes:
  • 300 gramos de nata
  • 200 gramos de cobertura de chocolate al 70% de cacao
  • 80 gramos de aceite de oliva
  • 3 gramos de sal Maldon
  • Hojas de pasta filo
  • Azúcar glas
  • Aceite de oliva para freír los crujientes

Preparación:

Para la crema de chocolate: 
Hervís la nata, volcáis encima la cobertura de chocolate, mezcláis con unas varillas y le añadís la sal y el aceite de oliva. Con esta mezcla llenáis unos moldes de 2 x 4 cm y los lleváis al congelador. Os pueden servir unas cubiteras de plástico.
Los crujientes:
Cortáis las hojas de pasta filo en rectángulos de 11 x 15 cm. Desmoldáis los cubitos de crema de chocolate cuando estén congelados –unas tres horas– y los envolvéis, en la pasta filo, haciendo unos pequeños paquetes. Los freís en abundante aceite caliente hasta el punto de que obtengan un color dorado y estén crujientes.
Los sacáis a un plato con papel absorbente y los servís espolvoreados de azúcar glas.



Observaciones:

Mey Hofmann los presentaba además acompañados de una salsa hecha con frutos rojos.

Este es el enlace con todas las recetas del reto de este mes.

domingo, 28 de mayo de 2017

Polos de fresa

Los polos caseros me traen recuerdos inolvidables de cuando era una niña. En casa, en casa de mi abuela y en la de mi tía Elisa había unos pequeños moldes individuales de aluminio que, en verano, rellenaban con leche y cacao o con limonada y les clavaban un palillo que siempre terminaba torcido. Recuerdo cómo los desmoldábamos debajo del grifo y tengo grabado en la memoria el ruido del hielo al morderlos. Como todavía no había en el blog ninguna receta de polos, y esta semana los había hecho, he aprovechado las últimas fresas de la temporada, maduras, llenas de azúcar y deliciosas y, aquí los tenéis.


Ingredientes:
(para 10 polos)
  • 400 gramos de fresas
  • Un chorrito de zumo de limón
  • 75 gramos de miel 
  • 2 yogures griegos o 250 gramos de agua mineral


Preparación:

Para hacer polos en casa sólo tenéis que tener unos moldes y una picadora o una batidora potente para triturar la fruta. Por lo demás, simplemente tenéis que mezclar la pulpa de la fruta con el resto de los ingredientes, rellenar los moldes de polos elegidos y meterlos en el congelador.


Observaciones:

Si no tenéis o no queréis usar miel, podéis sustituirla por azúcar.

Las fresas podéis cambiarlas por sandía, melón, albaricoques, melocotones, mango...

Los moldes para polos los venden en cualquier ferretería, grandes almacenes o en las tiendas on-line de productos de repostería. Los míos son de la marca Norpro.








domingo, 21 de mayo de 2017

Sopa de tomate y pimiento asado

Esta semana me ha llegado una caja llena de tomates Tomazur, pimientos Tribelli y pepinos EasyQs con lo que he cocinado varias recetas. Se trataba de probar estas variedades almerienses y el resultado no ha podido ser más sorprendente: los tomates saben a tomates de los de antes; los pepinos están crujientes y jugosos; y los pimientos son dulces y saben a gloria. Un reto culinario que se lleva de casa la mejor nota. Nos han encantado. 
Lo primero que he preparado ha sido esta sopa de tomate y pimientos asados, que hemos tomado tibia y que está riquísima. Un plato estupendo para este veranito que se acerca a pasos agigantados.



Ingredientes:
  • 700 gramos de tomates Tomazur pelados y cortados toscamente
  • 2 pimientos rojos Tribelli
  • Un diente ajo picado
  • 2 cucharadas soperas de aceite
  • Una cucharita de concentrado de tomate
  • 100 ml de nata (optativo)
  • Orégano
  • Sal 
  • Pimienta molida en el momento
  • Queso feta para decorar
  • Azúcar
  • Un litro y medio de agua mineral


Preparación:

Calentáis el horno a 180º y asáis los pimientos, previamente untados con aceite, durante viente minutos. Una vez asados, los peláis y les quitáis las pepitas. Los reserváis.
Calentáis el aceite en una cacerola, añadís el ajo y lo movéis durante algunos segundos para evitar que se queme. A continuación, agregáis los tomates, salpimientáis y lo dejáis cocer unos cinco minutos.
Pasado ese tiempo, incorporáis el agua y el concentrado de tomate y lo dejáis hervir a fuego lento durante media hora. Tras estos 30 minutos, añadís los pimientos, lo dejáis hervir cinco minutos más y lo trituráis en la misma olla con la batidora. Una vez triturado todo es el momento de agregar la nata y una cucharada de azúcar para cortar la acidez del tomate y de rectificar el punto de sal y pimienta.
Podéis servir la sopa fría, caliente o tibia con queso y orégano.



