domingo, 22 de abril de 2018

Alubias canela con chorizo

Es un tesoro tener buenísimos amigos que te quieren y, si además te llenan la despensa de legumbres para que no te falten alubias, lentejas, garbanzos y, por supuesto, chorizo riojano, eso ya es de sobresaliente. Estas alubias canela van dedicadas a José Ramón y Elena con mucha pena de que no estén más cerca y puedan probarlas. Pero quedan pendientes. ¡Eskerrik asko, mi vasca preferida!



Ingredientes:

  • 250 gramos de alubias canela
  • Media cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • Un pimiento italiano pequeño
  • Un chorizo asturiano o riojano
  • Una hoja de laurel
  • Una cucharada de pimientón dulce ahumado
  • Aceite de oliva
  • Sal


Preparación:

La noche anterior tenéis que poner a remojo las alubias.¡Que no se os olvide! 
Yo las he cocinado en la olla rápida.
Escurrís las alubias, las metéis en la olla con la cebolla y los ajos picados, el pimiento, la hoja de laurel, el chorizo, el pimentón, un buen chorro de aceite y la sal. Las cubrís de agua –tienen que sobrepasarlas un dedo– cerráis las olla y la ponéis al fuego. A partir de que suban los anillos, contáis unos 8 minutos, la retiráis del fuego para que se enfríe y poder abrirla. La volvéis a poner en el fuego, muy lento, destapada para que reduzca el caldo otra media hora. Si se reduce mucho podéis añadirle agua fría, pero poco a poco.
La cantidad de caldo depende de los que os guste a cada uno.

Observaciones:

¡Huelen y saben de maravilla!

Si tenéis prisa, podéis cocerlas en la olla rápida, sin destaparla, 18 minutos en total. Pero tendréis que probarlas para comprobar que están en su punto. Cada olla rápida es un mundo, pasa igual con los hornos.




domingo, 15 de abril de 2018

Soufflé helado de fresones

La verdad es que me apetecía hacer este soufflé helado de fresones y además hoy ha amanecido un día estupendo, porque mira que llevamos una primavera que no lo parece. Con cuatro ingredientes, podéis hacer un postre fantástico y de lo más vistoso. Y sobre todo a partir de ahora, que ya empiezan a llegar unos fresones muy dulces.


Ingredientes:
  • 800 gramos de fresones
  • 4 huevos
  • 150 gramos de azúcar
  • 300 gramos de nata para montar
Preparación:

Laváis los fresones, los escurrís muy bien, les quitáis los rabitos y los trituráis en la batidora. Coláis el puré de fresones para que no les queden granillos.
Por otra parte, batís las yemas de huevo con la mitad del azúcar hasta que queden espumosas.
Añadís a las yemas el puré de fresones y lo mezcláis muy bien.
Ahora montáis la nata. Para ello, metéis el bol en el congelador y la nata en el frigorífico para que ambos estén bien fríos. Se montará enseguida.
Añadís la nata a la mezcla de fresones y, por último, las claras batidas a punto de nieve con el resto del azúcar, y las incorporáis con cuidado para que no se bajen.
Ponéis la mezcla en un molde y lo metéis en el congelador hasta que esté cuajada. 


Observaciones:

Podéis hacer el soufflé en moldes individuales

jueves, 5 de abril de 2018

Crema de pochas y bacalao

Llega el mes de abril y con él el reto Cooking the Chef dedicado al gran Pedro Subijana. Qué cantidad de recetas habría cocinado de este cocinero, pero como había que elegir una, me decidí por esta crema de pochas con bacalao que, como era de esperar, nos ha gustado muchísimo.


Ingredientes:

Para la crema de pochas:

  • 500 gramos de pochas
  • 80 gramos de pimiento verde
  • 50 gramos de zanahoria
  • Un tomate de 60 gramos entero
  • 100 gramos de cebolla
  • 4 cl de nata
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Un diente de ajo
  • Sal
Para el bacalao:

  • 200 gramos de lomo de bacalao fresco
  • Aceite de oliva para confitar (la cantidad suficiente para cubrir el lomo)

Preparación:

Ponéis las pochas con agua que apenas las cubra. Agregáis las verduras, el tomate y el ajo. Cuando inicie el hervor, espumáis tantas veces como sea necesario. Añadís aceite de oliva y sal. Dejáis cocer entre 20 y 30 minutos a fuego suave.
Cuando las pochas estén cocidas, las retiráis del fuego y las dejáis enfriar. Una vez templadas, las coláis y las trituráis agregando un poco de caldo si fuera necesario, hasta obtener la textura deseada. Rectificáis de sal y reserváis.
Introducís el bacalao en el aceite a 70ºC. Lo confitáis entre 8 y 10 minutos. Cuando esté a punto, lo retiráis del aceite y lo desmigáis a modo de lascas.
Calentáis la crema de pochas y, justo en el momento de servir, agregáis la nata templada y mezcláis bien.
Para presentar esta receta, colocáis el bacalao en el centro y la crema alrededor. Lo termináis con un chorrito de aceite virgen extra.



Observaciones:

Las pochas son una variedad de alubia blanca que se consume antes de su madurez. 

En este enlace tenéis todas las recetas made in Subijana

domingo, 25 de marzo de 2018

Pastel de espárragos

Una hora menos, un viento insoportable, más frío. ¡Qué locura! Veremos esta tarde si las palmas de la procesión del Domingo de Ramos no salen por los aires. Esta semana he cocinado un pastel de espárragos que lo podéis dejar listo para meter en el horno mientras ponéis la mesa. 


Ingredientes:
  • Un manojo de espárragos verdes
  • Un paquete de pasta filo
  • 500 gramos de patatas
  • 3 huevos
  • 200 gramos de mantqeuilla
  • 200 gramos de nata
  • 100 gramos de queso Cheddar
  • 100 gramos de queso Emmental
  • sal, pimienta y nuez moscada

Preparación:

Para preparar este pastel, tenéis que empezar por la base de pasta filo. Derretís la mantequilla en el microondas, pintáis con ella las láminas de pasta y las vais poniendo  en el molde, una encima de la otra, hasta que terminéis el paquete. Suelen llevar entre 8 y 10 láminas.
Por otra parte, peláis las patatas, las cocéis durante 15 minutos, las escurrís y las ponéis en un bol. Las chafáis con un tenedor y las mezcláis con los dos quesos troceados, la nata y los huevos batidos. Salpimentáis la mezcla y le añadís media cucharadita de nuez moscada.
La vertéis sobre la pasta filo y le ponéis por encima los espárragos lavados, hervidos dos minutos y secos, y dos cucharadas de mantequilla. Horneáis el pastel durante 20 minutos con el horno a 190 grados precalentado.


Observaciones:

Este pastel admite todas las variaciones que se os ocurran. Podéis cambiar la pasta filo por hojaldre o masa quebrada.

domingo, 18 de marzo de 2018

Habas con langostinos

Con la primavera llamando a la puerta –aunque hoy no lo parezca– os traigo una receta que lleva unas habas tiernísimas, que se hace un abrir y cerrar de ojos y que os puede servir para un primer plato o un aperitivo. 



Ingredientes:

  • 500 gramos de habas peladas
  • Una chistorra
  • 300 gramos de langostinos frescos
  • 2 cebollas tiernas
  • Unas hojas de menta
  • Vinagre de arroz
  • Sal
  • Aceite de oliva



Preparación:

Es una receta sencillísima y rapidísima de preparar. Podéis hacerla con habas congeladas, pero está mucho mejor con habas frescas aprovechando que todavía estamos en temporada, y las que he utilizado estaban muy tiernas.
Peláis las habas y las cocéis en agua hirviendo unos 15 minutos. Las escurrís y las reserváis.
En una sartén con un buen chorro de aceite de oliva sofreís las cebollas picadas y les añadís la chistorra troceada. Dais unas vueltas y añadís las habas. Dejáis unos minutos e incorporáis los langostinos pelados, la menta picada y el chorro de vinagre de arroz. Dais otras vueltas a todo y listo para servir.
Están deliciosas.