Observaciones:

La nata podéis obviarla aunque le da cremosidad a la sopa. Lo mismo con el queso feta, que es simplemente de adorno.

Si os gusta con queso, otra opción es ponerle Cabrales.

Esta receta es del cocinero argentino Chakall y de su libro "Cocina Divina".



domingo, 14 de mayo de 2017

Ensalada de pasta, mozzarella y tomates secos

Una nueva ensalada para el recetario anti-lorzas, que el verano se acerca a pasos agigantados. Y es que después de la hincheta a paté de salmón de la semana pasada tenía que contrarrestar de alguna manera, y qué mejor forma que con esta receta vegetariana cien por cien que se hace en un momento, es completa y, lo más importante, está deliciosa.


Ingredientes:
(para 4 personas)
  • 300 gramos de pasta. Hoy he elegido unos casarecce
  • Tomates secos
  • Un puñado de alcaparras
  • 100 gramos de bolitas de mozzarella
  • Un puñado de hojas de albahaca
  • Aceite de oliva
  • Vinagre balsámico
  • Sal y pimienta

Preparación:

Cocéis la pasta como indica el paquete –en el caso de los casarecce, once minutos– la escurrís y la ponéis en el fondo de la fuente en la que vayáis a servir la ensalada.
Encima, y por este orden, le añadís los tomates troceados, las alcaparras, las bolitas de mozzarella y, para terminar, las hojas de albahaca picadas.
El aliño lo preparáis batiendo con un tenedor cuatro cucharadas de aceite de oliva, dos de vinagre y una pizca de sal y pimienta. Acordaos de ponérselo sólo en el momento en que os la vayáis a comer.


Observaciones:

Una alternativa omnívora para esta ensalada es añadirle, por ejemplo, 100 gramos de pechuga de pollo asada o jamón ahumado.




viernes, 5 de mayo de 2017

Paté de dos salmones de Henrique Sá Pessoa

Las chicas de Cooking the Chef me han dado de lleno en el coraçao con el reto de este mes porque estoy enamorada de Portugal, de norte a sur y de este a oeste. Y, además, Henrique Sá Pessoa es un cocinero fantástico, con una cocina sencilla que me vuelve loca. Tanto, que me ha sido dificilísimo, como me ha pasado con otros chefs anteriores, escoger una receta. Al final se ha impuesto la ley del mínimo esfuerzo y de resultado sobresaliente. He cocinado un paté con salmón fresco y ahumado que está brutal (de bueno, claro). Aquí el cocinero en plena faena.


Ingredientes:
He doblado las cantidades de la receta original. Ya que me pongo, prefiero hacer dos botes.

  • 200 gramos de salmón ahumado
  • 100 gramos de mantequilla sin sal
  • 200 gramos de salmón fresco en dados
  • 2 cucharadas de cebollino picado
  • 2 cucharadas de alcaparras
  • Pimienta blanca molida
  • Una naranja
  • Un limón
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 6 cucharadas de queso de untar
  • Rodajas de pan. Os lo dejo a vuestra elección.


Preparación:

Para hacer este paté necesitáis una picadora o cualquier robot de cocina que pique alimentos.
Ponéis el salmón ahumado en la picadora.
En una sartén con un poco de aceite salteáis durante un minuto los dados de salmón fresco. Los salpimentáis.
Picáis las alcaparras groseramente y la echáis a la picadora junto con la mantequilla a temperatura ambiente. Añadís además un poco de pimienta blanca y el cebollino.
Escurrís de aceite el salmón de la sartén y lo añadís a la picadora con el queso de untar.
Ya sólo falta añadirle el zumo de medio limón y la ralladura de la naranja y triturarlo todo.
La textura depende de si os gusta con más o menos tropezones. Yo particularmente lo prefiero bien picado.
Lo servís con tostadas del pan elegido. También queda genial con bastoncitos de zanahoria, pepino y apio.

Observaciones:

Si no queréis usar queso de untar, podéis sustituirlo por un yogur blanco.