Observaciones:

Además de las congeladas, las habas las podéis encontrar en conserva en botes de cristal por si no os apetece pelarlas.






lunes, 5 de marzo de 2018

Helado de maracuyá y malvavisco flameado

Si ya se me pasaban los meses volando, con el reto Cooking the Chef, sin darme cuenta, me planto a velocidad supersónica en el día 5 de cada mes, que es cuando se publican todas las recetas del chef elegido. Y bien, aquí estamos con el danés Claus Meyer y su cocina que triunfa también en Bolivia. He escogido una receta de la carta de su restaurante Gustu (que quiere decir sabor en quechua) de La Paz, que está en la lista de los 50 mejores de Latinoamérica. He leído críticas estupendas de la cocina de Meyer
Una de ellas asegura que es "vibrante, no trabaja con el recetario tradicional y, sin embargo, ofrece la propuesta más boliviana del momento. Muestra la esencia de la despensa del país y pone en valor productos nunca vistos hasta hace poco más de un año en los mercados de La Paz". Espero que os guste el helado de maracuyá y malvavisco flameado.



Ingredientes:
  • 200 gramos de nata
  • 100 gramos de leche
  • 400 gramos de pulpa de maracuyá
  • 100 gramos de azúcar
  • 3 yemas de huevo
  • 100 gramos de malvaviscos pequeños

Preparación:

En cazo ponéis la nata, la leche y el azúcar y, a fuego medio, removéis con una cuchara de madera. Antes de que empiece a hervir, lo retiráis. De esta mezcla cogéis tres cucharadas en un bol pequeño y le añadís las yemas de huevo. Mezcláis bien y las incorporáis al cazo. Ponéis el cazo de nuevo en el fuego y seguís removiendo durante unos cinco o seis minutos. Coláis esta mezcla y, cuando se enfríe, la lleváis al frigorífico. La dejáis durante una hora.
A partir de aquí, si tenéis heladora, sacáis la mezcla del frigo, la ponéis en la heladora junto a la pulpa de maracuyá y la dejáis hasta que se vuelva cremosa con la consistencia de un helado.
Si no tenéis heladora, no hay ningún problema: vertéis la mezcla del cazo con la pulpa de maracuyá en un recipiente de cristal o metálico y lo metéis en el congelador. Lo vais sacando cada hora, durante las tres primeras, y rascáis el helado con un tenedor hasta que obtengáis la consistencia de helado.
Lo servís en los recipientes elegidos, le ponéis por encima los malvaviscos y, con un soplete de cocina, los flameais.



Observaciones:

Al maracuyá también se le conoce como fruta de la pasión, además de otros nombres, y está repleto de vitaminas.

La pulpa de maracuyá tenéis que pasarla por un chino para quitarle las semillas.

Aquí el enlace con todas las recetas made in Meyer.

domingo, 4 de marzo de 2018

Pulpo con fideos

El día ha amanecido nublado, amenazando lluvia y en media hora se ha despejado y luce el sol. ¡Con la falta que hace que llueva! No hace frío pero sí un viento espantoso. A lo que iba, me ha apetecido cocinar este guiso de pulpo con uno que tenía congelado y que cocí ayer. Con unas cuantas verduras, unos mejillones y unos fideos, ha resultado un plato espectacular. 


Ingredientes:
(para 6 personas)
  • Un pulpo de 1,5 kg
  • 500 gramos de fideos del nº 4
  • Un kilo de mejillones
  • Una cucharada de azafrán 
  • Una cebolla tierna
  • 2 dientes de ajo
  • Un pimiento verde italiano
  • 1/2 pimiento rojo
  • 2 zanahorias
  • 2 tomates maduros
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación:

El pulpo lo tendréis que tener congelado. La noche anterior, lo sacáis del congelador y lo dejáis en el frigorífico hasta el día siguiente. Laváis el pulpo, por si tuviera alguna impureza, y lo metéis en una olla con agua hirviendo. Lo sacáis tres veces seguidas para "asustarlo". Después lo dejáis cocer de 30 a 35 minutos.Tenéis que pincharlo con la punta de un cuchillo para comprobar si está en su punto. Si todavía estuviese un poco duro, lo dejáis unos minutos más.
En otra olla, cocéis los mejillones limpios hasta que se abran, les quitáis las conchas y los reserváis.
Mientras se cuece el pulpo, en otra olla o cazuela grande ponéis aceite de oliva y sofréis picados los dientes de ajo, la cebolla y las dos pimientos. Cuando se hayan pochado las verduras, añadís los dos tomates rallados y los dejáis hasta que se evapore el agua que sueltan. Dais unas vueltas más e incorporáis los fideos, el azafrán y caldo de pulpo hasta que quede todo cubierto. Es ahora cuando ponéis la sal. 
Lo dejáis cocer de 10 a 12 minutos, agregáis el pulpo cortado en trozos y los mejillones y lo cocináis otros dos o tres minutos. 

Observaciones:

Si os gusta, podéis ponerle perejil picado por encima cuando esté listo.

Este guiso está incluido en "El gran libro de la cocina gallega".

domingo, 25 de febrero de 2018

Bizcocho de avellanas y chcocolate

Me chiflan las avellanas y, por tanto, todas las recetas que las llevan. Este bizcocho de avellanas y chocolate está delicioso y es un desayuno magnífico para este último domingo de febrero. Es sencillísimo de cocinar y va a inundar vuestra casa de un maravilloso olor.


Ingredientes:

  • 125 gramos de avellanas tostadas sin sal
  • 3 huevos
  • 100 gramos de azúcar moreno
  • 100 gramos de azúcar blanco
  • 100 gramos de mantequilla
  • Un yogur blanco
  • 250 gramos de harina
  • Un sobre de levadura en polvo
  • Una pizca de sal
  • 125 gramos de chocolate para postres


Preparación:

Lo primero que vais a hacer es triturar las avellanas con el robot que tengáis en casa y, si no tenéis ninguno, las machacáis en un mortero, o dentro de una bolsa les pasáis con fuerza  el rodillo por encima.
Ahora precalentáis el horno a 180 grados.
En un bol grande batís los huevos con el azúcar hasta que la mezcla blanquee y aumente su volumen. Añadís por este orden y mezclando muy bien cada ingrediente: las avellanas trituradas, el yogur blanco, la mantequilla a temperatura ambiente, la harina con la levadura tamizadas y la pizca de sal. Por último, el chocolate picado muy fino.
Echáis la mezcla en el molde que hayáis elegido, que previamente habréis pintado con mantequilla y espolvoreado con un poco de harina o rociado de spray antiadherente, y lo metéis en el horno 30 minutos. Cuando pase el tiempo, comprobáis que está listo con un palillo que, al clavarlo en el bizcocho, tiene que salir limpio.


Observaciones:

Si no encontráis avellanas tostadas, podéis tostarlas vosotros poniéndolas en la bandeja del horno a 180 grados unos 10 o 12 minutos.
Podéis usar pepitas de chocolate, si no tenéis ganas de picar el chocolate.





domingo, 18 de febrero de 2018

Almejas con refrito

Otro día más publico una receta que no tiene ningún misterio, pero cuyo resultado es fantástico. Es facilísima de cocinar y preparaos porque vais a sopar mucho pan en un caldo sabroso. Unas almejas con refrito para el aperitivo de este domingo cubierto de nubes en Cartagena.