Abajo la receta original: Paté de dois salmoes


Ingredientes:

  • 100 gr. de salmao fresco lombo
  • 50 gr. de manteiga sem sal
  • 100gr. de salmao fumado
  • 1 colher de sopa de cebolinho picado
  • 1 colher de sopa de alcaparras
  • Pimenta branca moída
  • 1 pao de Mafra ou alentejano
  • 1 larnaja
  • 1 limao
  • 3 colheres de sopa de crème fraiche
  • Azeite
  • Flor de sal
Preparaçao:

Pique o salmao fumado e coloque na picadora. Numa frigideira aqueça um fio de azeite e core o lombo de salmao cortado en cubos, cerca de 1 minuto. Tempere com um pouco de sal e pimienta. Pique as alcaparras grosseiramente e junte na picadora. Coloque tambén a manteiga à temperatura ambiente. Adicione a pimienta branca moída e o cebolinho.
Escorra bem a salmao e coloque na picadora. Junte o crème fraiche. (Pode substituir por iogurte).
Tempere com o sumo de meio limao e a raspa de laranja e triture tudo. Sirva com fatias de pao alentejano.

En este enlace todas las demás recetas de Pessoa.

domingo, 30 de abril de 2017

Salpicón exprés

El mes de abril se despide con menos grados de los habituales para esta época del año, pero hoy, a diferencia del día lluvioso de ayer, luce el sol. Y yo os lo voy a alegrar más aún con esta receta que se hace rapidita, está deliciosa y puede ser el primer plato de hoy porque lleva ingredientes que es posible que tengáis en casa. Si lo hacéis y tenéis tiempo, dejadlo reposar al menos dos horas.



Ingredientes:

  • 2 latas de mejillones al natural
  • 1 lata de berberechos al natural
  • 250 gramos de gambas cocidas
  • 4 palitos de cangrejo
  • 1/4 de pimiento verde pequeño
  • 1/4 de pimiento rojo pequeño
  • Un huevo cocido
  • 2 cebollas tiernas pequeñas
  • Aceite de oliva
  • Vinagre de Jerez
  • Sal


Preparación:

En la fuente o bol en la que vayáis a servir el salpicón, ponéis en primer lugar los mejillones y los berberechos escurridos, pero no tiréis el caldo de las latas.
Cocéis las gambas, las peláis y las ponéis también en la fuente. Si las habéis comprado congeladas y cocidas, seguís las instrucciones del paquete.
Cortáis en trozos pequeños los palitos, el huevo, los pimientos y las cebollas, los añadís a la fuente y los mezcláis con el resto de ingredientes.
Aparte, batís en un cuenco cuatro cucharadas de aceite de oliva, dos de vinagre, sal y el caldo de los mejillones y se lo echáis por encima al salpicón. 



Observaciones:

Este salpicón está mejor un poco caldoso.

Cuando vayáis a incorporar el caldo de las latas, coladlo siempre, por si tiene un poco de arenilla.



domingo, 23 de abril de 2017

Zarangollo murciano

Horas después de haber enterrado a la Sardina y con las fiestas de primavera de Murcia dando los últimos coletazos, aquí me tenéis con un plato típico murciano a petición de mi "cuñadica" Ana: un zarangollo con la receta del famoso restaurante Rincón de Pepe. Se trata de un sencillo revuelto de calabacín y cebolla.



Ingredientes:
(Para 4 personas)
  • Un kilo de calabacines
  • 2 cebollas
  • 100 gramos de aceite de oliva
  • Una cucharada de orégano
  • Pimienta blanca
  • sal
  • 2 dientes de ajo
  • 2 huevos

Preparación:

En un mortero machacáis los dientes de ajo. A continuación, ponéis una cacerola o sartén al fuego con el aceite de oliva y, cuando esté caliente, le añadís los ajos machacados y, antes de que empiecen a tomar color, incorporáis las cebollas cortadas en rodajas muy finas. Reducís el fuego y lo dejáis cocer lentamente. Cuando las cebollas empiecen a estar blandas, agregáis los calabacines lavados, a medio pelar y cortados en rodajas finas, dais unas vueltas y dejáis que siga cociendo a fuego lento con la cacerola tapada unos viente minutos.
Pasado el tiempo, sazonáis con la pimienta, la sal y el orégano, y de nuevo al fuego hasta que los calabacines estén tiernos. Por último cascáis los huevos sobre los calabacines y revolvéis hasta que se cuajen. En muchos bares y restaurantes se sirve como tapa, pero sin los huevos. Los huevos que he usado para la ocasión son ecológicos (están buenísimos) y me los trae mi compañera Pilar.



Observaciones:

También hay otra versión del zarangollo que lleva patatas para que le aporte más consistencia.

En algunos bares y restaurantes lo sirven sin huevo. Por cierto, los míos son camperos y me los trae mi compa Pilar.



domingo, 16 de abril de 2017

Manzanas rellenas con frutos secos

Después de churros con chocolate, torrijas y buñuelos, entre otras maravillas calóricas, voy a rematar este Domingo de Ramos con unas manzanas rellenas de frutos secos. Es un postre de lo más socorrido y en unos 35 minutos está listo. 