Ingredientes:
(para cuatro personas)

  • 1,5 kg de almejas
  • 3 dientes de ajo
  • 2 guindillas pequeñas
  • Aceite de oliva
  • Vinagre de sidra
  • Cebollino


Preparación:

Laváis las almejas en abundante agua para limpiarlas muy bien, por si tienen impurezas o arena. Las dejáis en un bol con agua y un puñado de sal mientras preparáis el sofrito.
En una cazuela con tres cucharadas generosas de aceite, sofreís tres dientes de ajo laminados y dos guindillas y añadís las almejas escurridas y secas antes de que los ajos se doren. Salteáis las almejas a fuego fuerte hasta que se empiecen a abrir y, conforme lo hagan, las vais pasando a una fuente. Cuando se hayan abierto todas, y estén en la fuente, vertéis dos cucharadas de vinagre de sidra y lo dejáis que reduzca unos instantes en el fuego.
Fuera del fuego añadís el cebollino picado y dais unas vueltas para que el refrito quede ligado. Probáis, por si le falta sal, y vertéis el caldo por encima de las almejas.

Observaciones:

Podéis cambiar el cebollino por perejil. Y las almejas por berberechos.

Con estas almejas, su caldo y unos espaguetis tenéis un primer plato de lujo.






domingo, 11 de febrero de 2018

Pastel de berenjenas y langostinos

Con los carnavales despidiéndose y la Cuaresma a la vuelta de la esquina me doy cuenta de lo rápido que pasan los días. No hemos terminado aún con los restos de turrones y ya asoman torrijas y buñuelos. Pues entre unas y otros vamos a dar buena cuenta de este fantástico pastel de berenjenas y langostinos que además lleva puerros, zanahorias, calabacines y albahaca. 


Ingredientes:
  • 2 berenjenas
  • Un calabacín
  • Una zanahoria
  • Un puerro
  • Un diente de ajo
  • Una cebolla pequeña
  • 250 gramos de langostinos frescos
  • Nata
  • 3 huevos
  • Albahaca fresca
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra
Salsa
  • 2 tomates grandes y maduros
  • Un diente de ajo
  • 8 cucharadas de aceite de oliva
  • Una cucharada de azúcar
  • Sal
  • Pimienta 
  • Unas hojas de albahaca

Preparación:

Laváis las berenjenas, las secáis las cortáis en rodajas horizontales, las saláis y esperáis un rato para que suelten el amargor. Las ponéis en una bandeja de horno con un chorro de aceite por encima y las asáis con el el horno precalentado a 200 grados unos 10 minutos. Se tienen que hacer un poco pero sin llegar a tostarse, porque luego van a estar cocinándose otros 40 minutos.
Mientras, en una sartén sofréis el ajo y la cebolla picados y, cuando estén listos, añadís el calabacín y la zanahoria a cuadrados y la parte blanca del puerro a rodajas. Sazonáis con sal y también con pimienta y le añadís varias hojas de albahaca picadas. En unos 20 minutos estará listo.
Aparte, en una sartén salteáis un minuto los langostinos pelados (podéis guardar las cabezas y las cáscaras para hacer un caldo). Los reserváis.
En un molde de plumcake engrasado ponéis una capa de berenjenas, otra del sofrito de verduras y otra de los langostinos troceados. Así hasta que acabéis con todos los ingredientes. Batís los huevos con la nata líquida, los sazonáis y lo vertéis en el molde. Lo tapáis con papel de aluminio y lo cocéis en el horno al baño María unos 40 minutos. Cuando hayan pasado 30, lo destapáis y lo dejáis cocer así lo 10 minutos restantes.
Pasado el tiempo, lo sacáis del horno y esperáis a que se enfríe antes de cortarlo en rodajas y servirlo con la salsa.
Para hacer la salsa, peláis los tomates, los partís en trozos medianos y los salteáis en una sartén con el ajo, la sal, el azúcar y la albahaca hasta que se evapore el agua de los tomates. Después, añadís poco a poco el aceite. 
Por último, freís en un poco de aceite unas hojas de albahaca, las escurrís en papel absorbente y las servís de adorno con la salsa de tomate.



Observaciones:

Este pastel lo podéis hacer en el microondas. Estará listo en unos 10 minutos, dependiendo de la potencia.

Las rodajas de berenjena podéis freirlas en lugar de asarlas en el horno. Si optáis por esta opción escurrirlas en papel absorbente para quitarles el exceso de aceite.

Esta receta, histórica en mi caja, creo que es de un suplemento de El País, pero no estoy segura porque es un recorte.



lunes, 5 de febrero de 2018

Fresas en 3D

Este mes, gracias al reto Cooking the Chef y al pastelero Christian Escribá, hemos jugado a ser Peter Pan y Campanilla con recetas de pastelería para niños y no tan niños. Con Escribá me ha pasado lo mismo que con Donna Hay: tenía tanto donde elegir, que al final he cocinado una receta escogida al azar: mamá dime un número del 1 al 233. Y dije el 99, que son estas fresas en 3 dimensiones que, además de riquísimas, tienen una presentación "monísima". El verano pasado en Barcelona di buena cuenta de varios de los pasteles de Escribá, entre ellos, un cruasán de mantequilla que estaba de muerte.
Aquí tenéis el enlace con todas las recetas ricas de Escribá.



Ingredientes:
  • Un sobre de cuajada en polvo (12 gramos)
  • 100 ml de leche
  • 220 gramos de fresas
  • 200 gramos de queso crema
  • 200 mil de nata líquida
  • 50 gramos de azúcar
  • 80 gramos de mermelada de fresa


Preparación:

Mezcláis en un vaso el sobre de cuajada y la leche.
Reserváis tres fresas para la decoración, limpiáis las demás, le quitáis las hojas verdes y las trituráis con la batidora, hasta  lograr una textura de puré. Apartáis un poco de este puré para la decoración.
Al resto del puré de fresas le añadís la nata, el queso crema y seguís triturando hasta mezclarlo todo muy bien.
Incorporáis el azúcar y vertéis la crema resultante en un cazo y la ponéis a calentar.
Cuando esté caliente, agregáis la mezcla de cuajada y leche y, cuando empiece a hervir, retiráis el cazo del fuego.
En el fondo de los vasos que hayáis elegido para presentar este postre, ponéis un poco de mermelada. Cortáis las fresas reservadas en láminas y las colocáis pegadas por la parte plana en el interior de los vasitos. Vertéis la mezcla caliente en cada vasito. Añadís una cucharada del puré de fresas reservado y finalizáis con una rodaja más de fresa encima.
Enfriáis los vasitos en la nevera unos 20 minutos antes de servirlos.

Observaciones:

Estos vasitos se conservan perfectamente con tapas termosellables. Las mías las compro en la tienda on-line de La repostería de Miguel al igual que los vasitos para yogur.





domingo, 28 de enero de 2018

Bizcocho de mandarinas

Con tantas veces que lo he cocinado y no había publicado todavía en el blog este bizcocho con mandarinas. En esta ocasión, lleva unas deliciosas mandarinas del campo de Alhama de mis primos Mari Carmen y Juan Ángel. Están tan dulces que parecen caramelos.



Ingredientes:
  • 4 mandarinas que tengan mucho jugo
  • 200 gramos de azúcar moreno
  • 3 huevos
  • 150 gramos de harina de trigo
  • 100 gramos de harina de almendras
  • 100 gramos de mantequilla
  • Un yogurt natural
  • Un sobre de levadura
  • Una pizca de sal
Preparación:

Exprimís el jugo de 3 de las mandarinas. La otra la partís en trozos pequeños, la ponéis en el vaso de la batidora y la trituráis hasta que se quede hecha un puré. 
Precalentáis el horno a 180 grados.
En un bol grande ponéis los huevos y los batís con las varillas, añadís el azúcar y seguís batiendo hasta que se integre con los huevos. Añadís seguidamente el zumo y el puré de las mandarinas y seguís mezclando. Y a continuación, la mantequilla a punto de pomada, el yogur, la harina de almendra y la harina de trigo tamizada junto a la levadura y la pizca de sal. Batís hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados.
Pasáis la mezcla al molde que hayáis elegido, al que habréis puesto spray antiadherente, y lo metéis en el horno, con la rejilla en el centro, y con calor arriba y abajo, unos 35 minutos. 
Comprobad si está listo introduciendo un palillo o brocheta en el centro.