Ingredientes:

  • 6 manzanas
  • 6 cucharadas de leche condensada
  • 50 gramos de pasas
  • 50 gramos de nueces
  • 50 gramos de avellanas
  • 4 cucharadas de vino de Oporto



Preparación:

Ponéis las pasas a remojo en el vino de Oporto caliente. Picáis las nueces y las avellanas en trozos pequeños. Cortáis la parte superior de las manzanas y las descorazonáis.
Mezcláis en cuenco los frutos secos con la leche condensada, las pasas y el Oporto y rellenáis las manzanas. 
Las colocáis en una fuente y las cocéis a 180 grados, con el horno precalentado, unos 35 o 40 minutos. Los primeros 15 minutos le ponéis un papel de aluminio por encima para que no se queme el relleno. A mí se me ha olvidado al principio y cuando se lo he puesto ya era demasiado tarde. 



Observaciones:

Servidlas tibias. Están mucho mejor.




domingo, 9 de abril de 2017

Pan de tomate y albahaca de Le Cordon Bleu

De mi "excursión" el pasado sábado a la Escuela de Gastronomía Le Cordon Blue de Madrid me traje una caja llena de "delicatessen", un libro fantástico de recetas titulado "Alta cocina en tu mesa" y además, y lo más importante, que conocí a personas encantadoras. De las recetas del libro, he elegido este pan de tomate y albahaca que ha causado sensación en casa. Ya lo he cocinado dos veces en seis días.



Ingredientes:

Principales:
  • 250 gramos de mermelada de tomate
  • 150 gramos de harina de fuerza
  • 150 gramos de harina floja
  • 30 gramos de mantequilla
  • 10 gramos de azúcar
  • 10 gramos de levadura fresca
  • 6 gramos de sal
Mermelada de tomate:
  • 500 gramos de tomates concassés (picados grosso modo)
  • 100 gramos de cebolla laminada (émincer)
  • 20 gramos de azúcar
  • 10 gramos de jengibre rallado
  • Un diente de ajo
  • 1/2 guindilla
  • 4 ramas de albahaca
  • 1/4 de manojo de cilantro
  • Semillas de comino
  • 15 gramos de aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Preparación:

La mermelada de tomate es mejor que la preparéis el día anterior.
Para elaborarla, calentáis agua en una cazuela, cortáis el pedúnculo de cada tomate, les hacéis una cruz y los escaldáis unos segundos. Una vez escaldados, los peláis, retiráis las pepitas y los cortáis en trozos.
Echáis el aceite en una sartén, añadís la cebolla para que se cueza, pero sin que se dore, e incorporáis el ajo en puré y los tomates. Luego agregáis el jengibre, las semillas de comino, el azúcar, la media guindilla, sal y pimienta.
Reserváis las hojas de la albahaca y el cilantro y con las ramas hacéis un ramillete y las echáis a la sartén. La tapáis y cocéis a fuego suave durante 30 minutos aproximadamente. 
Retiráis del fuego la sartén, dejáis enfriar la mermelada y le agregáis las hojas de cilantro y albahaca.
Al día siguiente, añadís todos los ingredientes principales al bol de la amasadora y trabajáis la masa durante cuatro minutos a velocidad lenta y 10 minutos a velocidad media.
Boleáis la masa, la ponéis de nuevo en un bol y la tapáis con papel film. La tenéis que dejar fermentar unos 75 minutos a unos 24 grados. 
Pasado este tiempo, la boleáis de nuevo para quitarle gases y la dejáis reposar 10 minutos más.
Después, la ponéis en un molde engrasado (tiene que cubrir las 3/4 partes del molde y engrasáis también la tapa.
Tapáis el molde y dejáis fermentar una segunda vez durante 90 minutos.
Precalentáis el horno a 200 grados y cocináis el pan durante 25 minutos.
Sacáis rápidamente el pan de molde y lo dejáis enfriar sobre una rejilla.




Observaciones:

IMPORTANTE: Si no tenéis ningún robot que amase, se puede hacer igualmente. Lo único es que amasar a mano es un poco más pesado pero a mí, por ejemplo, me encanta hacerlo.

Este pan, con unas lonchitas de jamón serrano por encima, es una locura. 

La cocina huele de maravilla.

Como dice el presidente de Le Cordon Bleu Internacional, André Cointreau: "La experiencia de acercarse a la alta cocina por primera vez es apasionante". 

Os animo a que lo intentéis. No sé cómo quedará con mermelada comprada, pero si hacerla es lo que os da pereza, probadlo y me contáis el resultado.