Observaciones:

Podéis cambiar las mandarinas por un naranja que también tendréis que cortar en trozos pequeños para poder triturarla bien, si no tenéis un robot tipo Thermomix.

domingo, 21 de enero de 2018

Ensalada de dátiles, rábanos y almendras

Ayer, en cuanto me enteré de que se murió Paul Bocuse, me acordé del mes en el que Cooking the Chef dedic su reto al chef francés. ¡Qué maravilla de recetas! En el blog tengo publicadas esta sopa con costra y estos langostinos, que están deliciosos por si queréis echarles una ojeada.
Por otra parte, pensando en la receta que iba a preparar esta semana, y teniendo en cuenta que todavía no me he desenganchado de tanto dulce navideño, voy directamente a haceros una ensalada.


Ingredientes:
  • 3 cogollos de lechuga de Tudela
  • Una bolsa de rabanitos
  • Un puñado de dátiles secos sin hueso
  • Un puñado de almendras con piel
  • Unas ramas de eneldo fresco
Aliño:
  • Aceite de oliva
  • Vinagre de sidra
  • Una pizca de sal y pimienta

Preparación:

Ponéis las almendras a remojo unos 10 minutos. Laváis las hojas de los cogollos de lechuga y los escurrís muy bien. Laváis los rabanitos y les dejáis la piel. Los partís en trozos.
En la fuente en la que vayáis a servir la ensalada, ponéis las hojas de lechuga en el fondo, y por encima repartís los dátiles partidos por la mitad, los rabanitos, las almendras escurridas y el eneldo. 
La aliñáis con los ingredientes, batidos previamente con varillas o un tenedor, a la hora de tomarla.

Observaciones:

Los Reyes Magos me han dejado en casa de mi 'compa' Miguel una nueva tabla para el atrezzo del blog –muchísimas gracias, manitas– y en casa de mi cuñada Katy la fuente de Marruecos que es una preciosidad. Catalina: ¡eres un cielo!




viernes, 5 de enero de 2018

"Zucchini, ricotta, pistachio and chia cake" de Donna Hay

Lo primerísimo de todo es desearos a todos un magnífico año 2018 y qué mejor manera de empezarlo que participando en el reto Cooking the Chef. Con los Reyes Magos llamando a la puerta, esta noche les voy a dejar en el balcón un gran trozo de este bizcocho de la cocinera elegida, la australiana Donna Hay. Lleva, entre otros ingredientes, calabacines, queso ricotta, pistachos y semillas de chía.



Ingredientes:
  • 4 huevos 
  • 90 gramos de azúcar moreno
  • 300 gramos de calabacín
  • 150 gramos de harina de alforfón
  • 120 gramos de harina de almendras
  • 250 gramos de queso ricotta
  • 60 gramos de aceite de girasol
  • Una cucharada de corteza de naranja rallada
  • 2 cucharadas de semillas de chía blanca
  • Una cucharada de extracto de vainilla
  • Una cucharada de levadura
  • 45 gramos de pistachos pelados y picados
  • 90 gramos de miel

Preparación:

Precalentáis el horno a 160 grados. Ponéis los huevos y el azúcar en un bol grande y los batís durante 8 minutos, preferiblemente con batidora eléctrica, hasta que triplique su volumen. Cuando esté lista esta mezcla, le añadís los calabacines rallados, las dos clases de harina tamizada, el queso, el aceite, la corteza de naranja, las semillas de chía, el extracto de vainilla y la levadura y seguís batiendo hasta que se integren todos los ingredientes.
Vertéis la mezcla en un molde engrasado y lo lleváis al horno entre 60 y 65 minutos.  Para comprobar que esté listo, lo pincháis con un palillo o brocheta. Si sale limpio, es que está en su punto. Lo sacáis del horno y lo desmoldáis pasados 10 minutos y dejáis que se enfríe en una rejilla.
Cuando vayáis a servirlo, le echáis la miel por encima y, a continuación, los pistachos.

Observaciones:

La harina de alforfón se conoce también como harina de trigo sarraceno.

En este enlace están todas las recetas elegidas de Donna Hay.


domingo, 31 de diciembre de 2017

Alajú

Con esta receta tan deliciosa como llena de calorías acabo mi menú navideño 2017. Lo empecé con unas copas con salmón, seguidas de unas doradas con setas y calabaza y de un lomo con salsa de caramelo. El broche final lo pongo con un dulce que hacían en mi familia manchega y que también es típico de Moratalla, un pueblo del Noroeste de Murcia, y en varias provincias de Castilla-La Mancha. Se llama alajú, que viene de la palabra árabe al-hasú, que significa relleno.



Ingredientes:
  • 250 gramos de miel
  • 150 gramos de nueces
  • 125 gramos de pan rallado
  • Una cucharada de agua de flor de azahar
  • Obleas

Preparación:

Ponéis la miel en un cazo y la fundís a fuego lento. Le añadís las nueces picadas y el pan rallado y lo removéis hasta que obtengáis una masa uniforme. Lo apartáis del fuego y, cuando se enfríe un poco, le añadís la cucharada de agua de azahar.
Colocáis una oblea en la encimera, le extendéis la masa de miel de manera que quede igualada por todas partes y la cubrís con otra oblea.
Cuando se enfríe la cortáis con la forma que más os apetezca.



Observaciones:

Con miel de romero o de acacia tiene un sabor especial pero podéis utilizar la que tengáis en casa.

También se puede hacer con almendras o con piñones.

domingo, 24 de diciembre de 2017

Lomo con salsa de caramelo

Ahora sí que estamos en Navidad y os deseo unos días felices rodeados de las personas que más queréis y, si no es posible, pues también os deseo lo mejor. Domingo 24 de diciembre, Nochebuena y día que publico receta en el blog. Mi propuesta es, a partes iguales, sencilla y deliciosa, y además económica: lomo de cerdo con salsa de caramelo.



Ingredientes:

  • Una cinta de lomo de 1kg
  • 1/2 kilo de cebollitas francesas
  • 2 naranjas grandes
  • 150 gramos de azúcar
  • 50 gramos de azúcar moreno
  • 25 gramos de harina de maíz
  • 100 gramos de aceite de oliva
  • Sal

Preparación:

Sazonáis el trozo de lomo y lo colocáis en una fuente de horno en la que habréis puesto la mitad del aceite. Lo rodeáis con las cebollitas peladas y enteras. Espolvoreáis con el azúcar moreno y ponéis encima del lomo cuatro rodajas de naranja de modo que lo tapen por completo. Regáis con el resto del aceite.
Metéis la bandeja en el horno a 180 grados durante unos 35 minutos.
En una sartén pequeña ponéis el azúcar y, a fuego lento, dejáis que se haga un caramelo color dorado claro. 
Cuando esté listo el lomo, ponéis el jugo del asado en una sartén, con el zumo de una naranja y la harina de maíz, y removéis constantemente para que no se formen grumos. Si la salsa se queda muy espesa, podéis ponerle un poco de agua. A continuación, y sin dejar de mover, vertéis el caramelo en la salsa. 
Servís el lomo cortado en lonchas regado con la salsa, con las rodajas de naranja de adorno y las cebollas francesas. 



Observaciones:

Esta receta admite cualquier corte de carne de cerdo.
La salsa que sobre podéis servirla en una salsera aparte.